Hoy, último día de Farex

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En las manos de más de 300 indígenas de las comunidades Kaparala y Wososopo, de Uribia, en la Alta Guajira, se tejen sombreros y mochilas, muestras de un invaluable saber ancestral con el que crecen y del que sobreviven en estos pueblos de Colombia. Evidencian un laborioso trabajo y una minuciosa dedicación. Las exóticas y coloridas piezas se exponen en uno de los stands de la versión 2019 de la Feria de Artesanías de Exportación (Farex XIX), en el Centro de Convenciones Cartagena de Indias. Ellos incursionan en esta feria con sus productos autóctonos que ya han pisado mercados internacionales. “En la cultura wayúu uno va heredando el oficio. Allá siempre prevalece lo que es la tejeduría, los niños aprenden eso desde pequeños de los tíos y abuelos. Yo aprendí cuando tenía diez años, uno va viendo y se va interesando cada vez más, es el oficio diario en todos nuestros hogares”, nos cuenta Gary González, encargado de este stand. “Hace como diez años se dio a conocer el sombrero wayúu, ahora es un producto que está muy de moda a nivel mundial, grandes marcas y tiendas lo tienen en su haber, tenemos clientes a nivel internacional. Precisamente, por eso hemos innovado en cuanto a colores y diseños por las exigencias del mismo mercado de la moda. Hemos innovado en lo que es el tejido del sombrero, ahora tenemos carteras y también mochilas”, comenta.

En la feria también llaman la atención los bolsos tejidos con hilos de cobre, confeccionados por Sara López y por su madre, María Luisa Rocha, cuya tejeduría la heredaron de sus antepasados, campesinos de Ubaté, Cundinamarca. Ofrecen hamacas, sábanas, cojines y otros elementos tejidos de esa región. Los puestos muestran la gran variedad de artesanías colombianas, como joyas, zapatos, adornos y productos orgánicos como los que traen indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta. “Son productos ambientalmente sostenibles. Esto significa que con las ganancias que tenemos de estas ventas, lideramos proyectos productivos en nuestra comunidad del resguardo Arhuaco. Ofrecemos café orgánico, un chocolate oscuro especial que es endulzado con panela y no contiene leche, además de otros productos y de las mochilas que tejemos”, precisa Margareth Durán.

Hay un stand especial para todas las artesanías que elaboran las madres de Funvivir. “Es un proyecto que nació hace siete años para ayudar a financiar a la fundación”, cuenta Alicia Herrera. “Tenemos carteras tejidas en fibra de arroz, la base es camba. Son únicas, no hay tejidos repetidos, diseños exclusivos. Tenemos individuales y porta vasos y toallas elaboradas en bordado a mano”, sostiene.

Entre los joyas hay arte momposino con filigranas, pero también las elaboradas con ámbar amazónico. “Trabajamos con el ámbar colombiano de la amazonía, que es un ámbar joven que tiene entre 15 mil y 20 mil años de antigüedad, lo que hacemos es mezclarlo con diferentes piedras semipreciosas. También trabajamos con fibra de palma brasilera, que parece oro, pero que no se pone negro, porque es fibra natural”, comenta el joyero Juan David Méndez.

Farex es una vitrina que muestra el arte que Colombia tiene para el mundo, pero también tiene arte internacional, en un pabellón destinado para ello. La feria estará abierta hoy, en su último día, entre las 12 del día y las 10 de la noche.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cultural

DE INTERÉS