Cultural


Óscar Collazos en la voz de sus amigos

REDACCIÓN CULTURAL

18 de mayo de 2015 12:00 AM

A las tres de la madrugada del 17 de mayo de 2015, el escritor Óscar Collazos  se apagó como una vela que estuvo siempre encendida contra el viento de la adversidad.  El periodista y escritor descansa en paz, luego de una intensa batalla contra la muerte.   Con su vida y su obra, ganó todas las batallas. En agosto cumpliría 73 años. Estas fueron las voces de sus amigos y admiradores:

Arturo Zea: “Es una pérdida irreparable para la ciudad y para las letras universales. El corazón se nos empequeñece porque nos abandona un ser humano formidable. El corralito queda desolado sin su pluma crítica más talentosa”.

Rafael Vergara Navarro: “Se nos fue Óscar. Nos dejó la vida, su inteligencia, coherencia y entereza, su inagotable amor al prójimo, la enseñanza y las letras. Cuando se le dio por muerto, sabíamos que había llegado el fin. Pero Óscar, sacó toda la energía de reserva para salir del túnel que lo succionaba en la fría sala de cuidados intensivos, y regresó al seno de las mujeres que lo acompañaron hasta el último minuto: Laia, su hija, Jimena, su mujer, y partió, cobijado de amor, el sentimiento que siempre activó sus pasos en la tierra. Nos queda su obra literaria, sus palabras grabadas, sus ensayos y columnas, su ejemplo de demócrata inclaudicable y sobre todo, su incondicional amistad. Pediré a Jimena que parte de las cenizas de Óscar reposen en Cartagena, donde con garra, inteligencia y pulso, se hizo cartagenero”.

Iliana Restrepo:  “Me duele mucho la muerte de Óscar. Fue mi amigo, trabajamos juntos 7 años con mucha cercanía. Aprendí mucho de él. Discutíamos, y conversábamos mucho, siempre con gran cordialidad y respeto. Es una gran pérdida. Se va una mente lúcida que le hará mucha falta a nuestro maltrecho país”.

Cristo Figueroa: “La memoria cultural, política y literaria que actualizó son su legado para el país”.

Johnny Puente Doria: “El mundo intelectual de las letras está de luto, con la muerte de Óscar Collazos.Un hombre integral, de pluma fina, que rasgaba el papel, para dejar sentado su pensamiento crítico de la realidad de su país,y en especial, la pobreza y el hambre de su ciudad adoptiva (Cartagena), que lo acogió con fervor de hijo”.

Ignacio Vélez: “Óscar descansó. Jimena también. Sus amigos lo sentimos profundamente. La sociedad perdió a un gran escritor y un atento vigilante de las costumbres políticas y sociales. Lo sentimos mucho”.

Alberto Abello: “El país ha perdido un gran colombiano. Sus amigos estamos conmovidos por la tristeza”.

Mariana de Castro: “Gran compañero de trabajo. Su apoyo fue clave para la realización de todos los proyectos culturales desde la Universidad Tecnológica de Bolívar. Paz en su tumba”.

Chica Morales: “Nos va a hacer falta sus opiniones. Una pérdida irreparable”.