Conversatorio sobre Lucho Bermúdez

21 de marzo de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Un conversatorio sobre Lucho Bermúdez se cumplirá a las 6 de esta tarde en la Fundación Universitaria Los Libertadores, Pie de la Popa, a propósito del libro "Lucho Bermúdez: un clarinete suena en la eternidad", de Gustavo Tatis Guerra.

La catedrática, pedagoga y gestora cultural Niurka Rignack conversará con el autor del libro, acto que contará además con una intervención musical con interpretaciones de algunas de las célebres canciones del genio musical del Carmen de Bolívar. Se exhibirán apartes del documental sobre Lucho Bermúdez, de Haroldo Rodríguez, producido por la Cinemateca Distrital de Cartagena. La entrada es libre.

El libro en su primera edición fue apoyado por el Instituto de Cultura y Turismo (Icultur), y la Gobernación de Bolívar, en su serie editorial. Esta segunda edición fue asumida por el autor, quien ha llevado el legado de Lucho Bermúdez, a barriadas, centros comunitarios y culturales, bibliotecas de todo el Caribe, y universidades. El libro espera socializarse en la Escuela de Música Lucho Bermúdez, del Carmen de Bolívar. 

  "Solo un artista como él pudo convertir una escena vivida en una bella canción. Vio bailar descalza en la arena de Marialabaja a la negra María Isabel, y aquello fue la semilla sonora de "Prende la vela", precisa el autor del libro.
"Su solo nombre es una música. Lucho Bermúdez (Carmen de Bolívar, 25 de enero de 1912- Bogotá, 23 de abril de 1994), compuso y grabó más de un millar de canciones en todos los ritmos del país caribe y andino, y dejó en su baúl de creador fecundo, centenares millar de partituras.  

Toda su música suena a país.   Todas sus canciones son paisajes emocionales, memoria cantada, grito de amor por el corazón de la tierra. Toda la buena música está forjada de un inmenso amor por la vida y es hija de soledades profundas.  Fue el pionero en escribir en el Caribe colombiano la música que interpretaban las bandas y los grupos populares y folclóricos. Aprendió a tocar como un virtuosismo: la trompeta, el saxofón, el clarinete, el trombón, el piccolo, la tuba. Tenía la seriedad y el rigor de un investigador y un creador musical. Impulsó en 1946 la creación de Sayco para la salvaguarda de los derechos de los compositores. Era estricto, disciplinado, pero con un gran sentido del humor y una encarnizada vocación artística. No dejó de componer hasta el último día de su vida. Siempre estaba escribiendo música con su letra preciosa como si pintara las alas de un ángel".

La agenda cultural de hoy forma parte de una  rica e intensa programación que la Fundación Universitaria Los Libertadores ha previsto para este 2018, en su auditorio Hernán Linares, que se ha convertido en otro de los escenarios culturales de la ciudad. Ya fue escenario de conversatorios en Hay Festival de Cartagena, y prosigue con un gran homenaje a Germán Espinosa, en los 80 años de su natalicio.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cultural

DE INTERÉS