El legado del artista venezolano Carlos Cruz-Díez

21 de agosto de 2019 10:32 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

A sus 95 años, falleció en París el reconocido artista venezolano Carlos Cruz-Díez (Caracas, 1923), uno de los más destacados pioneros del arte cinético en América Latina.

Desde niño quedó deslumbrado al ver los reflejos del sol en las botellas de gaseosas de la fábrica de su padre. Toda su vida fue la búsqueda insaciable del color en sus diversas manifestaciones, vibraciones y reflejos.

Es uno de los grandes artistas latinoamericanos. El aeropuerto de Caracas tiene un inmenso mural del artista, y su obra está en el Museo de Arte Moderno (MOMA) de Nueva York, del Tate Modern de Londres, del Museo de Bellas Artes de Caracas y del Museo de Arte Moderno de París, entre otros.

“El cinetismo se basa en la idea de que el color, la luz y el movimiento, en relaciones interdependientes, están en condiciones de crear, por sí mismos, una obra de arte”, ha expresado el crítico Eduardo Márceles Daconte.

“Es, sin duda, un desarrollo que traza sus orígenes al constructivismo popularizado en la Unión Soviética en los años veinte por artistas como Vladimir Tatlin o Naum Gabo, quienes —después de transitar por el cubismo— reafirmaron la postulación futurista de que solo el movimiento en el espacio, y no el volumen, era fundamental para el arte. Ya Umberto Boccioni, el más activo de los futuristas italianos, había escrito en un manifiesto de principios de siglo XX que “el dinamismo universal ha de restituirse en la pintura como una sensación dinámica... El movimiento y la luz destruyen la materialidad de los cuerpos”.

Una de sus obras ‘Cromoestructura’, se encuentra en el Museo de Arte Moderno de Barranquilla.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cultural

DE INTERÉS