Colombia


¿Quiénes son los hombres más buscados de Colombia?

Esta es una estrategia encaminada a visibilizar a los cabecillas de grupos armados, para que la ciudadanía los identifique plenamente y pueda denunciarlos.

COLPRENSA

02 de diciembre de 2021 09:40 AM

El ministro de Defensa, Diego Molano, en días pasados, junto a altos mandos militares y policiales, presentó el cartel de los más buscados de Colombia, aquellos ‘Símbolos del mal’, jefes de la guerrilla y las mafias del narcotráfico, por los cuales se ofrecen millonarias recompensas para dar con su detención.

Esta es una estrategia encaminada a visibilizar a los cabecillas de grupos armados, para que la ciudadanía los identifique plenamente y pueda denunciarlos. Entre estas personas, están miembros del ELN, de las disidencias de las Farc, del ‘Clan del Golfo’ y de otros grupos armados ilegales, que afectan la seguridad y tranquilidad de los ciudadanos.

“Ellos son los responsables de los principales problemas que aquejan a Colombia, como el narcotráfico, reclutamiento de menores, explotación sexual, abortos forzados entre otros crímenes, por eso aumentamos la recompensas y los seguimos buscando sin tregua para entregarlos a la justicia”, dijo Molano en el lanzamiento de la campaña.

¿QUIÉNES SON ESTOS PERSONAJES?

ELN

La lista en contra del Ejército de Liberación Nacional, ELN, está encabezada por Nicolás Rodríguez Bautista, alias ‘Gabino’. Por este cabecilla, a quien se le endilgan delitos como secuestro, homicidio, genocidio, lesiones personales, desaparición forzada, rebelión, terrorismo y reclutamiento ilícito, se ofrecen hasta $4.000 millones de pesos.

´Gabino´, según las autoridades, delinque principalmente en el Catatumbo, en la zona fronteriza con Venezuela y estaría ubicado en Cuba.

Las principales acciones terroristas por las cuales es buscado por las autoridades, son el carrobomba en la Escuela de Policía General Santander, en hechos ocurridos el 17 de enero de 2019, cuando el presidente Iván Duque apenas llevaba unos meses al frente del país.

Así mismo, lo sindican como responsable del secuestro de 64 personas en la vía Cali-Buenaventura el 17 de septiembre del año 2000.

‘Gabino’, quien, según la Fundación Paz y Reconciliación, es uno de los guerrilleros más veteranos de Colombia, tiene un amplio historial criminal.

Con 71 años, nació en la vereda la Fortuna, en San Vicente de Cuchurí, Santander, ingresó al Eln a los 14 años cuando conoció a Fabio Vásquez Castaño -primer jefe del grupo- y asumió el liderazgo después de la muerte de Manuel Pérez, alias el Cura Pérez.

Entre las sentencias en su contra, está la condena por la masacre de Machuca, en Segovia, Antioquia, en donde murieron 84 personas en 1998. También fue llamado a juicio por el secuestro y asesinato de Edilbrando Roa López y Jhon Alejandro Morales Patiño, dos investigadores del CTI de la Fiscalía, en hechos ocurridos ese mismo año en Antioquia.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Así mismo, registra órdenes de captura por el reclutamiento de menores de edad y por el secuestro de periodistas entre las que se encuentra Salud Hernández Mora, en mayo de 2016. Además, en mayo de 2017 fueron secuestrados los periodistas holandeses Derk Johannes Bolt y Eugenio Ernest Marie Follender en el área rural de El Tarra, Norte de Santander, hechos por los cuales también se le acusa.

Desde 2018, alias Gabino tiene una circular roja de la Interpol. Esa orden se expidió por los delitos de homicidio agravado y reclutamiento ilícito.

En la lista de los más buscados del ELN, sigue Eliécer Herlinto Chamorro Acosta, alias ‘Antonio García’, por quien también se ofrecen $4.000 millones de pesos en recompensa por información que permita su captura.

Según las autoridades, el área principal en donde delinque se centra en el Catatumbo, en el sur de Bolívar, Arauca, César, Antioquia y la frontera, pero también se refugia en Cuba.

Lo sindican por los delitos de secuestro, homicidio, genocidio, lesiones personales, desaparición forzada, rebelión, terrorismo y reclutamiento ilícito y también es requerido por el atentado contra la Escuela de Policía General Santander, en donde fallecieron 22 cadetes.

‘Antonio García’ ingresó al ELN en los años 70. Nació el 10 de enero de 1956 en Mocoa, Putumayo. Tiene 65 años y un historial criminal que incluye la muerte de 84 personas en el corregimiento de Machuca, del municipio de Segovia, Antioquia, en donde tras el atentado a un oleoducto, el combustible encendido viajó por el río Pocuné y llegó al caserío en donde el fuego arrasó con todo.

