Colombia


Rechazo de gremios a reforma tributaria

Fenalco y Asocaña caificaron el proyecto como un abrupto cambio en las reglas de juego, que genera inestabilidad jurídica y afectará a la gran mayoría de los colombianos.

COLPRENSA

06 de abril de 2021 10:08 AM

Aunque su texto aún no ha sido radicado aún en el Congreso, la reforma tributaria sigue generando el rechazo de diferentes sectores.

En sendos comunicados, los gremios de Fenalco y Asocaña criticaron el proyecto porque genera inestabilidad jurídica y afectará a la gran mayoría de los colombianos al gravar la canasta familiar.

Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, aseguró que en las actuales circunstancias los colombianos no están preparados para la reforma.

“Definitivamente no existen las condiciones económicas, sociales y políticas para aventurarnos a tramitar una reforma impositiva. A la incertidumbre generada por el aumento en las restricciones a la movilidad y al funcionamiento de los negocios que se observa en casi todo el país, se suma la amenaza de una reforma impositiva que pretende recaudar 25 billones de pesos adicionales”, señaló.

Cabal aseguró que es preocupante que no se hable de cuánto y cómo sería la reducción de gastos y adelgazamiento de organismos del Estado, tema que debería ser fundamental a la hora de hablar de reformas.

“Lo único que parece claro es que tanto los empresarios y empleados, como los consumidores están sujetos a un nuevo y abrupto cambio en las reglas de juego, sembrando gran inestabilidad jurídica”, agregó Cabal.

De otra parte, Fedecaña advirtió que con la propuesta de gravar con un Iva del 19% al azúcar, más del 94% de los hogares colombianos van a resultar afectados.

El gremio aseguró que el azúcar “es un alimento esencial que hace parte de la canasta familiar y ha sido fundamental en la construcción del patrimonio nutricional de los hogares colombianos. Esta condición de alimento esencial es reconocida por la propia FAO que incluye el azúcar como uno de los cinco grupos de alimentos esenciales”.

Agregó que los hogares de ingresos bajos invierten cerca del 35% de sus ingresos en la compra de alimentos y son estas familias las que se verían más afectadas con el incremento anunciado, en caso de ser aprobado. Un incremento del IVA aumentaría los precios al consumidor de azúcar en un 13%, una magnitud prácticamente proporcional al impuesto.