Colombia


Los detalles del asesinato de una mujer que fue dejada en una maleta

El crimen ocurrió en Bucaramanga. Con la ayuda de un conocido la bajó desde un tercer piso y recorrió unas cuatro cuadras hasta dejarla tirada en el anden.

COLPRENSA

16 de enero de 2022 02:55 PM

El desprecio por la vida quedó demostrado en la actuación del homicida, quien no tuvo reparo en amarrarla de pies y manos, acomodarla en una posición fetal para abandonar su cadáver en la vía pública, a unos metros del parque Simón Bolívar.

Antes de eso, envolvió en una cobija aquella silueta desnuda e inerte, que no pesaría más de 56 kilos, para empacarla en una bolsa negra y luego meterla ajustada en una maleta.

Con la ayuda de un conocido, a quien al parecer le dijo que el ‘paquete’ estaba repleto de escombros, la bajó desde un tercer piso y recorrió unas cuatro cuadras hasta dejarla tirada en un andén de la carrera 22 con calle 39, a la luz del día y ante el paso indiferente de los transeúntes el viernes al atardecer.

Todos creyeron que era basura o tal vez reciclaje. Pero horas más tarde, con la caída de la noche que hace deambular a los habitantes de calle, un reciclador habría empezado a escarbar en la maleta, haciendo el triste hallazgo.

La conmoción

Asustado por hallar la muerte, el hombre de camino errante habría empezado a gritar llamando la atención de las personas de la zona – y de las redes sociales – sobre el escabroso crimen.

La Policía no tardó en llegar para acordonar el área, preparando todo para la inspección del cuerpo que realizaron criminalistas del CTI durante varias horas.

Mientras tanto, uniformados de la Sijin se desplegaron cuadras a la redonda, buscando las cámaras de seguridad y los testimonio que pudieran ‘hablar’ sobre el asesino.

Algunos cabos ya se estaban ‘atando’, pero una llamada fue clave para exponer al presunto responsable.

La Policía escuchó la declaración de un hombre que decía había ayudado a cargar la maleta sin tener idea alguna de su macabro contenido y señaló directamente al conocido que le había pedido apoyo.

Residía en un tercer piso de la carrera 22 con calle 35, donde lo detuvieron y además habrían hallado las prendas de vestir y un bolso de la víctima. Con todo en su contra, habría confesado.

Venía del Centenario

Al parecer el hombre de 33 años buscó los servicios de la trabajadora sexual en el Parque Centenario y la llevó al apartamento la madrugada del viernes.

Aún no hay una versión certera; por un lado, se contempla que al tener relaciones con la joven se habrían realizado prácticas sadomasoquistas que se salieron de control, llevando a estrangularla en el acto.

Otra hipótesis indica que al terminar el servicio sexual el sujeto no le habría pagado. Cuando ella comenzó los reclamos, él le habría puesto las manos al cuello.

Todo se definirá durante la investigación. Por lo pronto, ayer se presentaba en audiencia al capturado. Al cierre de esta edición aún no lo procesaban, pero se prevé que esto ocurrirá en las próximas horas.

El capturado

Una versión señala que el hombre acusado del crimen sería expolicía, sacado de la institución en otra ciudad hace cinco años por indisciplina. Al parecer, ahora trabajaba haciendo buñuelos y empanadas. Además, estaba viviendo en un apartamento prestado.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

“Sí hubo violencia de género”

Gina Pineda, coordinadora de Estrategia Datos de Género en la Fundación Mujer y Futuro, explicó que “los hechos son compatibles con feminicidio. Se evidencia instrumentalización sexual de la víctima, desprecio por su cuerpo y vida (...) se le trata como objeto y el abandono de su cadáver en vía pública”.

“Muestra que fue asesinada por ser mujer. Es obligación de las autoridades reconocer la violencia de género e imputar el delito de feminicidio. La violencia feminicida es una emergencia en Santander, en todos los casos debe ser un compromiso su prevención, investigación con enfoque de género y sanción”.

Según Pineda “la solicitud de declarar la emergencia por feminicidios fue elevada ante la Alcaldía de Bucaramanga por la Fundación Mujer y Futuro, en noviembre de 2021, sin que hasta el momento se hubiese recibido respuesta o medidas efectivas para garantizar una vida libre de violencias”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS