Colombia


Los detalles del escándalo de las chuzadas ilegales

El general Nicacio Martínez, comandante del Ejército hasta el 27 de diciembre, rompió su silencio y publicó un comunicado en el que defendió su inocencia y sus acciones al frente del Ejército.

Luego de la tormenta que generó la publicación de la revista Semana del reportaje “Chuzadas sin cuartel”, en el que detalló cómo desde el Ejército se habría interceptado de manera ilegal a políticos, magistrados y periodistas, las reacciones no han parado.

Ayer, el general Nicacio Martínez, comandante del Ejército hasta el 27 de diciembre, rompió su silencio y publicó un comunicado en el que defendió su inocencia y sus acciones al frente del Ejército.

Lea aquí: En marzo, el Congreso buscará respuestas al nuevo escándalo de chuzadas

Martínez aseveró que se trató de “una decisión personal y por razones familiares”, el mismo argumento con el que se anunció su salida. También calificó la información de “tendenciosa”, y dijo sentirse “consternado y adolorido por la vulneración de mis derechos, por el manejo oportunista”.

Carlos Holmes Trujillo, ministro de Defensa, ofreció una rueda de prensa, en la que respaldó la versión de Martínez sobre los motivos por los cuales dejó el Ejército. Trujillo insistió en que “serán las autoridades las encargadas de tomar las decisiones que correspondan en derecho”.

Entretanto, el fiscal general (e), Fabio Espitia, señaló que ya dialogó con Trujillo para recibir los avances de la investigación adelantada por esta cartera sobre las chuzadas realizadas por inteligencia del Ejército. Además, dijo que el caso lo llevará la Fiscalía delegada ante la Corte Suprema y afirmó que la investigación es “contra las personas incursas en conductas irregulares”.

En la tarde de ayer, la Corte Suprema de Justicia publicó un comunicado en el que calificó las chuzadas como una amenaza al Estado de Derecho.

“Estos hechos, de comprobarse, constituyen un atentado contra la independencia judicial”, escribió el presidente del alto tribunal, magistrado Álvaro Fernando García.

Las otras chuzadas

A pesar de los anuncios que prometen investigaciones, las chuzadas no son desconocidas para los colombianos. Desde hace diez años, con el escándalo de las interceptaciones del DAS han ocurrido otros casos de alto nivel.

Lea aquí: Nicacio Martínez insiste en que salió del Ejército “por razones familiares”

En agosto de 2018, la Fiscalía reveló que había capturado a tres miembros de una organización dedicada a interceptar a políticos, empresarios y periodistas. Entre ellos, varios dirigentes del sindicato de trabajadores de Avianca, durante el paro de 2017.

De este caso, precisó Espitia, ha habido solo una condena, la de Luis Carlos Gómez Góngora, quien coordinó la Sala Diamante de la Fiscalía y paga una pena de 8 años de prisión. Aunque dijo que se realizarán nuevas imputaciones, es la única condena en más de año y medio

Similar ocurrió con el escándalo del DAS que estalló en 2009, pero que solo dejó condenas seis años después. En 2015, la Corte Suprema de Justicia sentenció a María del Pilar Hurtado (exdirectora del DAS) y a Bernardo Moreno (exsecretario Administrativo de la Presidencia) a 14 y 8 años de prisión.

En este escándalo incluso entró a terciar el Congreso, en donde se llamará a un debate de control político al ministro de Defensa y a la cúpula de las fuerzas militares.

TEMAS