Se ha conocido en la guerrilla por ser rígido, intransigente, fundamentalista y calculador. Estuvo en los infructuosos diálogos de paz con el gobierno de Andrés Pastrana y desde 2018 tiene una circular roja de Interpol para su captura internacional por secuestro, homicidio agravado y hurto calificado y agravado.

En la lista también destaca Gustavo Aníbal Giraldo Quinchía, alias ‘Pablito’, por quien se ofrecen $4.000 millones de recompensa. Es sindicado de Secuestro, homicidio, concierto para delinquir, rebelión, terrorismo y fuga de presos.

‘Pablito’ delinque en Arauca y en la zona fronteriza con Venezuela y es acusado por el Secuestro de los periodistas extranjeros, Ruth Morris y Scott Dalton, en hechos ocurridos el 21 de enero de 2003.

El insurgente nació en San Luis, Antioquia, el 17 de febrero de 1968. En 1982, fue reclutado por el ELN por Jaime Quiroz, en Arauquita, municipio del departamento de Arauca. Aprovechando el momento favorable de Caño Limón, campo petrolífero operado por Ecopetrol del territorio, extorsionó a empresas petroleras adquiriendo poder en la zona y estableciéndose desde temprano como uno de los líderes del grupo criminal.

Según la Fiscalía, en ese oleoducto se perpetraron al menos 1.317 ataques en 28 años, es decir, uno semanal. Además, esto produjo daño ambiental que afectó económica y socialmente a los territorios por los que pasa el proyecto petrolero. De acuerdo con el ente acusador, se trata de la mayor catástrofe ambiental producida por un derrame de petróleo en el mundo.

Monseñor Jesús Emilio Jaramillo, obispo de Arauca, fue el primer objetivo de ‘Pablito’; de acuerdo con las autoridades, ordenó su muerte por denunciar los actos del grupo guerrillero en el departamento. El 2 de octubre de 1989, por orden de Giraldo, el religioso fue secuestrado, torturado y asesinado con varios tiros de fusil.

Posterior a esto, habría cometido su primer ataque internacional a la base militar en Carabobo, Venezuela, en 1995. Ese mismo año, fue el responsable de secuestrar al alcalde de Guasdualito, Apure, en ese mismo país. En 1996, protagonizó ataques a frentes militares y, entre ellos, la emboscada que terminó en el asesinato de los líderes del batallón Navas Pardo del Ejército Nacional.

A pesar del poder que acumuló a finales del siglo pasado, en 2008 fue capturado por el Ejército, pero logró escapar en 2009 tras ser trasladado a una cárcel en Arauca, su territorio aliado.

Actualmente, ‘Pablito’ es solicitado en extradición por Estados Unidos por los delitos de tráfico de armas y por el secuestro de periodistas estadounidenses. Además, se le acusa por atentar contra infraestructura petrolera propia de multinacionales en Colombia.

Con una recompensa de $1.000 millones, Emilce Oviedo Sierra, conocida con el alias de ‘Martha’ o ‘La Abuela’, es la señalada de ser la segunda cabecilla del frente de guerra Occidental del ELN, se le endilgan los delitos de homicidio agravado, rebelión y secuestro agravado.

Según información de las autoridades, delinque en el municipio de Bojayá y Alto Baudó (Chocó) y lleva más de 30 años al servicio del grupo guerrillero.

‘La Abuela’, quien fue reclutada en el año 1992 por la guerrilla cuando tenía 16 años, ahora es la persona con el cargo más alto dentro del ELN y es quien, al parecer, está liderando las disputas criminales por las rentas del narcotráfico en el Chocó.

Según detalló el general Jorge Luis Vargas, director de la Policía Nacional, esta mujer cobra a los narcotraficantes lo que ellos denominan un ‘impuesto’ por cada kilo de cocaína para poder traficar la droga en las zonas selváticas del Chocó.

‘La Abuela’ tiene orden de captura por 4 delitos, circular roja de Interpol y tiene como subalternos a alias Santiago como segundo cabecilla; tercer cabecilla, alias Bernardo y cuarto cabecilla, alias Ricardo.

DISIDENCIAS DE LAS FARC

Miguel Botache Santilla, alias ‘Gentil Duarte’ encabeza la lista de ‘Los Símbolos del Mal’ de las disidencias de las Farc. Es el principal cabecilla de la Estructura Jorge Briceño Suarez, acusado de terrorismo, secuestro, tráfico de estupefacientes, rebelión, enriquecimiento ilícito, tentativa de homicidio, destrucción del medio ambiente, lesiones personales y ataque a la población civil.

