¿Qué opciones tiene Duque para tener más gobernabilidad?

14 de abril de 2019 11:30 AM
¿Qué opciones tiene Duque para tener más gobernabilidad?
El presidente de la Republica, Iván Duque. / Colprensa.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El jueves pasado, la senadora Paloma Valencia, una de las más connotadas congresistas del uribismo, organizó la audiencia pública sobre las objeciones que presentó el presidente Iván Duque a la ley estatutaria de la JEP. Muy cuidadosamente se seleccionó a cuáles funcionarios se invitaba a la misma. La ministra del Interior, el fiscal general de la Nación, los consejeros presidenciales de Paz y de Derechos Humanos. Lo particular es que en esa lista hizo falta una funcionaria de especial importancia para el tema, la ministra de Justicia, Gloria María Borrero.

Ese desplante no ha sido el primero que ha recibido la ministra Borrero de las filas del partido del presidente, el Centro Democrático. El lunes de la misma semana, cuando el gobierno vio cómo se hundieron de forma contundente las objeciones, el ‘fuego amigo’ vino del representante a la Cámara, Edwar Rodríguez, quien le pidió la renuncia a Borrero, porque según él fue la gran responsable de ese fracaso.

A Borrero en su listado de desaciertos los críticos y amigos del gobierno le suman el hundimiento de la reforma a la justicia -uno de los compromisos del jefe del Estado cuando se posesionó-, la falta de solución a la crisis carcelaria y la controvertida carta de las pruebas en el caso Santrich que se envió al gobierno de los Estados Unidos que se refundió en el trámite del correo.

Pero los desaciertos de Borrero son tan sólo uno de los aspectos en los que ha venido fallando el presidente Iván Duque en los primeros nueves meses de su gobierno, por lo que ya se asegura que está pasando por una crisis de gobernabilidad.

El comisionado presidencial para los asuntos políticos, el exsenador Jaime Amín, sostiene que en el Congreso aún se puede cumplir el cometido en un trabajo conjunto entre los partidos que acompañan al gobierno. “La agenda es intensa y el tiempo es corto. Acá va estar todo el gobierno, todo el gabinete, el día y la noche que sea necesario para tratar de sacar una legislatura que le dé confianza a los colombianos”, sostiene.

Amín asegura que el presidente Duque está dispuesto a acompañar proyectos de otros partidos, incluso de los que son críticos a la administración. “Lo haremos siempre que el propósito sea nacional y coincida con el gobierno en la necesidad de la base de la equidad. Todas las propuestas de los distintos partidos son bienvenidas siempre que sean en beneficio del país”.

Uno de esos proyectos que estarían dispuestos a acompañar desde el gobierno es la reforma a la justicia que radicó hace dos semanas el partido Cambio Radical, del cual su jefe, el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, es uno de los más ácidos críticos del presidente Iván Duque.

LO QUE SE NECESITA

Esa crisis política por la que pasa el gobierno es reconocida por muchos sectores. En el partido de gobierno incluso así se siente. El senador Ciro Ramírez plantea que se debe llegar rápidamente a consensos con distintos sectores en el Congreso de la República. “Hay voluntad de varios compañeros de diferentes partidos que quieren trabajar y desean apoyar iniciativas del gobierno. En ese ejercicio de llegar a sentarse y lograr acuerdos con distintos partidos se puede lograr”.

Ramírez dice además que Duque siempre ha mostrado la voluntad de hablar. “El presidente siempre lo ha dicho, no está cerrado, no impone criterios. Pienso que en ese diálogo podemos darle al país ese mensaje en los próximos meses”, plantea.

El senador además reconoce algunas fallas del gobierno, en especial en el tema de los ministros. “A la ministra de Justicia le ha faltado cierta vocería y liderazgo en materia de las objeciones,también hay otros ministros que están batallando, pero hay que esperar. Para el fracaso o el éxito de las iniciativas del gobierno toca esperar un poco”, aseveró.

Para el senador y presidente del Partido Mira, Carlos Eduardo Guevara, si el presidente Duque requiere dar un giro en su forma de gobierno, debe buscar convergencias en temas en que coincidan los intereses de todos los sectores. “La reforma a la justicia, que es un tema crítico, en el plan nacional de desarrollo se puede trabajar aún y obviamente en el tema de las regalías, porque en las regiones se escucha la necesidad de mejorar la forma en que se distribuyen las regalías”.

El analista Jorge Iván Cuervo sostiene que el presidente Duque equivocadamente se ha mantenido en la idea de que no va a hacer acuerdos políticos y que va a seguir con un gobierno técnico. “Esas decisiones le van a seguir perjudicando la gobernabilidad porque la clase política no está acostumbrada a ese cambio de estilo, en especial en una época electoral, en la que va a pedir más favores del Ejecutivo. Si se mantiene en ese enfoque va a ser difícil que recupere esa gobernabilidad política”.

Cuervo considera que Duque debe mejorar el diálogo social. “Los talleres Construyendo País tampoco parecen tener resultado y más ahora que vienen varios paros. El Gobierno no parece tener claro cómo va a desarrollar el diálogo social porque no queda claro”, sostiene.

El profesor Josías Fiesco, también va en la línea de que hay crisis de gobernabilidad. “Duque debe definir el norte para que tanto la oposición como el partido de Gobierno sepan cuál es el derrotero. Es una urgencia el cambio de ministros porque una cosa dice la ministra de Justicia, otra cosa dice la ministra del Interior y los demás ministros. Eso hace que haya una incógnita de cuál será el modus operandi del Gobierno. Hay una desorganización en la agenda legislativa de Gobierno y no hay Gobernabilidad, pero también está sacrificando la popularidad”.

El presidente de la Cámara, Alejandro Carlos Chacón, uno de los más críticos al gobierno, sostiene que “para nadie es un secreto que el equipo del presidente no es el mejor y que se ha demorado en tomar la decisión de reconocer que cometió un error con algunos de ellos y demostrar la entereza que debe tener un líder cuando comete un error de rectificarlo y que lo rectifique con amigos de él si lo quiere, pero con gente con amplia experiencia en la cosa pública, que sepan lo que está haciendo”. Plantea Chacón que el problema no es dar participación política a los partidos. “El problema es tener personas que logren el resultado que el presidente quiere”, concluye.

No se sabe cuándo hará cambios ministeriales el presidente Duque. Muy seguramente serán en julio cuando ya se acerca el primer año de gobierno, momento en que el jefe del Estado reorientará algunas de sus políticas. Para ese segundo año del mandato es cuando se espera que aspectos como el plan de desarrollo esté ya ejecutándose, para lo que se requiere que iniciativas como las reformas a las regalías, incluso hasta la reforma a la justicia, estén listas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Colombia

DE INTERÉS