Colombia


Nicolás Guerrero, el joven asesinado en medio de las protestas en Cali

Testigos denuncian que la fuerza pública les disparó. El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, reveló que Guerrero, de 21 años de edad, era familiar suyo.

COLPRENSA

03 de mayo de 2021 09:45 AM

Nicolás Guerrero, el joven que fue asesinado en medio de los enfrentamientos que se dieron en la noche del domingo y madrugada de hoy en el sector de la 14 de Calima, en el norte de Cali, falleció tras recibir un impacto de bala en la cabeza.

Así lo dio a conocer el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, en la mañana de este lunes. El mandatario reveló además que Guerrero, de 21 años de edad, era familiar suyo.

“Nicolás es hijo de mi primo. Es un muchacho de Floralia, un muchacho bien, salió en la madrugada y tuvo una herida por arma de fuego en la cabeza”, declaró Ospina.

Posteriormente, añadió en entrevista con 90 Minutos que Guerrero era un “artista, inquieto” y pidió a la ciudadanía “que nos ayuden a desestimular esta espiral de muerte, a que nos ayuden a reducir las presiones de los ‘halcones de la muerte’, a que nos ayuden a encontrar salidas”.

El fallecimiento del joven se dio hacia las 12:00 a.m. de este lunes, mientras se registraban enfrentamientos entre un grupo de manifestantes que estaba en el sitio y unidades del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad.

La situación quedó registrada en una transmisión en vivo realizada por un usuario de Instagram, en la que se evidencia el momento en el que un grupo de manifestantes intenta auxiliarlo, en medio del desespero y el pánico que se vivía en el sitio.

Según los reportes de testigos, el joven alcanzó a ser trasladado con vida del lugar en un vehículo particular, pero falleció en el camino a un centro asistencial.

La Fiscalía y la Procuraduría General de la Nación se encuentran investigando cuál fue la procedencia de la bala y si, como denuncian algunos manifestantes, hubo uso de armas de fuego contra civiles desarmados por parte de la fuerza pública.

El alcalde Ospina aseguró, por su parte, que en ninguno de los Puestos de Mando Unificado, PMU, se ha autorizado la utilización de armas de fuego en el marco de las protestas.

“Jamás se me ocurriría incentivar que se utilice arma de fuego, de cualquier calibre, contra personas inermes”, afirmó.

Y añadió: “condeno radical y absolutamente que se hayan utilizado armas de fuego, condeno completamente que algunos ‘halcones de la muerte’ quieran utilizar a Cali como teatro de operaciones, como escenario de confrontación armada”.

El mandatario adelantó desde las 5:00 a.m. de este lunes una marcha desde el oriente hasta el centro de la ciudad, con el fin de rechazar los actos violentos, avanzar en la recuperación de la capital del Valle y en honor a la memoria de Nicolás Guerrero y Jeison Angulo, los jóvenes que perdieron la vida en medio de las manifestaciones de este domingo.

“Necesitamos sumar todos para superar esta crisis, tenemos que construir canales apropiados para encontrar soluciones y tenemos que adelantar y hacer todos los esfuerzos posibles por recuperar lo perdido”, indicó.

Adelantó además que tiene planeado volver a marchar este martes, esta vez desde el norte de la ciudad, y seguirá haciéndolo “hasta que podamos desescalar cualquier posibilidad violenta”.