Colombia


Senador escribe a vicepresidente Kamala Harris sobre situación de Buevaventura

Germán Castro le dio a conocer a la vicepresidenta de EE.UU. la situación de pobreza y violencia que afronta Buenaventura y el resto del Pacífico colombiano.

COLPRENSA

19 de febrero de 2021 02:04 PM

El senador del Partido Verde, Germán Castro, hizo pública una carta en la que alerta a la vicepresidente de Estados Unidos, Kamala Harris, y al representante Gregory Meeks, del comité de asuntos internacionales de Estados Unidos, sobre la difícil situación que vive Buenaventura y en general los habitantes del Pacífico.

“El objetivo principal de esta carta es informarle sobre las pobres condiciones económicas y sociales que los afrocolombianos han vivido desde que se independizó Colombia en 1810. Como por si esto no fuera poco, la situación de la región pacífica, en la cual residen la mayoría de pobalción afrocolombiana del país se ha empeorado especialmente en la ciudad de Buenaventura, Valle del Cauca. Una ciudad en la que la mayoría de su población es afro”, indica el senador. Lea aquí: Reclaman presencia del Estado en Buenaventura y Tumaco

El congresista colombiano indica que “Buenaventura es una de las ciudades más importantes en Colombia debido a su ubicación estratégica en el océano Pacífico. En el puerto se maneja cerca del 60% del mercado marítimo. Infortunadamente, durante las últimas tres décadas la violencia la inequidad y la negligencia de las autoridades locales, nacionales y gubernamentales han provocado una tremenda inequidad. Los habitantes de la ciudad tienen el 70% del desempleo”.

La carta continúa diciendo que “esta situación ha creado una cruel paradoja: la ciudad con el puerto más importante del país es también la más violenta, pobre e inequitativa. No solo de Colombia sino de Latinoamérica”.

El senador indica que nació y creció escuchando la música de los habitantes, pero “hoy no hay música solo el devastador sonido de las metralletas. Hoy la lluvia no es una razón para que los niños jueguen sino para limpiar la sangre que se derrama en las calles”.

Con esta cruda descripción el senador indica que debido a que existe una agenda bilateral tan fuerte entre los dos gobiernos es necesario que en los dos gobiernos, de manera urgente, “incluyan en la agenda bilateral soluciones para mejorar las condiciones en que viven los afrocolombianos”.

“Una paz de largo plazo, hará a las comunidades vulnerables más fuertes. Un país más inclusivo puede moverse hacia el siglo 21. Colombia nunca logrará un verdadero camino a la paz y a la prosperidad si el 20% de su población vive en la miseria y no tiene oportunidades para participar y convertirse en verdaderos miembros de una sociedad. Estamos en una situación desesperada que es reflejo de la profunda inequidad y negligencia que ha caracterizado a nuestro gobierno a través de la historia”, dice.

Por último, indica que “ esta situación ha impactado seriamente la seguridad, y las oportunidades de millones de afro colombianos afectados por la pobreza y la violencia en sus territorios. Es absolutamente necesario que las relaciones cercanas que mantienen los gobiernos de Estados Unidos y Colombia se enfoquen no solo en ayudar a los habitantes de Buenaventura sino a todas las comunidades que viven al rededor de la región Pacífica”.