Colombia


“Yo pequé por inocencia”: Karen Váquiro sobre polémicos contratos

La esposa de Andrés Mauricio Mayorquín, exasesor de María Paula Correa, salió al paso de las acusaciones y de su inhabilidad para contratar.

COLPRENSA

17 de enero de 2022 05:50 PM

Karen Váquiro, quien presuntamente se benefició de obtener 24 contratos con el Estado, que suman 1.245 millones de pesos, gracias a la intervención de su esposo, Andrés Mauricio Mayorquín, exasesor de la jefa de gabinete del presidente Iván Duque, María Paula Correa, se defendió de las acusaciones en su contra y dijo que no sabía que tenía una inhabilidad en contratación.

“Yo pequé por inocencia por desconocimiento de las leyes contractuales específicamente que rigen al sector público, yo no tenía la menor idea que al trabajar en el mismo lugar donde mi esposo estaba vinculado yo estaba inhabilitada”, dijo Váquiro en una entrevista con BluRadio.

(Lea aquí: Los contratos con el Estado de Karen Váquiro; ¿qué falló?)

Explicó además que negó tener una relación con Mayorquín “por no utilizar el nombre de Andrés, siempre mostrar mi independencia, para que la gente no dijera: ah ella es esposa de Mayorquín, por eso es que está acá”.

Por otro lado, Váquiro dijo que la gente piensa que ella se enriqueció pero no es así. “Desafortunadamente, lo que se ha vendido mediáticamente es que yo me llené, me enriquecí mejor dicho ahora soy la contratista multimillonaria pero no es así”, afirmó.

Lo anterior lo argumentó explicando que de los 1.245 millones de pesos, “el 19% se va para IVA y de esta razón me queda un neto de 1.000 millones de pesos, de los cuales tengo que pagar una renta del 36%, y los gastos a los que incurría como seguridad social”.

Además, dijo que no sabía que el delito de tráfico de influencias no es corrupción y explicó que los contratos los consiguió ella y no porque su esposo los buscará. “Acá todo se ha formalizado y conforme a la ley”.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Por otro lado, Andrés Mauricio Mayorquín explicó que su esposa “tenía contratos en el Fondo Económico desde febrero, mucho tiempo antes de que yo entrara a trabajar. Y no solo allá, también trabajaba en la ANP y en la Agencia de Desarrollo Rural. Por Dios santísimo, las personas tienen derecho a trabajar y en ese orden de ideas ella empezó a crecer”, sostuvo.

Mayorquín negó además que hubiese contactado a algún servidor público para interceder por su esposa.

(Le recomendamos: Así le hizo el “quite” el alcalde Dau al entramado de Andrés Mayorquín)

Agregó que se enorgullecía de recomendar a su esposa en todo lado, incluso antes de entrar a la presidencia. “Yo se la recomendaba a todo el mundo, yo realmente no tengo muy claro el contexto de las circunstancias de tiempo, modo y lugar que habla el alcalde Dau, pero tendré que dar las explicaciones”, dijo.

Frente a la pregunta de si sabía si su esposa estaba o no impedida respondió que es abogado, pero “el hecho de que yo estudié derecho no me hace a mi penalista para venirle a contestar a usted que si esto es un delito o no”.

Por último ambos pidieron perdón por estos hechos.

El escándalo fue revelado hace unos días por Blu Radio, que mostró que tres meses después del ascenso profesional de Mayorquín, su esposa, cuya única experiencia era como empleada bancaria, firmó su primer contrato de prestación de servicios profesionales con el Departamento de Prosperidad Social (DPS) al cual le siguieron otros con distintas entidades oficiales.

Según la investigación, en dos años Váquiro firmó 24 contratos con entidades como los ministerios de Cultura y de Justicia, la Aeronáutica Civil, la Presidencia del Senado, la Agencia Nacional de Tierras y el Archivo General de la Nación, entre otros. Contratos que suman 1.245 millones de pesos.

  NOTICIAS RECOMENDADAS