Colombia


Soledad Tamayo afirma que al conservatismo le aplicaron dos veces la silla vacía

A Tamayo, quien reemplazo a Aida Merlano, le tocó despedirse del Senado por orden de la Corte Suprema.

COLPRENSA

27 de julio de 2020 10:14 AM

Luego de que la Corte Suprema dejó en firme la silla vacía a la curul de la hoy prófuga Aida Merlano, la saliente senadora Soledad Tamayo Tamayo, quien la reemplazó, aseguró que acata el fallo, pero cuestionó que esa figura se le aplicó al Partido Conservador en dos ocasiones.

“Quiero manifestar que soy respetuosa de los fallos judiciales y del ordenamiento jurídico y, aunque no comparto la decisión de la sala penal de la Honorable Corte Suprema de Justicia, en lo concerniente a la aplicación de la silla vacía a la curul que ostento, la acato”, manifestó la saliente congresista.

Según ella “el día de las elecciones, 11 de marzo de 2018, fui elegida como senadora de la República, 15 días después me quitan este derecho, dado que al Partido Conservador se le asignaron 14 curules; no conozco a la señora Aida Merlano y ni uno solo de los votos de mis electores tiene relación alguna con ella; el Consejo de Estado decretó la nulidad de la elección de la señora Aida Merlano, así como la pérdida de investidura antes de ser condenada por la Corte Suprema de Justicia; la señora Aida Merlano, nunca se posesionó como Senadora de la República; como consecuencia de los delitos cometidos por la señora Aida Merlano, al Partido Conservador se le aplicó dos veces la silla vacía (en la Cámara de Representantes y en el Senado) lo que es equivalente a castigar dos veces por un mismo delito”, manifestó Tamayo en un comunicado.

Resaltó además que ocupó la curul ”por el llamamiento que se me hizo, por cuenta del fallo del Consejo de Estado del 16 de mayo de 2019 que declaró la nulidad de la elección de la señora Aida Merlano. Si no me hubiera posesionado como Senadora, muy seguramente, hubiera sido objeto de una demanda de pérdida de investidura, en cumplimiento de lo dispuesto en el numeral 3 del artículo 183 de la Constitución Política”.

Finalmente indicó que “no he cometido ningún delito, llegué a ocupar este cargo tras años de dedicación y por la confianza que depositaron en mí, los ciudadanos que me eligieron para representarlos”.