Preocupación por llegada de brigada militar estadounidense al Catatumbo

30 de mayo de 2020 08:40 AM
Preocupación por llegada de brigada militar estadounidense al Catatumbo
“Si esas tropas van a hacer presencia en el Catatumbo, es posible que se vaya a agudizar la confrontación que hay en la zona”, dijo el personero de Teorama.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

A la tensión y la zozobra que se vive en el Catatumbo por el recrudecimiento del conflicto y la disputa a sangre y fuego del negocio del narcotráfico, se le suma ahora un nuevo ingrediente que podría complicar aún más el panorama en esta convulsionada subregión de Norte de Santander.

El jueves y casi que de manera sorpresiva, la Embajada de Estados Unidos en Colombia anunció la llegada, a partir de la próxima semana, de una brigada norteamericana de Asistencia de Fuerza de Seguridad (SFAB por sus siglas en inglés), que tendrá la misión de ayudar a Colombia en su lucha contra las drogas ilícitas.

“La misión en Colombia comenzará a principios de junio y tendrá una duración de varios meses, durante los cuales centrará sus esfuerzos principalmente en las Zonas Futuro, delimitadas por el Gobierno Nacional”, señaló la Embajada.

Las Zonas Futuro es una estrategia del Gobierno de Iván Duque que fue diseñada con el fin de priorizar aquellos lugares que por razones de seguridad nacional, afectación de la criminalidad, precaria institucionalidad y problemas graves de abandono social, requieren una intervención urgente por parte del Estado, como el Catatumbo.

Aunque desde la Consejería Presidencial para la Seguridad se ha insistido en que con esta iniciativa no se busca desplegar más tropa, sino garantizar una respuesta integral y mucho más rápida en términos económicos y sociales, el arribo de militares norteamericanos al departamento genera intranquilidad y preocupación.

Así lo reconocieron dirigentes políticos, personeros, defensores de derechos humanos y líderes campesinos de la región, quienes consideran que se vienen días mucho más complejos para los habitantes del Catatumbo.

“Si esas tropas van a hacer presencia en el Catatumbo, es posible que se vaya a agudizar la confrontación que hay en la zona. La experiencia que tenemos con unidades militares de Estados Unidos no es para nada buena. Sabemos lo que ha pasado en años anteriores, con el Plan Colombia, y todas las denuncias y las violaciones de derechos humanos que se presentaron”, manifestó Ever Pallares, personero de Teorama.

El representante del Ministerio Público dijo que si son decisiones del Gobierno Nacional, comprenden que son legítimas, pero señaló que como vocero de las comunidades tiene también la obligación de advertir sobre los riesgos que se pueden presentar en la región.

Juan Carlos Quintero, representante de la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat), consideró igualmente que este anuncio es un “ataque certero” al acuerdo de paz y una clara violación a la soberanía nacional, además de que incrementará la estigmatización y la criminalización hacia el campesinado catatumbero.

“Vamos a estar muy atentos a que se cumpla la sentencia C-040 que ordena al presidente Iván Duque el cumplimiento de las políticas de paz sobre las llamadas Zonas Futuro, y la verificación de la posible vulneración del derecho a la consulta previa de las comunidades campesinas, al momento de declarar el parque Catatumbo Barí como Zona Futuro, sin tener en cuenta que se traslapa con los resguardos indígenas del pueblo Motilón Barí”, anunció Quintero.

Desconfianza en el gobierno Duque

Para el representante a la Cámara por Norte de Santander, Jairo Cristo, la llegada de la brigada militar estadounidense deja en evidencia una desconfianza por parte del gobierno de Estados Unidos en el colombiano, frente a la lucha contra el narcotráfico.

“Este es un escenario que deja mal paradas a las Fuerzas Militares, porque pareciera que no se está confiando en lo que tenemos. Las FF.MM. colombianas tienen una experticia muy importante para atacar el narcotráfico y creo que no necesitamos de fuerzas de otro país para que vengan a solucionar los problemas de nosotros”, planteó el dirigente de Cambio Radical.

Dijo que aunque el Gobierno Nacional ha insistido en que se trata de una brigada que asesora y apoya operaciones en las naciones aliadas, es necesario precisar muy buen cuál será su papel, porque la preocupación está latente en las regiones donde hay mayores problemas de cultivos ilícitos.

En este mismo sentido se pronunció el defensor de derechos humanos, Enrique Pertuz, quien opinó que la presencia del grupo élite estadounidense lo que demuestra es que no hay una estrategia fuerte del Gobierno Nacional en lo que tiene que ver con el combate al narcotráfico y la insurgencia.

Venezuela, ¿el verdadero objetivo?

El otro aspecto en el que coincidieron varios de los consultados por La Opinión, es en que la presencia de militares estadounidenses en zonas de frontera como Norte de Santander, tiene un propósito de fondo y es fortalecer la estrategia de intervención en Venezuela, con el objetivo de poner fin de una vez por todas al gobierno de Nicolás Maduro.

“La presencia de este grupo élite no es para desarrollar combates sino ocupar una línea muy estratégica en la frontera, para afianzar los planes de invasión que tiene el gobierno norteamericano sobre el venezolano”, consideró Enrique Pertuz.

El representante Cristo señaló, igualmente, que la brigada norteamericana en Colombia siembra un manto de duda frente a lo que pueda o pretenda hacer dicho grupo de inteligencia frente a Venezuela.

“Para la zona de frontera esta es una situación bastante difícil, porque esto hace que la crisis diplomática con Venezuela se ponga aún más tensa”, planteó.

Las sospechas de que el vecino país sea la verdadera excusa para la presencia del grupo SFAB en Colombia acrecentaron luego de que el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, asegurara que la misión de esta brigada es netamente de carácter consultivo y técnico.

Apoyo permanente

Diego Villamizar, coordinador del Centro Democrático en Norte de Santander, dijo que celebran y respaldan la llegada de apoyo militar norteamericano a una zona de conflicto como el Catatumbo.

“El gobierno del presidente Iván Duque ha venido haciendo unas inversiones sociales sin precedentes en esta zona, conocidas como PDET, que acompañado del fortalecimiento de la seguridad permitirá el desarrollo de la región. Los empresarios del campo apoyan esta presencia militar”, aseguró.

Manifestó que les han pedido al jefe de Estado y al ministro de Defensa que este apoyo militar no sea temporal sino permanente, teniendo en cuenta que el control de cultivos ilícitos en el

Zona Futuro Catatumbo

Según lo explicó en su momento el consejero presidencial para la Seguridad Nacional, Rafael Guarín, las Zonas Futuro es una iniciativa con la que se busca transformar regiones con grandes oportunidades para sus habitantes, pero que tienen vacíos de institucionalidad y altos índices de necesidades básicas insatisfechas, además de afectaciones por economías ilícitas y violencia.

La Zona Futuro Catatumbo comprende los municipios de Convención, El Carmen, El Tarra, Hacarí, San Calixto, Sardinata, Teorama y Tibú, y 261 veredas. En esta zona también se localiza el Parque Nacional Natural Barí, el Área Natural Única de los Estoraques, la Zona de Reserva Forestal Los Motilones y los resguardos Barí-Catalaura y Motilón-Barí.

Allí hay una población de 168.630 habitantes, que equivale a un 13% del total del departamento.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS