Colombia


Migración Colombia expulsa a venezolano acusado de espiar unidades militares

Migración Colombia le prohibió el ingreso al país por un periodo de diez años, a menos que tenga una visa expedida por la Cancillería colombiana.

EFE

12 de junio de 2020 01:24 AM

El Gobierno colombiano expulsó este jueves al ciudadano venezolano Gerardo José Rojas Castillo, detenido ayer por el Ejército acusado de pertenecer a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y de espiar unidades militares de Colombia.

La expulsión la ordenó Migración Colombia, que además le prohibió el ingreso al país por un periodo de diez años, a menos que tenga una visa expedida por la Cancillería colombiana.

“El ciudadano extranjero fue expulsado de manera discrecional por la autoridad migratoria colombiana, con base en un informe entregado por el Ejército Nacional”, afirmó la entidad en un comunicado.

Migración tomó la decisión basada en una información de inteligencia militar que asegura que Rojas Castillo, perteneciente a la Fuerza Armada de Venezuela, “estaría adelantando actividades no autorizadas, las cuales podrían poner en riesgo la seguridad nacional”.

Tras ser detenido por el Ejército en una carretera entre la ciudad de Valledupar y el departamento de La Guajira, limítrofe con Venezuela, Rojas Castillo fue dejado a disposición de Migración Colombia, autoridad que este jueves lo condujo hasta el caserío limítrofe de Paraguachón (La Guajira) para hacer efectiva la medida de expulsión.

ACUSADO DE ESPIONAJE

La detención de Rojas ocurrió en un puesto de control instalado en un punto llamado La Ye de Corazones, luego de que el Ejército constatara que ingresó al país en “calidad de refugiado” para espiar unidades militares, especialmente en los departamentos de La Guajira y Cesar, cuya capital es Valledupar.

Según la información, Rojas fingía ser el dueño de un puesto de venta de jugos frente a instalaciones militares del Ejército “y posteriormente logró ingresar a una empresa de Transportes de Valledupar como vigilante de seguridad”.

Con ese trabajo, “el hombre podía observar de forma permanente los movimientos externos del cantón militar de la Décima Brigada Blindada”, describió un comunicado del Ejército.

La institución también pudo confirmar que Rojas cuenta con capacitación militar de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DIGECIN), como cursos de cazador, de Fuerzas Especiales o Caribe, de paracaidista, de mando y conducción, y de infiltración.

En su detención intervinieron soldados de la Décima Brigada Blindada en coordinación con funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores y de Migración Colombia.