Colombia


Polémica por la independencia que tendría Cabello en la Procuraduría

La inminente elección en el Senado de la exministra de Justicia, Margarita Cabello Blanco, como nuevo Procuradora General de la Nación, abrió la discusión.

COLPRENSA

19 de agosto de 2020 06:25 PM

El apoyo masivo que le darán la mayoría de los partidos políticos en el Senado de la República en los próximos días a Margarita Cabello Blanco, para que sea la nueva Procuradora General de la Nación, ha empezado a suscitar una polémica nacional por la independencia que podría tener frente a la investigación de acciones irregulares que hayan sucedido por algunos de los funcionarios del gobierno al que ella perteneció hasta este martes.

Su nombre fue candidatizado precisamente por el presidente Iván Duque, y ella está ternada junto los también juristas Juan Carlos Cortes y Wilson Ruiz, postulados por el Consejo de Estado y la Corte Suprema de Justicia, respectivamente.

Aunque al ser ternada la semana pasada entró con la ventaja de ser la candidata del gobierno y el partido Centro Democrático, Cabello se fortaleció entre sábado y lunes cuando se dio la cascada de apoyos representados por el Partido de la U, Partido Conservador, Cambio Radical y terminó con el Partido Liberal, lo que le está garantizando, al menos, 75 votos de los 54 que requiere para ganar la elección.

Aunque en lo político en el Senado su suerte está despejada, en donde sí no sucede eso es en los comentarios generales que le cuestionan a Cabello porque va ser una procuradora de extrema derecha, que no garantizará la imparcialidad, también que va a representar a un sector político en particular, la familia Char, que ha sido cuestionada, en especial, por asuntos burocráticos y, por último, que ella no sería lo completamente imparcial para investigar a funcionarios del gobierno Duque, como por ejemplo en las irregularidades que se han denunciado en la contratación para enfrentar el Covid-19.

El planteamiento de que no sería independiente lo rechaza de tajo el expresidente de la Cámara de Representantes, Alejandro Carlos Chacón, quien asegura que “los tres candidatos vienen de cercanía de las cortes, eso no se ha medido en esta discusión que se está dando, cualquiera de ellos cumpliría una defensa de la democracia y de los derechos”.

Para Chacón, “ella es de las entrañas de las cortes. Su independencia se debe mirar en la trayectoria, ha sido muy independiente siempre, no se debe olvidar que ella no ha sido actora política”.

La cercanía que se le ha pretendido mostrar a Cabello con la clase política es porque en el entonces presidente Álvaro Uribe Vélez, la ternó en su momento como candidata a Fiscal General de la Nación. También, porque es hija del abogado y dirigente liberal de origen guajiro Leandro Cabello.

Ese relacionamiento con la clase política ha sido cuestionado por el expresidente Andrés Pastrana, quien criticó al presidente Iván Duque por candidatizarla.

“Señor presidente @IvanDuque, entregarse a los Char es un error histórico en contravía del mandato que le dieron las urnas @PGN_COL @SenadoGovCo”, indicó Pastrana en un mensaje de Twitter.

El analista Jhon Mario González asegura que “tengo grandes dudas de la imparcialidad que va a tener la Procuraduría, Cabello tiene muchos cuestionamientos de amistades y de procederes como magistrada de la Corte Suprema de Justicia”.

Considera además que el reciente fallo de la Corte Interamericana de Derechos en el caso Gustavo Petro, por su entonces destitución como alcalde de Bogotá por el procurador Alejandro Ordóñez, demuestra que “la Procuraduría General de la Nación quedó sin dientes y es además una entidad que habla de todo con muy pocos dientes y los pocos que tenía, con ese fallo, va a quedar sin ellos. Es el momento de repensar la función de los órganos de control, en particular la Procuraduría, es una entidad que gasta más de 600.000 millones de pesos al año”.

Por su parte, el columnista Andrés Fandiño, considera que Margarita Cabello “en los momentos en que se sienta impedida se declarará, pero esto es el manejo del poder, y el manejo del poder da para que el partido de gobierno, o el equipo de gobierno, coloque los diferentes cargos”.

Fandiño cree que Cabello respetará esa independencia que tiene la Procuraduría, “claro tienen una cercanía, pero éstos órganos deben ser independientes y no son mandaderos del gobierno. El contralor, si bien es cierto que tiene una cercanía con el partido de gobierno, muestra una independencia”.

Expresa también el analista que ojalá en la administración de Cabello no se vuelva a presentar lo que pasó con Alejandro Ordóñez, quien tenía una agenda muy arraiga en una corriente ideológica, lo cual se cambió de manera sustancial con el actual procurador Fernando Carrillo, quien fue más independiente.

LAS OTRAS ÍAS

Pero la preocupación de algunos sectores va a más allá de la Procuraduría, pues consideran que el presidente Iván Duque quedó con injerencia directa en los órganos de control. En la Fiscalía General de la Nación ejerce desde comienzo de año su amigo personal, Francisco Barbosa, quien salió de su gobierno. También con el recién elegido defensor del Pueblo, Carlos Camargo, quien si bien venía de la Federación Nacional de Departamentos, fue su compañero personal.

“El gobierno no sólo quedó con Fiscal General, Defensor del Pueblo, y ahora con Procurador General, sino que también con contralor. Si bien se puede decir que Carlos Felipe Córdoba es más cercano a Germán Vargas y al expresidente César Gaviria, en todo caso no hubiera llegado a ser contralor sin la ayuda de la Presidencia de la República, además en éste tiempo uno no ve una acción de la Contraloría que pueda incomodar al gobierno”.

Fandiño sostiene que no es la primera vez que un presidente vaya a concentrar todas las llamadas ‘ías’, “Juan Manuel Santos tuvo por un lado a Edgardo Maya, a Carlos Negret, a Fernando Carrillo, con el exfiscal Néstor Humberto Martínez y le respondió hasta donde pudo”.

Frente al caso del nuevo defensor del Pueblo, Carlos Camargo, el analista Andrés Fandiño sostiene que en el gobierno anterior también fue muy cercano al mismo.

Lo cierto es que para ver a Margarita Cabello como procuradora primero se deberá elegir en el Senado, al parecer al finalizar éste mes y luego que empiece a ejercer desde mediados de enero del próximo año, cuando su ex jefe, el presidente Iván Duque, le dará posesión.