Cultural


Krzysztof Penderecki, un gigante de la música, clásico y vanguardista

El renombrado compositor y director de orquesta polaco Krzysztof Penderecki, conocido por su “Treno a las víctimas de Hiroshima”, falleció a sus 86 años.

EFE

29 de marzo de 2020 06:21 PM

El renombrado compositor y director de orquesta polaco Krzysztof Penderecki, conocido por su “Treno a las víctimas de Hiroshima”, el “Stabat Mater” y la banda sonora de “The Shining”, murió ayer a los 86 años en Cracovia tras una larga enfermedad. Considerado el compositor polaco moderno más importante, fue icono del sonorismo de la vanguardia musical polaca y galardonado autor de una amplísima variedad de obras, de sinfonías a piezas de cámara.

En su página web se dio cuenta de su muerte, “tras una larga y grave enfermedad. “Un gran polaco, sobresaliente artista, humanista y uno de los más conocidos y respetados compositores polacos”, agregó el comunicado.

Por su parte, la revista cultural polaca “Culture” aseguraba que “en la historia de la música del siglo XX su carrera destaca por su rápido ascenso hasta lo más alto, inigualable, con la posible excepción de Stravinsky”.

Entre sus obra clásicas destacan el “Treno a las víctimas de Hiroshima” (1960), una composición para 52 instrumentos de cuerda frotada que catapultó a la fama al entonces joven Penderecki y por la que recibió un premio de la UNESCO, así como la ecléctica “Pasión según San Lucas” (1963-1966). “Lo único que me interesa es liberar al sonido de toda tradición”, aseguró el compositor. Además de cinco Grammys, el galardón UNESCO y dos Prix Italia, obtuvo el premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2001 y ha logrado la Orden del Mérito de Mónaco, la distinción francesa de Comandante de la Orden de las Artes y las Letras, el Praemium Imperiale japonés y la Orden del Águila Blanca polaca.

Doctor Honoris Causa por 22 universidades, Penderecki era miembro de la Real Academia de la Música de Londres, la Academia Nacional de Santa Cecilia de Roma, la Academia de las Artes de Berlín, la Academia Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires, la Academia Americana de las Artes y las Letras, y la Academia Argentina de Música, entre otras. Celebró su 85 cumpleaños activo, lleno de ideas para seguir componiendo y acompañado de amigos de todo el mundo.