Cultural


Cartagena de Indias: ¡Mercado Cultural del Caribe para el mundo!

El Mercado Cultural del Caribe (MCC) es la propuesta cultural de Cartagena, con mayor impacto local, nacional e internacional.

GUSTAVO TATIS GUERRA

26 de noviembre de 2023 12:00 AM

Lo que ha logrado Rafael Ramos Caraballo con el Mercado Cultural del Caribe (MCC), en dieciséis años de agenda ininterrumpida, es una hazaña de sostenimiento del quehacer artístico, musical y dancístico, que abrió sus puertas desde Cartagena de Indias, hacia Colombia y el mundo. Lea: ¡Es oficial! Regresa el Mercado Cultural del Caribe en Cartagena

Rafael Ramos Caraballo es músico, percusionista, gestor cultural, creador de la Corporación Tambores de Cabildo, que a su vez ha forjado la Escuela de Tambores de La Boquilla, con cerca de un centenar de niños que además de tocar el tambor han aprendido a construirlo.

Es el artífice de esta iniciativa pionera y exitosa del Mercado Cultural del Caribe, que ha estimulado el surgimiento de nuevos mercados en diversas ciudades capitales del país, como Bogotá, Cali, Bucaramanga y San Andrés. Esa apertura ha consolidado la Red Nacional de Mercados Culturales, y se han multiplicado más allá de nuestras fronteras, en países de América Latina, como Chile, Argentina, Costa Rica, República Dominicana, entre otros.

Rafael Ramos aró la tierra y abrió los surcos de lo que hoy es un bosque con luz propia en la región y el mundo. Con la sencillez de un pastor de nubes, él lo sintetiza como una fluida transferencia de conocimientos. El Mercado Cultural del Caribe se convirtió en la propuesta cultural de Cartagena, con mayor impacto a nivel regional, nacional e internacional. Lea: Job Saas, la joya del reggae sanandresano, y Los Reyes de la Champeta en el Mercado Cultural del Caribe 2019

Un gestor en la barriada

Todo empezó hace muchos años cuando Rafael Ramos Caraballo era un muchacho que además de tocar la guitarra y los tambores, promovía a los talentos de su barriada al impulsar el Comité Cultural de Blas de Lezo. Su casa ha sido un punto de encuentro y celebración de las Fiestas de Independencia, donde al entrar, el invitado es recibido por Magdalena Caraballo, de 86 años, una dulce y recia mujer, que ha participado siempre en las ruedas del fandango y siempre ha acompañado a su hijo en esta fiesta gigantesca del Mercado Cultural del Caribe.

El gestor cultural barrial acompañó a una gira de Totó la Momposina, por el mundo, y se convirtió durante muchos años en su manager, y en guardián de otras cantadoras de bullerengue como Petrona Martínez.

Cartagena mira al mundo

El Mercado Cultural del Caribe (MCC) se realiza en el Centro de Formación de la Cooperación Española. Se sostiene con el apoyo de grupos de voluntarios del Caribe, y en tres días de evento se cumplen franjas académicas y ruedas de negocios con empresarios de Chile, Francia, España, Canadá, Senegal, entre otros, quienes son testigos del desarrollo musical y cultural de Cartagena y vienen a conocer los grupos locales y nacionales para contratarlos. Además de fomentar la cultura y promover el turismo.

“Nos sentimos ganadores cuando alguien nos dice: contratamos a ese grupo porque lo vimos y lo conocimos en Cartagena en el MMC”, dice Rafael Ramos Caraballo.

“Las Alegres Ambulancias se presentaron aquí, y luego, fueron contratadas en Canadá. Lo mismo, Bazurto All Stars, el Colectivo Musical Systema Solar, entre otros. Este encuentro ha generado una articulación reflexiva, al contar con una plataforma para que nuestros artistas expongan sus propuestas musicales. El MCC es un ámbito de circulación de nuestros artistas”.

Encuentro de Saberes

Desde su creación, el Mercado Cultural del Caribe ha promovido el Encuentro de Saberes, en donde participan guardianes de las tradiciones y la memoria ancestral indígena, africana y raizal. Allí se reencuentran indígenas wayuus, sembradores de los Montes de María, el Sinú, Córdoba, Sucre y San Andrés.

Este Encuentro de Saberes ha tenido como escenario el Patio del Museo Histórico de Cartagena (MUHCA), en donde se comparten saberes, sabores y experiencias heredadas en la comunidad. En esta versión del Mercado Cultural del Caribe es un privilegio la presencia de la gestora cultural Melody Capote, quien dirige el Centro Cultural del Caribe y la Diáspora de Nueva York, con irradiación en las diásporas africanas en Puerto Rico, Colombia, Venezuela, entre otras.

También se destaca la participación de Marisel Hernández, autora del libro “De coro y anís”, que estudia la vida y obra musical de Rafael Cortijo; y que la agenda académica cuenta con un equipo de trabajo integrado por Gina Ruz, Irene Criollo, María del Mar Hollis, Javier Arias, Imagina Cartagena, Rafael Bossio, Catalina Vela, entre otros.

La gestación del Mercado Cultural del Caribe ha sido fruto de largas travesías y vigilias de Rafael Ramos Caraballo en sus viajes por el mundo. Es como si hubiera salido de su patio de Blas de Lezo, con la misma alegría de noviembre, aún con las serpentinas de la fiesta y el fulgor de la música de los tambores, y hubiera cruzado las fronteras con sus zapatos de explorador de lejanías, convocando las diásporas africanas, indígenas y raizales, dispersas por el mundo. Y lo ha hecho con la misma inocencia legítima y la convicción de quien en su peregrinaje, como el niño pastor del desierto llama a sus ovejas que han perdido el rumbo y luego, con paciencia les señala el rumbo y las lleva al patio de su casa. Al inmenso patio donde resuena la música frente al mar de Cartagena. Y donde los niños de su escuela en La Boquilla tallan la madera de los árboles caídos en invierno para convertirlos en tambores.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS