Colombia


Los efectos del hundimiento de la moción de censura contra Carlos Holmes

Ante el freno a la moción varios opositores, incluyendo a Gustavo Petro e Iván Cepeda, anunciaron una denuncia por prevaricato.

COLPRENSA-EL COLOMBIANO

24 de octubre de 2020 07:05 AM

En Colombia, las discusiones jurídicas –algunas veces– también son políticas. La más reciente prueba de esto es lo ocurrido en la noche del jueves en el Senado, cuando la bancada de Gobierno frenó un debate de moción de censura contra el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, citado por el senador Jorge Robledo por la presencia de tropas militares de EE. UU. en Colombia.

La discusión se realizaría justo después de otro debate, esta vez de control político, contra Trujillo. Sin embargo, faltando unos minutos para que iniciara, 42 senadores, encabezados por Ernesto Macías –del Centro Democrático–, presentaron una proposición para que se cancelara la moción, argumentando que el Consejo de Estado tumbó la prohibición sobre la presencia de tropas extrajeras en el país.

La sesión terminó con la moción hundida y varios opositores, incluyendo a Gustavo Petro e Iván Cepeda, anunciando una denuncia por prevaricato (cuando un servidor público actúa en contra de la ley).

¿Tiene futuro la denuncia?

El abogado Miguel Ángel del Río Malo, después de la plenaria, anunció que él presentará, el próximo lunes, la denuncia en contra de los senadores que permitieron que se hundiera el debate.

Del Río explicó que, en efecto, el argumento del Consejo de Estado tenía sentido. Sin embargo, asegura que “ellos no podían utilizarlo para evitar el debate. Es válido mencionar la decisión del Consejo de Estado, sí, pero no para una proposición que fue inconstitucional”.

Además, aseguró que “la principal responsabilidad la tiene Arturo Char (presidente del Senado), porque él tenía que rechazar la proposición y establecer que ese tipo de votaciones no las prevé la ley”.

Jhon Fernando Tamayo, decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de la U. de Medellín, tiene una postura distinta: “No creo que haya prevaricato, porque hay razones jurídicas para defender la posición de que el Gobierno actuó en derecho”.

Eso sí, advierte que “desde el punto de vista político es una actuación innecesaria, pues el ministro contaba con una fuerza que lo respalda. Se puede entender como un saboteo a instituciones democráticas sanas y necesarias como la moción de censura”.

Los argumentos

El senador Ernesto Macías, en la plenaria, insistió en lo acertado de su actuación. “El fundamento que se aduce en la solicitud carece de objeto. El debate se citó por su actuación (de Carlos Holmes Trujillo) en el caso de las tropas. Lo citaron por algo muy puntual que se quedó sin efecto por la decisión del Consejo de Estado el pasado 15 de octubre”.

En esa misma línea, la senadora Paola Holguín afirmó que “el tema, que ya se ha debatido hasta el cansancio antes en la plenaria y en comisión en el Senado, quedó subsanado por el Consejo de Estado, entonces es un tema sobre el que hay suficiente claridad y que no procede”.

Sin embargo, Armando Benedetti, que se salió de la votación y se sumó a la denuncia por prevaricato, le dijo a este medio que “Arturo Char permitió hacer la moción de censura y después viene y se inventa que en la plenaria se puede revocar que porque el tema ya se había dado. La moción tiene sus trámites y sus requisitos y los violaron”.

Por ahora, y a pesar de los mensajes de este diario, Char no se ha pronunciado.

La discusión sigue servida. Y, mientras tanto, la oposición planea un nuevo debate de moción de censura contra Trujillo.