Colombia


Vacunas, consumo y empleo serán prioridad en la economía este 2021

La economía de Colombia caerá un 8,2% y en Latinoamérica 8,1% según FMI, las expectativas son altas, entendiendo que será el año de la recuperación.

COLPRENSA

01 de enero de 2021 08:00 PM

Dejando atrás un 2020 de cifras negativas como una economía caerá según el Fondo Monetario Internacional (FMI), las expectativas sobre 2021 son altas, entendiendo que será el año de recuperación, pero que dependerá en gran medida de la evolución del virus.

Por eso, los expertos indican que la lupa estará sobre cuatro importantes indicadores: la recuperación del empleo, el consumo, la distribución de la vacuna contra la COVID-19 y los estímulos para apalancar la reactivación.

En el primer caso se destaca que en Colombia el confinamiento por el virus se llevó 5,3 millones de trabajos, de los que a octubre se recuperaron 4,75 millones, pero en los que la incidencia de la informalidad es alta, pues el 47,1 % son de ese tipo en las ciudades principales, es decir casi uno de cada dos, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

Para el economista principal de Scotiabank Colpatria, Sergio Olarte, justamente este será uno de los aspectos a los que se les seguirá la pista el próximo año, en la medida que puede ser el termómetro de la afamada ‘reactivación’.

El experto, quien proyecta que para cierre de 2020 la tasa de desempleo estaría en 14,5 %, asegura que los sectores que jalonarían la creación de vacantes serían el comercio y la construcción, que de acuerdo con las cifras del Dane ocupan a 4,02 millones y 1,46 millones de personas, respectivamente, a corte del décimo mes.

Según Olarte, por los lados del comercio los nuevos puestos laborales estarían apalancados por las vacantes temporales que suelen potenciarse en diciembre por el mayor nivel de compras, mes que de paso dejará ver “cómo está cambiando la estructura de consumo de los hogares en medio de la pandemia”.

En cuanto a la construcción, según calcula la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), en cabeza de su presidenta Sandra Forero, será un renglón que aportaría 300.000 trabajos formales nuevos a 2022 de unas 500.000 viviendas y 12 millones de m² en proyectos no residenciales.

Del consumo

Para el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, otra cifra que permite ser optimista y podría marcar el crecimiento económico en 2021 —que espera sea superior al 5 %— es la de las ventas del comercio, uno de los primeros sectores que ha vuelto a terreno positivo, en tanto que la demanda creció 3 % en octubre respecto al mismo mes de 2019, en línea con lo que indica el Dane (ver Paréntesis).

De hecho, destacó Restrepo, un indicio igualmente importante es la confianza de los consumidores que viene en aumento. Y es que según el tanque de pensamiento Fedesarrollo, que mide dicho indicador, la perspectiva de los colombianos sobre la situación económica, si bien aún está en terreno negativo (-13,6 % en noviembre), muestra un repunte respecto a meses pasados (creció 5,0 puntos porcentuales pps frente a octubre).

Para los ciudadanos hay un mejor panorama para adquirir bienes durables (indicador que subió 8,7 pps de octubre a noviembre), aunque guardan cautela frente a la posibilidad de comprar vivienda (-1,1 pps) o vehículo (-2 pps).

Pero pese a que en las encuestas los ciudadanos se muestran moderados frente a los dos últimos bienes en cuestión, lo cierto es que las ventas de vivienda viven sus días dorados y según cifras del Ministerio de Vivienda, noviembre fue el mes en que más unidades se comercializaron en la historia del país con 14.061 de interés social (VIS) y 6.589 no VIS.

En el mercado de vehículos, según Oliverio Enrique García, presidente de la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible (Andemos) ha tenido una reacción “más rápida de lo esperada”, y en noviembre se reportaron 22.351 matrículas nuevas, es decir, 7 % más que en octubre y 6,8 % menos que en el mismo mes de 2019, que muestra retos a nivel sectorial.

Vacunas y estímulos

En lo que existe un consenso general en los expertos es que la generación de empleo y los estímulos al consumo, y el ritmo de la economía en general, dependerán en gran medida de cómo evolucione la pandemia y la distribución de las vacunas el próximo año.

Por ejemplo, Felipe Campos, gerente de Investigaciones Económicas de Grupo Alianza, postuló en la ‘Conferencia Perspectivas Económicas 2021’ de esa firma, que las noticias positivas en torno a la vacuna y las decisiones que tome la Reserva Federal (FED) sobre mantener o quitar estímulos a la economía provocarán bajas o subidas en los precios de las materias primas como el petróleo, así como en el valor del dólar.

Para el analista, esa dinámica impactaría a Colombia con una divisa norteamericana que se ubique entre 3.400 pesos y 3.500 pesos en buena parte del primer semestre del 2021, que también vendría con ciertos desequilibrios entre oferta y demanda.

Similar es el planteamiento de Martha Elena Delgado y Nicolás Cruz, investigadores de Fedesarrollo, quienes anotaron que aunque en lo que al ámbito global se refiere, el FMI espera un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial del orden de 5,2 %, este “estará sujeto a la incertidumbre generada por las nuevas olas de contagio, la efectividad de las vacunas y su posterior distribución y el alcance de los programas de estímulo para la economía (inyecciones de liquidez y bajas tasas de interés)”.

Los expertos, que se manifestaron en el informe Tendencia económica de diciembre de 2020, elaborado por el tanque de pensamiento con apoyo de Davivienda, indicaron que en el caso del comercio internacional un potencial fin de la Guerra Comercial entre Estados Unidos y China, el crecimiento de Europa y el “repunte económico” de Asia, darían pie para que se recupere luego de la caída de este año, que según estima la Organización Mundial del Comercio (OMC), será de 9,2 %.

Con todos estos datos de hoy y los indicadores sobre los que estará la atención el próximo año, lo cierto es que la economía mundial y nacional por ahora no ve otro camino que no sea el de recuperación. Por ahora, la única certidumbre es que la covid-19 pondrá el ritmo.

  NOTICIAS RECOMENDADAS