Colombia


Madre e hija capturadas en Cúcuta por proxenetas

Las investigaciones que llevaban a cabo sobre una red transnacional de trata de personas con fines de explotación sexual, dirigida por dos mujeres que usaban como víctimas a adultas y menores de edad

COLPRENSA

08 de agosto de 2021 12:00 PM

Las investigaciones que llevaban a cabo sobre una red transnacional de trata de personas con fines de explotación sexual, dirigida por dos mujeres que usaban como víctimas a adultas y menores de edad en Cúcuta, dio resultados.

La Policía Internacional (Interpol), con circular roja, llegó directamente desde Bogotá y en conjunto con la Policía Metropolitana de Cúcuta y la Fiscalía hicieron efectiva las órdenes de capturas en contra de las integrantes de una misma familia inmersas presuntamente en estos delitos.

Se trata de Milangela Julieth Durán Silva, alias Mila, de 29 años, y Wendy Mishel Durán Silva, de 27, ambas hermanas e hijas de Omaira Elena Silva Gómez, de 60, la Osa, quienes fueron privadas de la libertad junto a Faysure Yvonne Silva de 42 años (también familiar).

Además Willid Leonardo Chacón Silva, otro de los integrantes de esta familia y Edwin Antonio Ruiz Zapata, fueron arrestados.

Los operativos se llevaron a cabo en el aeropuerto Camilo Daza y en la ciudadela La Libertad.

Aunque la investigación sobre estos hechos es reservada, debido a que aún se están llevando a cabo las audiencias correspondientes, se pudo conocer que a Milangela Julieth y su mamá Omaira Elena, la Interpol las detuvo en el aeropuerto mientras llegaban procedentes de un viaje.

Los detalles conocidos

Milangela Julieth y su otra familiar Faysure Yvonne son señaladas de liderar esta organización criminal que operaba desde la capital nortesantandereana y sacaba con fines sexuales a niñas y mujeres a quienes convencían de falsas promesas y las llevaban a Panamá y Ecuador.

“Las reclutaban mediante engaños, les ofrecían propuestas laborales en hoteles de ambos países a donde supuestamente llegarían como camareras”, dijo una fuente judicial.

Pero, la realidad es que dichas mujeres les adjudicaban a las víctimas deudas millonarias que oscilaban entre los 3.000 y 3.500 dólares, haciéndoles casi imposibles de pagar.

“Una vez las tenían entre sus manos por la deuda las explotaban sexualmente por pagos de 250 a 700 dólares”, precisó una fuente.

Las capturadas además serán procesadas por concierto para delinquir.

Entre el material probatorio están videos y las denuncias de cuatro menores de edad que fueron víctimas y dos adultas. Cabe mencionar que el número de víctimas sería mayor, sin embargo, solo algunas se atrevieron a denunciar. Entre las afectadas hay colombianas y venezolanas.

Ayer, al cierre de esta edición, seguían las audiencias correspondientes donde definían si las enviaban o no a la cárcel. Las autoridades no descartan más capturas relacionadas con esta red.

Cifras alarmantes

En los últimos dos años, la trata de personas en Norte de Santander ha aumentado de manera preocupante: entre 2019 y 2020, los casos aumentaron un 267%, al pasar de 3 a 11 víctimas explotadas, tanto de trata interna (4) como de trata externa (7), según el informe de Border Lab (laboratorio de Innovación Social de La Opinión) sobre el delito de trata de personas en el departamento.

Esta estadística lo ubica como el primer departamento de destino del país con mayor explotación de personas durante 2020, pues fue el que registró más casos, por encima de Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca y Risaralda.

Pero, las cifras son más preocupantes en la capital nortesantandereana en donde según el Grupo de Lucha contra la Trata de Personas del Ministerio del Interior en 2020 respecto a 2019, se encontró un aumento de las víctimas de trata interna que tienen a Cúcuta como ciudad de origen, con cuatro casos, superando incluso a Bogotá que registró tres. Esto significa que Cúcuta fue, en 2020, la primera ciudad del país donde se captó el mayor número de víctimas para la trata de personas interna, es decir, explotadas dentro de Colombia.

  NOTICIAS RECOMENDADAS