Deportes


20 años sin el periodista deportivo Melanio Porto Ariza

Se cumplen 20 años de la desaparición de uno de los más grandes periodistas de Cartagena, Melanio Porto Ariza, quien fuera un versado de la radio y la prensa escrita.

ANDRÉS FRÍAS UTRIA

12 de noviembre de 2020 04:01 PM

Como pasa el tiempo. Se cumplieron 20 años de la partida al cielo del insigne periodista deportivo cartagenero Melanio Porto Ariza, mejor conocido como Meporto.

Tenía 76 años cuando un cáncer de próstata se lo llevó de los estudios de radio, de los estadios de béisbol, del ring, de las plazas de toros y de las galleras.

Era un versátil del periodismo ya que también le jalaba a la política, la habla con conocimiento, y tenía la ciudad en la cabeza, la defendía a muerte.

Daba gusto escucharlo porque hablaba sabroso, cada palabra, cada entonación, llevaba implícito una enseñanza, don que muy pocos periodistas tienen.

Su programa deportivo se llamaba 'Aquí los Deportes', lo hacía por Emisoras Fuentes o por Caracol. Era una manta en Bolívar y lo que Meporto decía la gente lo cría. Hablaba con sapiencia de béisbol, de boxeo -fue apoderado de Rodrigo Valdez-, de toros y de gallos. Sobre este último deporte, llegó a tener muchos gallos, porque como era querido y respetado por los criadores, muchos le regalaban excelentes ejemplares.

Para ser un gran periodista de béisbol se necesita anotar el juego. Melanio nunca anotó, pero todo el partido fluía desde su mente porque tenía una gran memoria. Dios a muy pocas personas les da ese talento y a Meporto se lo dio para ser el mejor.

Yo lo conocí en la gallera La Española con su pantalón ancho, su camisa guayabera azul y su frasquito de menticol. Se bañaba a cada instante de menticol.

Como no recordar sus palabras cuando hablaba Meporto. El también fue sin saberlo quien me hizo enamorar del deporte. Muchas veces le transcribí sus columnas aquí en El Universal.

Meporto también dejó dos libros, Rocky Valdez, el Cóndor del Ring y Periodista sin periódico.

15 días antes de su muerte se despidió de sus oyentes de la siguiente manera: “Saludo a mis oyentes y espero que este mal rato que estoy pasando termine bien. La proyección de mi enfermedad es muy mala y si no me curo en estos días, esto va a terminar. Sin embargo, me alegro de poder dirigirles la palabra y de luchar contra una enfermedad malvada de la que no se conoce el origen".

Melanio fue un gran profesor de muchos estudiantes de comunicación social, que aspirábamos a ser periodista como él y emularlo. Creo, sin lugar a dudas, que esta última palabra jamás será cumplida porque para ser un gran periodista de béisbol se debe nacer con ese don que Dios le dio a Meporto: anotar el partido en la mente.

Pero no solo eso, sino saber corretear el gallo, ponerle la mona enfrente y captar el momento exacto cuando mete las patas a donde hay gallo y saber cuando está listo para el ring.

Podría decir que la mejor época de la radio fue precisamente la de él, porque habían verdaderos 'tigres' de la radio y dentro de esa jaula, la bengala de Meporto sobresalía porque indudablemente él era el rey.

Fue el ilustre comentarista de las más grandes voces de la narración en Colombia, como Napoleón Perea y Luis Alberto Pallares Villa. Meporto fue un ícono en todos los estamentos de Cartagena, ya que era respetado, apreciado, admirado, pero también temido.

Un 12 de noviembre del 2000 se fue un grande de Cartagena para irradiar de periodismo puro y duro el cielo del Creador.