La música inicia su embrujo en Cartagena

06 de enero de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Como una luminosa vibración del agua o la luz que estalla en la floresta, así suena el piano de Jean-Efflam Bavouzet, cuando interpreta a Debussy.

La música nos reconcilia con el esplendor de la música francesa entre dos siglos, la obra de Debussy, Ravel y Rameau, elegidos por una alta y profunda estética sonora.
El concierto que inaugura la versión 11 del Cartagena Festival Internacional de Música, a las 7 de esta noche en el Teatro Adolfo Mejía, tendrá en escena al gran pianista Jean-Efflam- Bavouzet, y la dirección de Francois-Xavier Roth, al frente de Les Siécles.

La música nos llevará al amanecer del siglo XX en París, tiempo en que confluye no solo el esplendor científico sino el humanístico, y el musical. Allí en medio de la euforia de los nuevos descubrimientos, ocurre lo mejor del mundo musical en su tiempo. Ocurre todo, precisa Antonio Miscená, director general del festival de Cartagena. Se estrena Peleas y Melisande de Debussy (1902), la dirección de Salomé, bajo la batuta de Strauss (1907) la Sinfonía no. 2 (1910), de Madler; La Hora española de Ravel 91911), La consagración de la primavera de Stravinsky (1913).

Hay que asistir al silencio reverencial de Bavouzet que se adelgaza en sus dedos que se deslizan en el aire, antes de acariciar el teclado, buscando el otro silencio de la música.

Es “un temperamento ardiente y brillante, un gran talento y un lenguaje claro”,  son algunas de las percepciones de la crítica especializada.  El pianista Bavouzet ha trabajado  con Michel Plasson, uno de los más grandes directores de orquesta.

El festival de Cartagena no solo rinde homenaje a Francia, sino que trae a un selecto grupo de músicos franceses para que interpreten lo mejor de ese tiempo, sino también a músicos latinoamericanos que han recibido el influjo francés y han dejado una huella singular entre los dos mundos. La música ha sido siempre una construcción planetaria en el tiempo. Europa y América, pese a las distancias y diferencias culturales, terminan permeándose y enriqueciéndose misteriosa y sutilmente a través de la música. Y la música crea otra forma de tiempo cuando logra conjugar la sensibilidad del compositor con la sensibilidad de los intérpretes de hoy, como si Bavouzet al sentarse frente al piano, tocara a su vez, la yema de los dedos del músico, reviviera el instante en que la música antes de ser una emoción convertida en melodía, fuera una intuición en el corazón del músico.

Debussy y Ravel son los grandes homenajeados en este Cartagena XI Festival Internacional de Música “Símbolo y sonido”, en el que Francia es invitado de honor, en el marco del Año Colombia-Francia 2017.

Todo en este festival busca lo apoteósico y excelso: 367 artistas estarán en escena,  habrá 44 conciertos, 6 proyectos educativos, 3 charlas y 3 exposiciones.
De Francia estarán los pianistas Bertrand Chamayou, François Dumont, Jean-Efflam Bavouzet, y Jean-Yves Thibaudet, la flautista Juliette Hurel, y la trompetista Lucienne Renaudin-Vary, entre otros.

Un viaje en el tiempo
Escucharemos hoy en el piano de Bavouzet y la dirección de Francois-Xavier Roth, “Preludio a la siesta del fauno”, de debussy, “Las Indias galantes”, de Jean-Philippe Rameau y el “Concierto en Sol Mayor”, de Maurice Ravel.

Se abrazarán dos siglos de tiempos sonoros, el impresionismo musical francés que se integrará a la música de Cartagena. Como si Debussy agitara el agua con sus dedos.
 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cultural

DE INTERÉS