Colombia


Se agudiza número de desplazados en Guapi, Cauca, tras bombardeos

COLPRENSA

27 de mayo de 2015 12:41 PM

“Estábamos de regreso a nuestras casas y ahora nos toca seguir sin saber qué hacer, porque con eso de los bombardeos ya no podemos volver”, dice Joaquín Carabalí, 52 años, habitante de Guapi, Cauca.

Joaquín, con sus 4 hijos y su esposa, había salido hace menos de seis meses de la zona de Alto Guapi, huyendo de las amenazas de los grupos armados que operan en esa zona: bandas criminales dedicadas al narcotráfico y la minería ilegal, y a  las Farc. 

Se refugió en el casco urbano de Guapi y la semana pasada, cuando había decidido regresar a su casa, a su finca, a su tierra, a su vida, el bombardeo de las FF. MM. que dejó 26 guerrilleros de las Farc muertos significó para su familia, también,  una bomba contra su deseo de vivir en su tierra. 

Como él, según indica la  Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Ocha, hay al menos 351 personas desplazadas de las veredas San Agustín, Balsitas y Las Juntas, la mayoría de ellas durmiendo en la Casa de la Cultura de Guapi. 

“En Guapi ya teníamos un problema grave de desplazamiento debido a los actores armados que amenazan a las comunidades negras e indígenas que habitan las zonas selváticas, pero el ataque a las Farc ha agravado la crisis. Desde ese día (viernes 22 de mayo) los desplazados siguen llegando al casco urbano provenientes de las comunidades San Agustín y Balsitas, a lo largo del río Guapi”, dijo Sinson Carabalí, personero de Guapi. 

La alcaldesa Yolima Sinisterra confirmó que la totalidad de la vereda La Agustina, escenario del bombardeo, se encuentra deshabitada, y agregó que los combates se mantienen y la cifra de desplazados podría aumentar.  

De acuerdo con las estadísticas de la Unidad de Víctimas, en 2014 se presentaron 2399 casos de desplazamiento en Guapi, siendo la región del Cauca más afectada por el flagelo.  

El informe de la Ocha señala que, además de las 351 personas integrantes de 88 familias que se han desplazado al casco urbano del municipio por los bombardeos, se calcula que al menos otras 400 familias están en alto riesgo en las veredas San Vicente, Santa Clara, Naranjo, Rosario, Yantín y Caimito. 

En la Casa de la Cultura los niños, las mujeres, los hombres, los ancianos duermen sobre los colchones y comen los alimentos que la Personería y organismos internacionales les han entregado. 

  Según los censos de los desplazados realizado por la Defensoría del Pueblo, uno de los primeros grupos de personas que llegó a Guapi está compuesto por 33 familias equivalentes a 165 desplazados, entre las cuales hay 27 niños entre los 0 y los 5 años, y otros 57 menores cuyas edades oscilan entre los 6 y los 17 años. A ellos se suman 81 adultos, 13 de los cuales son mayores de 60 años. 

En horas de la tarde del martes se trasladaron hasta ese municipio el mayor general de Infantería de Marina Héctor Julio Pachón Cañón, Inspector General de la Armada, y el contralmirante Ernesto Durán González, comandante de la Fuerza Naval del Pacífico, junto a un equipo interdisciplinario conformado por oficiales de la Institución Naval, para realizar acompañamiento a las autoridades municipales. 

Guapi es un municipio de la costa pacífica caucana que se encuentra amenazado principalmente por el Frente 29 de las Farc, así como por bandas criminales que utilizan su cercanía con el Pacífico para el tráfico de drogas.  

Según los datos de la Unidad de Víctimas así como de la Personería de Guapi, los constantes enfrentamientos entre estos grupos y la Fuerza Pública son el principal factor causante de desplazamiento.  

Las zonas receptoras son los municipios de Palmira, El Cerrito y Cali, en el Valle del Cauca.