Por él se ofrecen $4.000 millones de recompensa y la información de inteligencia apunta a que es responsable del ataque a la población de Miraflores (Guaviare) y el secuestro de la registradora municipal Nancy Mendoza B. en Puerto Concordia (Meta).

Botache nació en el 15 de octubre de 1963 en Florencia, Caquetá. A sus tan solo 18 años de edad logró ingresar al Frente 14 de las Farc, donde comenzó sus primeros pasos como guerrillero. Tiempo después su trayectoria en el grupo armado le permitió llegar a ser el comandante del Bloque 7, donde lideraba la extorsión y el narcotráfico en el departamento del Meta.

Su poderío dentro de las Farc creció tanto que, en 2009 le fue otorgado un puesto en el Estado Mayor del Bloque Oriental de las Farc.

En 2016, Botache Santillana estuvo bajo los reflectores cuando fue seleccionado para integrar el equipo negociador de las Farc que viajo a La Habana, durante los diálogos de paz. De hecho, era tanto el conocimiento de ‘Gentil Duarte’ del sur de Colombia, que el secretariado del extinto grupo guerrillero lo envió a Colombia a convencer a ‘Iván Mordisco’ para que se acogiera a los acuerdos de paz.

Sin embargo, tras arribar al país, ‘Gentil Duarte’ desapareció por meses, hasta que luego se conoció que junto a ‘Iván Mordisco’ habían retomado las armas en el frente primero de las disidencias que, luego pasaría a llamarse el bloque suroriental, debido a la influencia que tienen en zonas como Guaviare, Meta y Vaupés.

Las autoridades además creen que, actualmente, ‘Gentil Duarte’ e ‘Iván Mordisco’ también tienen vínculos con otros frentes disidentes como el 7, 27, 16, 40, 47, 53 y 62.

Por Néstor Gregorio Vera Fernández, ‘Iván Mordisco’, se ofrecen hasta $3.000 millones y es señalado de concierto para delinquir, secuestro agravado, tortura, homicidio en persona protegida, desplazamiento forzado, reclutamiento ilegal y narcotráfico.

En la lista sigue Luciano Marín Arando, conocido con el alias de ‘Iván Márquez’, cabecilla de la Segunda Marquetalia y quien esta semana dio una entrevista a un medio de comunicación desde la selva, asegurando que no va a dejar las armas.

La recompensa por Marín Arando es de $3.000 millones y es señalado de los delitos de Concierto para delinquir, fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido y de uso privativo de las Fuerzas Armadas.

Márquez nació en 1955 en Florencia, Caquetá, y a sus 22 años entró a formar parte de las Juventudes Comunistas (JUCO), la organización de juventudes del Partido Comunista y de donde salieron algunos ex dirigentes de las Farc. Más adelante realizó estudios de Derecho en la Unión Soviética.

Durante la presidencia de Belisario Betancur, el Gobierno inició diálogos de paz con las Farc, y en 1985 ‘Iván Márquez’ lideró en Caquetá la conformación del partido político Unión Patriótica (UP). Como miembro de este partido, Marín logró ser concejal y luego representante a la Cámara por Caquetá.

Pero a finales de la década de los 80 la UP fue víctima de un exterminio. Entre las víctimas, fueron asesinados dos candidatos a la Presidencia, Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo Ossa, y miles de líderes regionales. A raíz de los asesinatos —se calcula que fueron alrededor de 3000— ‘Márquez’ reingresó a las Farc como integrante del Bloque Sur, que tenía presencia en Huila, Caquetá y Putumayo.

Luego de la muerte de Jacobo Arenas en 1990, ‘Márquez’ fue designado como uno de los siete miembros del Secretariado, la cúpula de las Farc, y se convirtió en el vocero político de la organización.

Sobre Iván Márquez pesan 73 órdenes de captura, por diversos delitos y atentados. Entre los hechos que se le sindican están varias emboscadas de patrullas del Ejército Nacional en Caquetá, Antioquia, los asaltos a corregimientos de Valencia de Sebastián (Cauca), en 1989, a Río Grande de Turbo, Pueblo Bello, Giraldo, Peque, Dabeiba, San Pedro de Urabá, (Antioquia) todos ocurridos en 1994.

Igualmente, se le señala de participar del secuestro de los ingenieros suecos Danny Aplegate y Tommy Tyrving, pertenecientes al proyecto hidroeléctrico de Urrá ese mismo año. Igualmente, figuran otros asaltos a municipios de Antioquia, Córdoba y Chocó, así como ataques a la Fuerza Pública. También se le acusa de ser el responsable intelectual del Atentado al Club El Nogal donde murieron 36 personas y más de 200 resultaron heridas. Por este hecho fue condenado a 40 años de cárcel.

  NOTICIAS RECOMENDADAS