Colombia


Rito Alejo Del Río niega conocimiento de masacres de paramilitares

Este viernes inició la tercera diligencia de versión libre del general (r) Rito Alejo del Río, en el caso 06: Victimización miembros de la Unión Patriótica ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

COLPRENSA

14 de mayo de 2021 07:45 PM

Sobre las 11:59 de la mañana de este viernes, inició la tercera diligencia de versión libre del general (r) Rito Alejo del Río, en el caso 06: Victimización miembros de la Unión Patriótica ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

El excomandante de la Brigada XVII del Ejército Nacional, que rindió versión sobre los hechos en los que se le acusa por sus nexos con las Autodefensas Unidas de Colombia o paramilitares, inició la diligencia señalando, a través de una herramienta cartográfica, los puntos en los que tuvo presencia la brigada del ejército a su mando.

Señaló varios municipios entre los que se encuentran Urabá, La Belleza, Puerto Parra, Mutatá, Chigorodó, Carepa, Apartadó, Turbo, San Juan y San Pedro de Urabá, entre otros, como zonas afectadas de manera importante por los frentes 23, 11 y 13 de las FARC.

Posteriormente, empezaron las preguntas y acusaciones por parte del magistrado Gustavo Salazar Arbeláez contra el ex oficial, quien durante toda la audiencia negó de manera categórica algún vínculo con el paramilitarismo, a pesar de las pruebas presentadas en medio de la audiencia.

Salazar le preguntó directamente a Rito Alejo, si tuvo algún vínculo o promovió en algún sentido la incursión de las autodefensas tanto en Puerto Boyacá como en Antioquia, a lo que el ex uniformado respondió que “No se promovió en ningún momento a las Autodefensas desde la Brigada XVII”, la cual estaba a su mando.

Así mismo, el magistrado le preguntó al general (r) si antes del año 1985 supo de relaciones de miembros del Batallón Bárbula con los grupos paramilitares del Magdalena Medio y cuando el Rito respondió de manera afirmativa, explicó por qué no denunció, “El comentario era general. Pero a mí no me correspondía hacer ninguna denuncia... estaba completamente conocido por los comandos superiores y yo no tenía funciones investigativas”.

En relación a la masacre de Campo Capote, donde fueron asesinados miembros de la Unión Patriótica a manos de paramilitares en 1986. El magistrado Salazar insistió en que, para esa época, Rito estaba al mando de acciones militares en la zona, pero él volvió a negar el conocimiento de dicha masacre, a pesar que de que fue un hecho de conocimiento y consternación pública.

“Yo realmente no me acuerdo... No la tengo presente señor magistrado y yo le he dicho francamente de las que yo conozco, pero esa me sorprende, porque no tenía ningún conocimiento de eso”, aseguró el compareciente.

La actitud de desconocimiento de Rito Alejo se extendió durante toda la audiencia, en donde este cuestionó incluso las labores de las organizaciones humanitarias que lo acusan como perpetrador de varios crímenes. No obstante, el magistrado exigió pruebas al compareciente para demostrar lo que estaba diciendo.

Del Río, además, aseguró que las acusaciones que han hecho varios paramilitares en su contra, “Son totalmente falsas... Yo veo que a mí me ponen con una lista de oficiales que nunca estuvieron conmigo. Me ponen a delinquir en zonas en donde yo no estaba”.

Luego de que en la audiencia se expusiera un informe hecho por una agencia de inteligencia de Estados Unidos en la que se vincula al ex militar con los paramilitares y demás pruebas en su contra, Alejo simplemente aseguró que, “Lo que dicen esos informes es una calumnia... Al gobierno de los gringos también lo desinformaron en muchas oportunidades y son apreciaciones de las que no se tienen pruebas”.

A lo largo de la diligencia, se presentaron varios documentos de Justicia y Paz, pero en ninguna oportunidad Rito del Río entregó una respuesta concreta frente a los hechos en los que lo acusan, en donde lo señalan, incluso, de solicitar ayuda militar a las autodefensas.

El hombre se limitó a decir, “Que tendrá que verificar la procedencia de los documentos”, a pesar de que el magistrado Salazar le explicó que todos los documentos expuestos son verosímiles y fueron obtenidos de manera legal.

Del Rito no supo responder, por ejemplo, por el caso de la masacre del Aracatazo, que tuvo lugar en el Urabá antioqueño; mismo en el que operaba la brigada a su mando, por qué la fuerza pública no llegó al lugar sino después de ocho horas, teniendo en cuenta que la base militar más cercana se encontraba solo a 20 minutos.

Incluso, el magistrado aseguró a Rito, “me causa extrañeza que siempre que le pregunto por acciones realizadas por los paramilitares, usted me contesta con hechos que realizó las Farc”.

En las horas de la tarde, en la audiencia, tras presentarse varios testimonios de importantes líderes paramilitares, entre los que se encuentran Hebert Veloza García, alias HH, que vinculan a del Rito con los paramilitares, el magistrado Salazar cuestionó a del Rito sobre si tuvo algún acercamiento con Carlos Castaño, ex jefe de las Autodefensas, lo cual el ex militar negó. “Nunca me reuní con él y eso de que iba a volar a la brigada a Melgar, eso nunca lo conocí tampoco... Yo no tenía conocimientos de estas declaraciones”.

Posteriormente a del Rito se le mostraron unos conceptos militares que él mismo firmó sin ninguna clase de verificación, en donde se demostró que en varias Convivir, como la de Chigorodó, él solicitó sin ninguna justificación, apoyo de armamento.

El magistrado le dijo a Alejo del Río, “Usted señaló que no se trataba de organizaciones armadas. Claramente, no solo estaban armadas, sino que usted solicitaba el apoyo de las armas”.

Nuevamente, el exmilitar, no supo contestar cómo se tramitaban los conceptos militares e incluso insinuó que las firmas que reposan en los documentos a su nombre no serían verídicas, “hay algo raro en esas firmas, tengo que verificar”, dijo.

Sobre las 6 de la tarde finalizó la audiencia, en la que Luis Antonio Marín, procurador delegado ante la JEP, le hizo un llamado al general (r) para que reconozca la verdad. “Es importante insistir al compareciente, que aquí no se viene a debatir, ni controvertir, sino a aportar para construir una verdad... Así que, respetuosamente, me permito exhortar al compareciente a que comprenda que tiene una obligación de ayudar a aportar a la verdad”, aseguró.

Al finalizar la diligencia, la magistrada Nadiezhda Henríquez confirmó que el 20 de mayo continuará la diligencia de versión voluntaria del general (r) Rito Alejo del Río.

  NOTICIAS RECOMENDADAS