Colombia


Muere niño indígena en el Parque Nacional de Bogotá por falta de atención

Según versiones, el menor falleció por problemas respiratorios ocasionados por las pésimas condiciones en que vivía.

COLPRENSA

28 de noviembre de 2021 05:32 PM

Un niño indígena de tan solo un año de edad falleció en las últimas horas en Bogotá, al parecer por falta de atención. Este menor hacía parte de la comunidad indígena que está asentada en el Parque Nacional hace varias semanas.

Según versión entregada a Colprensa por parte de la comunidad, este niño tenía un problema respiratorio debido a las pésimas condiciones en las que viven. Duermen sobre un pedazo de plástico que no los protege del inclemente frío bogotano y lo único que comen es producto de donaciones.

El menor falleció en un hospital cercano luego de ser llevado sin signos vitales.

La indignación es mayor para sus familiares y para los habitantes de esta comunidad que se encuentra en este lugar, pues el pasado 8 de noviembre habían emitido una alerta temprana sobre las condiciones en las que viven, y en especial sobre la grave situación en la que se encuentran los niños, y nadie hizo nada.

“Entre las afecciones identificadas encontramos las siguientes: amenaza de parto prematuro, amenaza de aborto, neumonía crónica, escabiosis, escabiósises contagiosas, dianas, lesiones de piel graves, deshidratación total, fiebre generalizada, infecciones respiratorias, diarrea y desnutrición”, dice la alerta temprana.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

“Nosotros no queremos más que fallezcan los niños, estamos muy preocupados, el Gobierno no está cumpliendo, está discriminando nuestros derechos que estamos exigiendo”, dijo uno de los líderes a esta agencia.

Tras la muerte del menor sus padres le contaron a Colprensa que se encuentran preocupados pues no tienen dinero para enterrar a su hijo.

RESPUESTA DEL DISTRITO

Ante esta muerte el Distrito se pronunció y dijo que lamenta profundamente la pérdida. Agregó que hace cinco semanas se propuso realizar el traslado de esta población a la sede de La Florida, ubicada a las afueras de la ciudad, la cual cuenta con baterías sanitarias, así como con las condiciones higiénicas y de infraestructura necesarias para permanecer y pernoctar de manera más adecuada.

Agrega el Distrito que esperan una posición más propositiva y de conciliación por parte de la Defensoría del Pueblo y la Unidad para las Víctimas, así como de las autoridades de la comunidad Embera, para lograr la reubicación de estas personas e hicieron un llamado a aceptar esta solución.

“Las entidades distritales encargadas están buscando soluciones para mejorar la situación de estas personas de la comunidad indígena Embera en su estancia en la ciudad; sin embargo, se requiere de la voluntad de las partes para que acepten este tipo de propuestas y se pueda evitar este tipo de situaciones tan dolorosas”, concluyó el distrito.

  NOTICIAS RECOMENDADAS