Cultural


Fiestas de Independencia: te explicamos el homenaje a los preludios

Este año, la tradición oral cartagenera es la protagonista, especialmente los pregones y pregoneros de la ciudad. ¿De qué se trata?

REDACCIÓN CULTURAL

21 de octubre de 2022 12:13 PM

En el marco de las Fiestas de Independencia del 11 de Noviembre, la Alcaldía de Cartagena y el Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena (IPCC), realizan un homenaje a la tradición oral cartagenera.

Esa exaltación se vio, por primera vez, en el preludio de Canapote, justamente en los vestuarios de las candidatas al Reinado de la Independencia, representando a las pregoneras de alegría (dulce típico), de fruta y coco. El objetivo de este homenaje es fortalecer los procesos de identidad cultural y salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial del Distrito.

Precisamente hoy, viernes 21 de octubre, se desarrollará el segundo preludio en el barrio Las Gaviotas, que es de la Localidad De la Virgen y Turística. Los protagonistas serán las décimas. Lea aquí: Este viernes, el preludio es en Las Gaviotas: todo lo que debes saber

Como es tradición, también estarán las candidatas al Reinado de Independencia, actores festivos, comparsas y Grandes Lanceros. Todos realizarán puestas en escena relacionadas con un área de la oralidad del Caribe, especialmente la del “Corralito de piedra”.

“La oralidad es utilizada como canal único no sólo de transmisión, sino también de conservación de la memoria colectiva. Es parte integrante de la vida en cualquier cultura, es un auténtico recurso para conservar el pasado y mantener viva la herencia cultural en las nuevas generaciones”, argumentó Oscar Uriza Pérez, director del IPCC.

Las tradiciones y expresiones orales, abarcan una inmensa variedad de formas habladas, como: cantos, pregones, proverbios, adivinanzas, cuentos, canciones infantiles, leyendas, mitos, cantos y poemas épicos, sortilegios, plegarias, representaciones dramáticas, etc.

Los pregones

La palabra “pregón” es procedente del latín praeconium, y generalmente se refiere a una proclama pronunciada de manera pública, invitando a que las personas tomen conocimiento de la información difundida.

La existencia del pregonero viene desde la época colonial, principalmente durante los siglos XVI y XVII. Existen dos connotaciones para los pregones: pregones oficiales, cuyo fin es dar a conocer edictos provenientes de una instancia de gobierno o institución pública, y los pregones callejeros, que se distinguen como pregones de oficio y pregones de vendedores.

El pregón nos anuncia el festejo dionisiaco, es la primera fase del rito de paso y separa el espacio-tiempo “sagrado” del espacio-tiempo profano. Es la apertura o inauguración de la fiesta que conserva su estructura desde su emergencia en lo relativo a la propia entraña religiosa, ritual y entusiasta, en el sentido de que la fiesta es la síntesis de tres momentos vivenciales: la llamada, el reencuentro y el homenaje.

Las que cantan estos pregones son las “palenqueras” que deambulan vendiendo alegría, una deliciosa golosina, elaborada con millo, panela, coco y anís.

En Cartagena, el término es parte de nuestro diario vivir, porque aquí todos somos pregoneros.

- “¡Las griegas!, es que no me oyen o es que no me ven” o aquel otro que suena:

- “Alegría con coco y anís, casera, cómpreme a mí, que yo vengo del barrio Getsemaní”

- “Maní, maní, maní...”.

Pregones y Fiestas

En Cartagena, la alegría se vende en las calles y además se come: Alegría...Alegría con coco y anís... Casera cómpreme a mí que vengo del barrio Getsemaní...

Las que cantan estos pregones son las “palenqueras” que deambulan vendiendo alegría, una deliciosa golosina, elaborada con millo, panela, coco y anís.

Parte importante de las fiestas son su pregón constante y todas sus sonoridades, por tal motivo la Alcaldía de Cartagena y el IPCC le apuestan al fortalecimiento de la memoria colectiva.

Otro pregón que se escucha en noviembre es: Tintililillo, tintililillo, cinco pesos pa mi bolsillo / no te rías, no te rías, que la mochila está vacía / no te late, no te late, saca el bollo del escaparate y las respuestas, por sí o por no: Esta casa es de arroz, donde vive el niño Dios o Esta casa es de aguja donde viven todas las brujas. Y así sabemos que se iniciaron las fiestas.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS