El sueño de Danfroc cambió de rumbo

19 de septiembre de 2018 12:04 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Danfroc, la compañía de danza infantil afrocontemporánea que nació en el corazón del barrio Olaya Herrera, no irá a Roma, Italia. Aunque la respuesta del público fue buena, no se alcanzó la meta de donaciones en una campaña que buscaba costear el viaje de los niños al ‘viejo continente’.

En la capital italiana, los pequeños olayeros participarían como invitados especiales por su talento en la clausura del Macondo Fest, evento en homenaje a Gabriel García Márquez.

Sin embargo, el dinero recaudado ahora se invertirá en otro fin: “Lo vamos a destinar para comprar un lote para construir nuestra sede en Olaya”, explica Teofilo Mercado, coreógrafo creador de Danfroc.

La campaña

La invitación al Macondo Fest, en Roma, surgió luego de que la directora del festival viera una video-danza de los niños. Ese video se ha presentado en festivales del mundo y sirvió como muestra del talento de los cartageneros. Sin embargo, dicha invitación no incluía tiquetes aéreos. Por esto, se inició una campaña de recaudar fondos, a la que se fueron sumando voluntarios de diferentes áreas.

En mayo, se lanzó un video promocional, que alcanzó cerca de 36 mil reproducciones en Facebook y fue compartido más de mil veces. Entre junio y agosto, una campaña de crowdfunding  recaudó $7.500.000, aportados por 107 personas de muchas nacionalidades. También se realizó un gala de ‘En silencio’, la obra de Danfroc, en el Teatro Adolfo Mejía, a la que asistieron cerca de 500 personas y donde “el público se enamoró” del grupo.

Icultur ayudó a conseguir pasaportes para los niños y niñas, además la diseñadora Ketty Tinoco se sumó a la causa, diseñando y confeccionando trajes de lino para Danfroc. Pese a las  donaciones, no se alcanzó la meta de unos $60 millones,  para llevar a  Roma a diez niños y tres adultos de Danfroc.

“Entonces se tomó la decisión de no viajar porque no se podía llevar a toda la compañía”, explica Catalina Vela,  productora cultural que se sumó a la campaña. “Lo interesante de todo esto es ver cómo un grupo de personas,  comunes y corrientes, decidieron abrazar este proyecto y pornerlo en un nivel de visibilidad muy grande”, añade.

Sigue el proyecto

La campaña sigue, solo que ahora cambia de objetivo. “Logramos recaudar recursos que serán invertidos en el proyecto de construir una sede para Danfroc en Olaya,  de donde es la compañía. Con esa nueva meta se hace necesario seguir buscando recursos vía donaciones privadas o aportes del Estado”, comenta Catalina. Por ello, se preparan para hacer una campaña de promoción, aplicando a convocatorias de fondos nacionales e internacionales y así conseguir el dinero para este proyecto.

Danfroc, en palabras de su creador Teófilo Mercado, “nace en la otra Cartagena, donde no llegan las olas del mar, donde hay fronteras invisibles, donde se acuestan a veces sin comer y los niños caminan descalzos”.  Son niños del sector Rafael Núñez de Olaya Herrera que mueven sus cuerpos al son de danza afrocontemporánea.

Un equipo que abraza a Danfroc

Artistas y emprendedores culturales se fueron sumando para apoyar a Danfroc y se conformó un grupo interdisciplinario que trabajó voluntariamente para darle toda la visibilidad a la compañía en un tiempo récord. Entre ellos están:_El fotógrafo Fabián Alvarez, quien hizo fotografías para el poster, durante toda la campaña y para el brochure; Chrstian Rivas, Jhon Pinto y Rafael Bossio, realizadores audiovisuales, quienes hicieron los videos; el escritor Íos Fernández, quien se encargó de las comunicaciones y de coordinar al equipo de logística;_la comunicadora social Sher Herrera, quien dio impulso a las redes sociales; el educador Greg Labrosse, quien asesoró a la compañía y promovió la campaña en el exterior; la comunicadora Ana Luisa Muñoz, quien presentó a la compañía. Además, Catalina Vega, productora cultural que diseñó la estrategia de la campaña de crowdfunding y coordinó al equipo de producción; el fotógrafo Joe Belial, quien hizo retratos de todos los miembros de la compañía;_y Joyce Moreno del Toro, artista y gestora cultural.

Donaciones

Si alguien quiere donar para ayudar a los niños de Danfroc, puede hacerlo a través de la cuenta de ahorros Bancolombia N. 098-952263-59.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cultural

DE INTERÉS