Colombia


Petro vs. Uribe: una lucha de poderes repetitiva en la política colombiana

Un nuevo enfrentamiento se vivió esta semana entre el expresidente y líder natural del Centro Democrático y el excandidato presidencial y figura visible de la izquierda en Colombia.

COLPRENSA

17 de junio de 2020 10:20 PM

Los enfrentamientos entre los senadores Álvaro Uribe Vélez y Gustavo Petro no son nuevos en la política colombiana, sin embargo, ambos parecen haber subido el nivel de confrontación en un momento en el que el país atraviesa por la mayor crisis de salud y económica en la historia reciente.

Así como los enfrentamientos no son nuevos entre ambos líderes, el tema que los produce tampoco: el narcotráfico. Y es que este flagelo ha vuelto a ocupar los principales temas de interés de los ciudadanos, debido a la reciente revelación de que el hermano de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez estuvo preso en Estados Unidos por este delito hace más de 20 años. A la funcionaria se le recrimina el hecho de haber ocultado esta información en todos los cargos públicos que ha ocupado.

Uno de los más vehementes en reaccionar a la noticia fue el senador de la Colombia Humana Gustavo Petro, quien llegó a pedir su renuncia, argumentando falta de transparencia por no comunicar que, incluso, fue ella misma la que pagó la fianza para salir libre. El líder de la oposición hizo una seguidilla de trinos en los que recordaba los supuestos vínculos entre el narcotráfico y el poder.

En la más reciente sesión del Senado, el expresidente Uribe sostuvo que Petro se reunió, en al menos tres ocasiones, con el jefe paramilitar Carlos Castaño y en una oportunidad con alias ‘Don Berna’. También señaló que le había ofrecido asilo en Venezuela a Salvatore Mancuso.

Para el analista político Mauricio Jaramillo, lo que está haciendo Petro es sacar ventaja del escándalo que ha generado todo lo relacionado con la condena del hermano de la vicepresidenta, para ratificar su postura política e insistir en que Colombia ha tenido una turbia relación entre poder y narcotráfico. Para esto recrimina que los expresidentes con los que ha trabajado Ramírez sabían del hecho.

Jaramillo agrega que esta confrontación se nutre de que en Colombia la mayoría de dirigentes políticos tienen trayectorias oscuras, no necesariamente porque hayan cometido delitos, sino por sus relaciones, como en el caso de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, que fue su hermano quien estuvo involucrado en delitos relacionados con el narcotráfico.

“El discurso de Petro está construido sobre ese discurso antiestablecimiento. En la medida en que cuatro expresidentes de ideologías opuestas salgan a respaldar una figura por razones distintas, lo que uno puede ver es que en eses sentido favorece a Petro y se entiende que él lo aproveche”, agrega.

Es en este sentido, la agitación entorno al hermano de la vicepresidenta beneficia a la oposición, que también aprovecha para criticar la forma como se ha venido manejando el país en términos económicos y administrativos. De hecho, Petro señaló que con la entrega del poder al narcotráfico y una economía de la extracción de carbón y petróleo no se puede construir un país democrático ni productivo.

Uribe también sacó a relucir los supuestos vínculos de Petro y señaló que el senador debe explicar si recibió plata de Miguel Rodríguez, asegurando que un allegado de Rodríguez dijo que le dieron al senador un millón de dólares. De igual forma, señaló que alías ‘Gordo Lamba’, cercano a Pablo Escobar, le habría dado dos millones de dólares, para atentar contra el Palacio de Justicia.

John Mario González, analista político, señala que se está viendo el lado más oscuro de la política, que es natural en Colombia por los diferentes vínculos que tienen quienes están inmersos en ella y que, además, ambos ganan puntos con sus respectivos seguidores por la forma en la que el país está polarizado.

“Petro es, posiblemente, el que está sacando mayor crédito político de esto, porque ha logrado rescatar la centralidad política en la vida nacional sino porque se está convirtiendo en el contradictor natural de Uribe. No hay en Colombia un contradictor más natural a Uribe que Petro. Además, creo que en las intervenciones ocasionales, Uribe puede ser temerario en algunas acusaciones y Petro saca ventaja de eso”, añade González.

Fue así como a través de su cuenta de Twitter, el senador Gustavo Petro hizo una seguidilla de reclamos a la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez por la supuesta relación que tuvo con el presunto narcotraficante Guillermo León Acevedo, alias ‘Memos Fantasma’.

“Gracias a la vicepresidente de la República, su socio empresarial, Guillermo Acevedo, uno de los mayores narcos, paras y genocidas del país, sus hijos entraron al prestigioso colegio Nueva Granada La sociedad de Marta Lucía Ramírez y Guillermo Acevedo”, señaló el senador.

Según Petro, citando la investigación de InSight Crime, Guillermo Acevedo era socio del clan Cifuentes y uno de sus integrantes fue pareja de un hermano de Uribe, además patrón del jefe de seguridad de Uribe. “El general Santoyo financió al primo Mario Uribe al senado, exportó más de 150 toneladas de cocaína a EE.UU.”, agregó.

González, indica que este tipo de situaciones favorecen a Petro, además porque no hay líderes de izquierda que estén emergiendo en medio de la pandemia por el COVID-19, además de que la crisis económica que verá el país en los próximos meses favorecerá sus planteamientos y hará que surja el populismo extremo.

De esta manera, entre la defensa de la vicepresidenta por parte de los sectores que apoya al Gobierno y el ataque por parte de la oposición, se vuelve a poner de presente los duros enfrentamientos entre los diferentes frentes políticos del país.

  NOTICIAS RECOMENDADAS