Lanzan Cabildo de Getsemaní

27 de septiembre de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El Cabildo de Getsemaní se presentará a las 7 de esta noche en el Casino Río, en la Avenida San Martín. Este año rinde homenaje a Delia Zapata Olivella y a Rufo Garrido. Entrada libre.

Delia Zapata Olivella (Lorica, 1926-Bogotá, 2001), consagró su vida a promover y proyectar el folclor del Caribe y de todo el país, a través de su compañía de danza Ballet Folclórico, con el que recorridó el mundo.

Fue ella, junto a su hermano Manuel Zapata Olivella, quien llevó a los Gaiteros de San Jacinto a Europa, Asia y América Latina. Los Zapata Olivella se establecieron en Cartagena, desde el comienzo del siglo XX, en el barrio Getsemaní. El escritor Manuel Zapata Olivella era un muchacho de 15 años, cuando residía en Cartagena en 1935. Edelmira Maza Zapata, hija de Delia, creó en los años noventa el grupo Calenda Getsemaní, que continuó la tarea de su madre en las comunidades y en las barriadas cartageneras.

Por su parte, el saxofonista Rufo Garrido (1896-1980), autor de porros legendarios como Brisas de diciembre, El cebú, Timba y tambó, entre otros, formó parte de la orquesta de Pedro Laza y sus pelayeros, que están en la memoria colectiva de los cartageneros en la celebración del 11 de noviembre.

Doscientos siete años después de la Independencia de Cartagena, aún los actores festivos, académicos y ciudadanos, se enfrascan en discusiones de nunca acabar, porque las emblemáticas Fiestas del 11 de Noviembre desde 2003 se empezaron a llamar: Fiestas de la Independencia. La única razón esencial es que no existirían las fiestas de noviembre en Cartagena, si no tuvieran una razón histórica, y es su fecha clave más significativa: la del 11 de noviembre de 1811, fecha en que la ciudad desató su vida colonial de más de trescientos años.

La gestora cultural Carmenza Morales ha reclamado integrar a los artesanos ignorados en estas fiestas: los creadores de máscaras, disfraces, los talladores de maderas, los artesanos que fueron parte del proceso de transformación de la ciudad.

Se olvida que antes de la llegada de los africanos esclavizados, la ciudad estaba habitada por indígenas. A ellos se les evoca en la canción oficial “ Cabildo de Getsemaní”, de 2018, compuesta por el abogado y gestor cultural Jim Carlos Rangel Garcerán, un son que además exalta a Nilda Meléndez, Reina Vitalicia del Cabildo de Getsemaní, quien se ha recuperado gradualmente de sus quebrantos de salud, según nos cuenta su hijo Camilo Polo Meléndez.

La canción está interpretada por la bella voz de Delly Delanoise y la gaita de Norella Prada, grabada por el productor musical Romy Molina, quien además hizo los arreglos.

“Las fiestas son de todos y solo requieren fortalecerse sin exclusiones, uniendo a los actores festivos, porque como bien lo dice el profesor Enrique Muñoz,  las fiestas son expresiones carnestoléndicas de la sociedad civil”, dice Camilo Polo Meléndez.

“Las fiestas son algo sagrado”, dice Jim Carlos Rangel. “No es lo mismo ver que organizar. No es un desorden. Es una organización.  Es una muestra cultural de las etnias de Cartagena: los matrices culturales del que formamos parte”.

La actividad de hoy es abierta al público en general.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cultural

DE INTERÉS