Colombia


Obispo de Quibdó, Chocó, pidió grupos ilegales cesar hostigamientos

Un cese multilateral por parte de las estructuras ilegales armadas, es lo que pide la iglesia católica en esta época de cuarentena por cuenta del COVID-19.

Monseñor Juan Carlos Barreto adscrito a la Arquideocesis de Quibdó, Chocó, hizo un llamado a los grupos al margen de la ley para que los actos violentos cesen en el territorio nacional.

“A pesar del avance de la pandemia del Coronavirus en Colombia y la insistencia para que guardemos la distancia por la cuarentena, en algunas regiones del país, el conflicto armado se acentúa. Desde la arquideocesis de Quibdó, Chocó, los indígenas, las comunidades afrocolombianas y campesinos de Colombia hacemos un llamado a los grupos armados que hagan un cese multilateral al fuego”, dijo.

El obispo señaló que la situación de Bojayá, Bahía Solano, Alto Baudó, Juradó y otros municipios del Chocó, sumado a lugares en el Cauca, Nariño, Putumayo y el Catatumbo, entre otros, es totalmente insoportable.

“Los armados deben parar la guerra, ya no sabemos cómo decirles, pero no nos cansaremos de hacerlo. Los invitamos a cuidarse a reflexionar y a convertirse”, argumentó.

El miembro de la iglesia católica hizo un llamado al Estado colombiano con el fin que de actúen de forma adecuada y eficaz, frente a la problemática que deja el conflicto armado.

TEMAS