Abel Leal, una leyenda del béisbol que llega al cielo

14 de abril de 2019 06:20 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Abel Leal no aguantó. Finalmente, entregó su bate, su gorra, su uniforme, sus spikes y partió al cielo. Esa partida hizo que se estremecieran los cimientos del deporte de Bolívar.

Qué golpe tan letal para el rey de los deportes. El ‘Tigre’, la leyenda del béisbol amateur de Colombia, falleció ayer a los 79 años.

Lea aquí: Murió Abel Leal, gloria del béisbol de Bolívar

Leal fue uno de los deportistas más queridos de Bolívar, especialmente de Cartagena.

Su deceso ocurrió a las 3:50 de la madrugada en la clínica Blas de Lezo, luego de haber salido de una intervención quirúrgica en el colon.

Su sonrisa se apagó. El ‘Tigre’, El ‘Trinquete’ luchó contra el cáncer, esa terrible enfermedad que lo mantuvo siempre en 3 y 2, pero a la que no le pudo darle el batazo decisivo para seguir con nosotros en la tierra.

Leal había cumplido el pasado 28 de marzo 79 años. Quería vivir. Sus amigos en la Clínica lo homenajearon y el bailó su música preferida, la salsa.

Leal fue un ícono del deporte de Bolívar, el toletero más admirado por los fanáticos del rey de los deportes.

Fue la sensación de las selecciones de Bolívar y Colombia en la tercera base. Un bateador de poder, que conectó jonrón en todos los estadios del país. Fue el eterno cuarto bate de la histórica selección Bolívar y Colombia, al lado de Bartolo Gaviria, Humberto Bayuelo, Tomás Moreno, ‘Ñato’ Ramírez, Pompello Llamas, Alejandro Lián, Orlando García, entre otros.

“Había sido operado por un cáncer de colon hace tres años y el pasado jueves estuvo nuevamente en el quirófano, pero no aguantó”, aseguró con profunda tristeza Evaristo González, hijo de crianza.

(Abel Leal, un tigre con el bate y el corazón).

Cumplí mi trabajo

En la época de los grandes del béisbol de Colombia, en la que Bolívar solo respiraba béisbol, Leal lució inmenso.

“No me considero el mejor de la historia. Es mentira, solo cumplí con mi trabajo”, dijo a El Universal.

¿Su primer equipo?

- Debuté en Primera Categoría con Kola Román. Únicamente jugué cinco partidos no di un solo hit. Me botaron por mal pelotero; no rendí y me dieron de baja. El difunto Justo De Ávila, quien era el mánager de Colpuertos me fue a buscar a mi casa en el barrio 7 de Agosto y me firmó.

¿Una anécdota?

-Kola Román me echa del equipo. Pero, Señor de arriba (Dios) hizo su trabajo. Les tapé la boca. Le conecté un jonrón con bases llenas, que es lo máximo que puede hacer un pelotero en un partido. Desde ahí comenzó mi fama, Eso fue en el año 66.

Recordado por siempre

El ‘Tigre’ será recordado como el más célebre jonronero de Colombia.

Son muchos los recuerdos y su legado quedará en la historia del rey de los deportes de Bolívar.

Su esposa doña Nancy Romero, quien siempre estuvo a su lado en la clínica dice con una tristeza infinita que vivió los momentos más felices al lado del que siempre fue su ídolo.

Asegura que “lo más bonito que recuerdo de él fue el jonrón que le dio a Atlántico para empatar el partido en el noveno. Fue un sábado 30 de septiembre de 1972. Lo narró Napoleón Perea. Eso fue hermoso y lo celebró todo Bolívar”

El inolvidable jonrón

Se jugaba la final del campeonato nacional de béisbol, que en aquella época era una pasión en la Costa. Todas las emisoras narraban béisbol con los más connotados narradores y comentaristas del momento.

El estadio Rafael Hernández Pardo de Santa Marta rugía, atestado de fanáticos hasta las banderas. Atlántico le ganaba 3-2 a Bolívar en el noveno inning, dos out, sin hombre en base. El turno era para el ‘Tigre’ Leal.

El narrador Édgar Perea, le exigía a los aficionados de Barranquilla que había que desempolvar el carnaval y los carros de bomberos que esperaran a todo el equipo con sus sirenas porque el triunfo de Atlántico era inminente.

Por su parte, Napoleón Perea Castro, quien narraba para Cartagena, decía una y otras vez la célebre frase: “el juego no se ha acabado, el partido se acaba cuando se termina”.

La radio hacía parte del espectáculo del béisbol. Leal caminó lentamente hacia la caja de bateo; mientras el pitcher Ascensión Díaz se pavoneaba en el montículo. Ya había colgado dos out.

“En ese momento me encomendé a Dios”, aseguró a El Universal en una extensa entrevista en el 2010. El ‘Tigre’ no se amilanó, luego que Díaz le colgara dos strikes.

“Compadre no se deje ponchar, hágalo por mi mamá”, le gritó Humberto Bayuelo. Leal lo miró de reojo. Era un bateador de poder y paciente, siempre esperaba un buen lanzamiento.

En la cabina de Édgar Perea la bulla era ensordecedora y con su estilo único aseguraba que olía a ‘ponche’.

Leal emparejó la cuenta 2-2 y luego bateó tres fout consecutivos. Al próximo lanzamiento, con su agilidad felina, extendió más los brazos, apretó el bate e hizo swing largo, de ‘caballo’. La bola fue tomando altura y se llevó la barda, jonrón, se empató el juego 3-3. El estadio enmudeció porque la gran mayoría de aficionados era del Atlántico.

En el undécimo episodio, Bolívar anotó la cuarta carrera para ganar el juego. Ahí se gestó la leyenda de Abel Leal.

Llora el béisbol

El deporte de Bolívar llora la muerte del más grande pelotero amateur de la historia.

Leal luchó hasta último momento para jonronear esa enfermedad, que cada vez cobra más víctimas. Pero no pudo. Se fue un grande, el de la sonrisa eterna. Sencillo, mamador de gallo, todo un señor. El estadio 11 de Noviembre, que lo vio nacer como pelotero, hoy le dará el último adiós a la una de la tarde. Sus exequias serán a las 4 p. m., en el cementerio Jardines de Cartagena.

Adiós al más grande.

Abel Leal Díaz nació en el barrio El Cabrero. Fue pensionado de Colpuertos hace 20 años. Tuvo 12 hijos. Impuso un récord de 13 juegos consecutivos bateando de hit.

Jugó 14 Series Mundiales y 19 Campeonatos Nacionales.

Por el béisbol conoció casi todos los departamentos de Colombia, todos los países de Centroamérica, varios de Asia, diversos estados de Estados Unidos, Canadá, República Dominicana, Venezuela, entre otros.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Béisbol

DE INTERÉS