Cultural


Cuatro años de la Cartagena Caribe Big Band

REDACCIÓN CULTURAL

26 de agosto de 2011 12:01 AM

Es probable que usted haya visto estas bellísimas esculturas del Maestro Enrique Grau (1920-2004), que desde las 8 de esta noche se exhibirán en el hall del Centro de Convenciones.
La Fundación Cartagena Caribe Big Band en su cuarto aniversario, rinde homenaje al gran artista cartagenero cuyas pinturas y esculturas enriquecieron el arte colombiano del Siglo XX y su aporte estético es un patrimonio de los colombianos.

En su cuarto aniversario, la Fundación Cartagena Caribe Big Band ofrecerá una noche de sorpresas musicales, dentro del Bicentenario de Independencia de Cartagena: Una es la interpretación de la canción de Lucho Pérez, “Soy Getsemanicense”, con arreglos de la banda y  otra es “La rebelión”, de Joe Arroyo.
La Cartagena Caribe Big Band, dirigida por el Maestro Pacho Fortich, rendirá homenaje a la gloria musical Eliseo Herrera, El Rey del Trabalenguas, cuya voz alegró a este país cuando formaba parte de Los Corraleros de Majagual.
La noche tendrá otras sorpresas: la champeta  de Elio Boom y Monsieur Boogaloo,  las voces de los cantantes Anita Vergara y Alfonso Gómez Lorduy.  Noche musical con la participación del maestro Rey Arturo González, reconocido músico y arreglista cartagenero.
La coreografía estará a cargo de la Escuela Nacional Folclórica Ekobios, dirigida por Dixon Pérez,  grupo que ha representado a Colombia en diversos festivales y ha merecido varios Congos de Oro en el Carnaval de Barranquilla.
Hoy, Cristian del Real

El joven músico cartagenero Cristian del Real Barreto (1989) es uno de los invitados al concierto de la Cartagena Caribe Big Band.
Cristian irrumpió a sus cuatro años en el panorama nacional e internacional, como el niño prodigio del timbal, alternando en el Madison Square Garden de Nueva York, junto a Celia Cruz y Tito Puente. En 2008 ganó una beca del Concurso Nal. de Belleza para continuar estudios de piano en la U. Juan N. Corpas. Bajo la tutoría de Pilar Leyva, ganó en 2009, el segundo lugar en el XIV Concurso Nacional de Piano en la Universidad Industrial de Santander.  Hijo del conocido músico Víctor del Real, el joven músico proviene de una familia de músicos.
Esta vez su intervención será con los timbales, recordando sus años de infancia.