Colombia


Policía Nacional sigue desmantelando el “Clan de los Giraldo”

COLPRENSA

08 de octubre de 2013 06:07 PM

La Dirección Nacional de Antinarcóticos de la Policía Nacional capturó a siete hombres integrantes del “Clan de los Giraldo”, entre ellos a Alberto Giraldo Giraldo, quien en la actualidad era reconocido como el cabecilla de este grupo delincuencial.

El director de Antinarcóticos, general Ricardo Restrepo, explicó que las siete capturas se hicieron efectivas en Barranquilla, Santa Marta, Cúcuta y Medellín, y por su peligrosidad se trasladaron a Bogotá, donde fueron judicializados por los delitos de concierto para delinquir agravado, extorsión y terrorismo.

En esta fase de la investigación, la Dirección de Antinarcóticos, en coordinación con la Unidad Nacional Contra Bandas Criminales de Fiscalía General de la Nación y la Agencia Antidrogas de Estados Unidos, DEA; logró reunir el suficiente acervo probatorio para involucrar en este nuevo proceso a cuatro personas que ya habían sido capturadas, las cuales ya fueron notificadas en sus respectivos centros de reclusión.

EL JEFE DE LOS GIRALDO

Alberto Giraldo Giraldo, es sobrino del confeso jefe paramilitar Hernán Giraldo. Tras las capturas de sus primos Aldemar y Rubén Giraldo Giraldo, asumió hace tres meses la dirección del “Clan de los Giraldo”, para intentar mantener las actividades ligadas al narcotráfico y su lucha territorial contra la banda criminal de “los Urabeños”, en sectores como el corregimiento de la Guachaca, las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta y parte del departamento de la Guajira.

Además, intentó seguir con las actividades relacionadas con extorsiones y homicidios selectivos, pero la presión de la Policía Nacional lo obligó a huir de la zona. Se traslado a Barranquilla hace un mes y allí fue donde Alberto Giraldo Giraldo, alias 'Beto', fue capturado.

ANTECEDENTES

En julio del año 2012 en la ciudad de Santa Marta se incrementaron los homicidios, estos hechos fueron atribuidos a la guerra del poder que mantenían el “Clan de Los Giraldo” e integrantes de la banda criminal de “los Urabeños”.

Tras la petición de resultados contra estas dos organizaciones por parte del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, la Policía Nacional, a través de la Dirección de Antinarcóticos, ha capturado a varios cabecillas de las bandas del 'Clan de los Giraldo' y 'los Urabeños'.

Aldemar Giraldo Giraldo, del 'Clan de los Giraldo', quien fue capturado el 20 de junio de 2013 en Maicao, Guajira. Así mismo, retuvieron a Rubén Giraldo Giraldo el 28 de abril de 2013. Finalmente, del 'clan' fue apresado Elkin Javier López Torres, alias 'la Silla', en Buenos Aires, Argentinan en noviembre de 2012.

Por el lado de 'Los Urabeños' fueron capturados Euder Segundo de la Cruz Gutiérrez, alias 'Junior', el pasado 25 de abril de 2013; Melquisedec Henao, alias 'Belisario', en septiembre de 2012; y Jesús María Aguirre Gallego, alias 'Chucho Mercancía', en abril de 2012.

“Tras las capturas, la percepción de seguridad en la ciudad de Santa Marta y los departamentos de Magdalena y Guajira, se ha evidenciado en una reducción de las extorsiones, actividades terroristas con la utilización de explosivos y reducción de homicidios”, aseguró el Director de Antinarcóticos.

En la denominada operación 'Estructural 004', fueron capturados Alberto Giraldo Giraldo, alias 'Beto', quien actualmente es cabecilla actual del “Clan de los Giraldo” en Barranquilla.

En Santa Marta fue retenido Efraín Antonio Granados Fuentes, Lisandro Antonio Manjarres Molina, Yeison Andrés Ulloa González y Genys Calixto Guerrero Peña.

En Cúcuta se detuvo a Sixto Manuel Acosta Moreno; y en Medellín capturaron a Leosdado Giraldo Franco.

En la cárcel Rodrigo de Bastidas en Santa Marta, José Guillermo Calle Giraldo, Edgardo José Solano y Luis Guillermo Monroy Galeano fueron notificados del nuevo proceso en su contra, además un cuarto implicado también fue notificado, pero por tratarse de un testigo protegido por la Fiscalía, la Dirección de Antinarcóticos se abstuvo de entregar su identidad.

Los implicados constituían la red criminal al servicio de alias 'Beto', para facilitar seguimientos que terminaban en extorsiones; además, trataban de recuperar rutas para facilitar actividades relacionadas con el narcotráfico.