Cultural


Youtuber se agarró con una mesera para no pagar la cuenta

Cuando la empleada le cobró una empanada, el hombre la amenazó con cobrarle 2.500 euros por una publicidad que el restaurante no habían pedido.

EL UNIVERSAL

17 de agosto de 2022 12:51 PM

¿Qué línea pueden cruzar los creadores de contenido al momento de hacer una publicidad? Las normas básicas y la ética cada vez están siendo más exigidas en las redes sociales. Una fuerte polémica se generó en España con el ‘youtuber’ Borja Escalona, quien se enfureció con la empleada de un restaurante cuando le cobró la comida que consumió.

Todo ocurrió en plena transmisión en vivo, Escalona recorría las calles del municipio de Vigo, así que en presencia de sus seguidores dijo que entraría al famoso restaurante ‘A tapa do barril’ para degustar unas empanadas.

Mientras estuvo en el lugar habló muy bien del producto y de las instalaciones, le hizo algunos elogios al personal de servicio y cuando terminó de comer intentó retirarse del sitio sin pagar. A partir de ese momento comenzaron los problemas, la empleada le solicitó el valor de lo que había consumido.

El plato tenía un valor de 2,3 euros (casi 10.000 pesos colombianos). El video registra la expresión molesta del creador de contenido.

Indignado por este cobro, le dijo a la mujer que él estaba promocionando el lugar, por lo que no tenían porqué cobrarle la comida, ya que él en todos los lugares que frecuentaba era bien atendido por recomendar los productos: ”Espera porque estamos en un problema; porque entonces tengo que cobrarte yo esta promoción que acabamos de hacer”, expresó.

La mesera se defendió diciéndole que ella en ningún momento le pidió que hiciera tal publicidad, así como él tampoco había acordado con el gerente dicha promoción, por lo que ella debía hacerse responsable de ese dinero.

El hombre indignado finalmente amenazó a la empleada, le dijo que él pagaría lo que había comido, pero que por su culpa al restaurante le llegaría una factura por 2.500 euros (más de 10.500.000 pesos colombianos), valor equivalente a su servicio de publicidad.

El ‘youtuber’ finalmente pagó la cuenta de muy mala manera, así como tampoco aceptó el cambio. Sus seguidores inmediatamente se apresuraron a criticar a ‘A tapa do barril’, calificándolo con 1 estrella en Google.

Pero no se quedó así, el restaurante dio sus declaraciones sobre lo sucedido: “Cobrar por nuestro trabajo ha supuesto decenas de puntuaciones negativas en nuestro perfil de Google (personas que nunca han comido ni una de nuestras empanadillas) y llamadas a nuestro negocio insultando a nuestro equipo”, explicaron a través de su cuenta de Instagram tras la polémica desatada.

Muchos fueron los cibernautas que se sumaron a respaldar la actitud de la mesera, que asegura solo estaba haciendo su trabajo.

Tras la publicación del video, los usuarios de redes sociales se fueron en contra de Borja Escalona, y ha recibido tantos ataques cibernéticos que tuvo que cerrar su canal de YouTube.

  NOTICIAS RECOMENDADAS