Cultural


Elkin Torres, un gran artista de los tatuajes

Este habitante del barrio Los Cerezos, tatúa desde los 16 años de edad y se ha consagrado como uno de los mejores en la ciudad.

VALERIA VIAÑA PADILLA-EL UNIVERSAL

02 de marzo de 2021 10:42 AM

Cuando Elkin Torres estudiaba en el colegio, tuvo su primera experiencia con los tatuajes a los 16 años. Aunque todavía no tenía una sola marca en su cuerpo, se dedicó a emprender el talento de tatuar a sus compañeros de clase.

Era la semana científica y todos debían entregar su proyecto. Como a Elkin le encantaba dibujar, no dudó en crear una máquina casera para tatuar, conocida como hechiza, que se crean de forma artesanal.

“Eso fue en 2015, recuerdo que muchos ese día se tatuaron con mi proyecto y les gustó tanto que pensé en dedicarme a esto. Fue entonces en 2016 cuando un amigo me hizo sacar la máquina otra vez para tatuarlo y desde ahí no he dejado de trabajar en este mundo”, recordó con emoción Elkin Torres.

Con el pasar del tiempo, Elkin cambió la hechiza y adquirió una máquina profesional, ¿y para qué fue eso? El pasado 2020 tuvo gran reconocimiento por su oficio, lo que hoy lo lleva a posesionarse como uno de los mejores tatuadores de Cartagena.

A sus 21 años, este joven se ha cotizado tanto por su impecable trabajo, que tiene su propio negocio de tattoo (que pasará al barrio Los Cerezos) donde llegan nativos y extranjeros a realizarse uno de esos diseños de los que él es experto.

Su estilo es el realismo sombra y full color, independientemente de la figura que realice sobre la piel. A eso le llama nueva escuela, pues es un arte que se ha cotizado mucho en estos tiempos.

Su fuerte es tatuar retratos y figuras. Así como puede plasmar el cuerpo de una persona, también lo hace con el diseño de un animal, pero a fin de cuentas Elkin está dispuesto a trabajar cualquier dibujo que su cliente desee realizarse, sin ningún problema.

“Es claro que esta pasión nace por el talento del dibujo, pero me inspiré en hacer tatuajes porque en el barrio San José de los Campanos, donde yo estudiaba, vivía un tatuador llamado Andys Manuel y él era tan bueno en lo que hacía que me enseñó a tatuar y, junto con mis innovaciones, he salido adelante”, explicó el artista.

Ahora, quien ve a Elkin, puede notar que su semblante es el de un profesional, quien tampoco se ha salvado de experimentar en la piel los alcances de una aguja con tinta. Su brazo izquierdo está completamente tatuado, gracias a la obra de uno de sus colegas.

“Es muy difícil tatuarse uno mismo, porque además de que duele, el pulso cambia, sin mencionar lo complejo que es llegar a ciertos lugares del cuerpo donde nos haremos el tatuaje”, precisó el artista.

Entre sus planes a futuro, Torres busca posicionarse en las redes sociales como Instagram, pues tiene su propio perfil donde sube videos, muy interesantes, de tatuajes innovadores y perfeccionados, hechos por él.

Síguelo en Instagram como:

@elkiin_torres, donde cuenta con más de 19 mil seguidores.