Colombia


Se han perdido 15 vacunas anti COVID, esta es la explicación

La Contraloría denunció la pérdida de 15 dosis de vacunas anti COVID, frente a esto el Ministerio de Salud hizo unas aclaraciones puntuales.

COLPRENSA

23 de febrero de 2021 09:31 AM

La Contraloría General de la República reportó que ya llegan a 15 las dosis de vacuna contra el covid-19 perdidas en 5 ciudades, en los primeros días de aplicación del medicamento en Colombia.

Las dosis perdidas se reportaron en el Hospital Universitario de Armenia (5), la Clínica Comfamiliar de Pereira (4), el Hospital Pablo Tobón Uribe de Medellín (3), la Clínica Medilaser (1) y el Hospital Universitario de Neiva (1) y el Hospital Universitario de Sincelejo (1).

El director del Hospital Pablo Tobón Uribe en Medellín, Andrés Aguirre, afirmó que la palabra “perdida es inexacta” y pidió a los organismos de control “ser más justos” con las afirmaciones que hacen sobre estos procesos de vacunación.

“Dos de los viales vinieron con una menor cantidad, por lo tanto nunca se pierde lo que nunca se tuvo. La circunstancia es de producción de Pfizer. Esa situación fue detectada antes de la preparación del biológico y fue reportada. La palabra perdidos no se atiene a la realidad y que obedece a las variaciones de producción de un medicamento”, indicó Aguirre.

Aguirre explicó que el vial viene con un contenido sólido que se debe diluir de manera exacta. “Si usted tiene que darle 20 gramos de café a cada persona y una bolsa que debería tener 200 gramos no trae sino 180 pues no podrá dárselo sino a 9 personas. Esa es la situación. La dilución de la concentración del medicamento debe ser igual”, explicó.

El director del Hospital dice que no se trató de un manejo indebido y reiteró que estos juicios de valor son muy peligrosos. “La tercera dosis fue un defecto de fabricación en una de las jeringas que nos fue suministrada, que nosotros no las ponemos. Esas fueron las tres dosis que se reportaron en un informe de farmacovigilancia. Por lo tanto, la Contraloría está dando un hallazgo que fue reportado, no de vigilancia, sino debidamente reportado”, concluyó.

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, también se refirió respondió al informe de la Contraloría y dijo que se trató de “errores de dosificación” y no por hechos irregulares.

“Todo se surtió según lo planeado, no se perdieron vacunas de forma significativa, es decir, de más de 4.599 vacunas, tres que están documentadas, controladas, se sabe qué paso exactamente, no hay ninguna irregularidad en ello, son errores a la hora de dosificar, pero nada de corrupción, nada de eso”, explicó.

El reporte de la Contraloría hace parte del acompañamiento a las jornadas de vacunación que viene haciendo la Contraloría en el cual se inspeccionaron los centros de acopio, se verificó su almacenamiento y los protocolos para la distribución de las vacunas.

La Contraloría informó que hará nuevas visitas a las IPS donde se detectó la perdida para establecer qué ocurrió.

Se puede perder entre un 5 y un 10%: Minsalud

Este lunes, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, explicó en el programa Prevención y Acción que es normal que en la aplicación de las vacunas se pueda perder entre un 5 y un 10% de las dosis, debido, por ejemplo, a que el vial que contiene las vacunas no traiga la cantidad precisa de las dosis o que se aplique una dosis de manera incorrecta.

Aseguró que con las farmacéuticas se viene trabajando para evaluar el proceso y hacer las correcciones correspondientes para que las pérdidas sean mínimas.

Dijo que “hay ocasiones en las que es tan eficiente que podría incluso sobrar una dosis o quedar una parte muy pequeña de vacuna dentro del vial, la cual a veces es necesario desecharla”.

El superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal, expuso que el control de estas situaciones les corresponde a todos los actores del sistema, incluidas las EPS e IPS. También informó que su dependencia conformó un cuerpo élite con más de 80 especialistas y 12 grupos que inició su trabajo hace tres semanas y que está recorriendo todo el país para hacer cumplir los lineamientos definidos por las autoridades para la aplicación de las vacunas.

Detalló que habrá tres ciclos de visitas en todo el país para verificar si se han atendido las alertas de su unidad sobre las presuntas irregularidades en este tema.

En este sentido la Procuraduría aclara que es consciente, por explicaciones que se le han entregado y por las capacitaciones recibidas, que el manejo de la vacuna puede conllevar, por errores involuntarios o accidentes, a la pérdida de algunas dosis. Sin embargo, aclara también que esta condición no significa que no se deba estar alerta e investigar cada caso de manera particular a fin de evitar o castigar cualquier falta disciplinaria o incluso acciones criminales.

“No vamos a descuidar un solo aspecto por insignificante que parezca, no vamos a bajar la guardia en ninguna región, no vamos a desatender ninguna denuncia. Quien por acción u omisión ponga en riesgo la vida de otra persona debe ser castigado con todo el peso de la ley. Aquí nadie puede saltarse la fila, nadie puede desperdiciar una sola dosis de la vacuna. Nos vamos a dedicar a acabar con ese cuentico de que el vivo vive del bobo”, afirmó la procuradora general, Margarita Cabello.