Meibrys Viloria, de Los Cerros para el mundo

13 de septiembre de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Reconoce que de niño fue inquieto, pues le gustaba la calle y la pelea. Las cosas no iban bien, tenía que elegir un camino y, entonces, él optó por el béisbol, en la mejor decisión de su vida.

En el dugout del estadio Marlins Park de Miami, el pelotero cartagenero Meybris Viloria Oquendo, receptor de Reales de Kansas City, relata su vida en el béisbol y los obstáculos que debió superar para llegar a la Gran Carpa.

“Orgullosamente soy del barrio Los Cerros. Mi mamá me guió de buena forma para que tomara el mejor camino. Gracias a Dios y a ella estoy aquí donde estoy. Me crié con gente mayor que yo y en un momento de mi vida me gustó mucho la pelea y el problema, pero por fortuna salí adelante”, confiesa Viloria, el jovencito que con apenas 22 años muestra un gran potencial defensivo y ofensivo en el mejor béisbol del mundo.

Se siente feliz, entra en confianza. “Que bacano que El Universal me haya venido a ver jugar”, asegura mientras que espera atento el bombardeo de preguntas.

¿Qué significa ser Grandes Ligas?

- Es algo muy lindo, es el sueño de cualquier pelotero después que firma con el Béisbol Organizado. Dios me tiene aquí, ojalá sea por mucho rato, daré lo mejor para que así sea.

¿Cómo ha estado la temporada?

- Ha sido un año duro, he batallado mucho, los números al principio no habían sido los mejores, pero gracias a Dios he podido hacer los ajustes para sacar la temporada adelante. Lo único que quiero es seguir trabajando y terminar fuerte.

Ha sido un año exitoso para el béisbol colombiano: diez peloteros en las Grandes Ligas...

-Sí. Sin duda es algo grande para Colombia con tantos peloteros en la Gran Carpa, la mayoría de Cartagena y Bolívar, eso ratifica que allá hay bastante pelotero bueno.

¿Qué hacer para mejorar individualmente?

- Estoy lanzando bien a las bases, bloqueando a la perfección, lo vengo haciendo bien, pero aquí se aprende todos los días. La receptoría es una posición difícil.

¿Quién lo ha ayudado y aconsejado en su primera año en Grandes Ligas?

- Salvador Pérez. Somos 'uña y mugre', me da muchos consejos, me dice cómo ayudar al pitcher, cómo debo actuar en algunas situaciones. Estoy muy apegado a él, aprendo de un grande. Me gusta escuchar la voz de la experiencia.

El gran consejo

De repente, el mismísimo Salvador, el tres veces Guante de Oro, escucha su nombre, se acerca, interrumpe la entrevista y dice: “este pelao (Viloria) es tremendo muchacho, me encanta lo que hace en la receptoría, se está divirtiendo y eso es importante, de verdad que le he tomado un gran cariño, lo quiero como un hijo, lo conozco desde hace mucho tiempo en las Ligas Menores,”, asegura.

Sus palabras vienen desde lo más profundo de su corazón, como si se tratara de verdad de un hijo. Salvador le 'mama gallo' a Meibrys y luego le dice: “en la receptoría lo haces todo, pero aquí siempre se aprende, hasta yo aún estoy aprendiendo. Mi consejo es que sigas trabajando duro y nunca pierdas las ganas de seguir mejorando”, recalca.

Sonrisa de niño

Viloria le responde con una sonrisa y un abrazo. Pérez se va para el club house y la entrevista continúa.

¿Ha sentido el respaldo de la fanaticada?

- Es una gran afición, la gente va al estadio a pesar que no estamos peleando lugares para playoffs, de verdad que sentimos el apoyo.

Batea a la izquierda y eso le ayuda...

- Sí. Ser bateador zurdo tiene un plus, pues la mayoría de los lanzadores en Grandes Ligas son derechos y así tengo más oportunidad de jugar.

¿Cuál es su gran sueño?

- Sueño con llegar algún día al Salón de la Fama, ese es mi gran anhelo, trabajaré duro para lograrlo.

Lo de Urshela ha sido grande este año...

- Gracias a Dios se le han dado las cosas a Giovanny, de verdad que le deseo el mejor de los éxitos, que siga trabajando para dejar en nombre del país bien en alto.

Es muy lindo enfrentar a otros colombianos en las Grandes Ligas...

-Claro. Pero me las llevo bien con todos, somos muy unidos, deseamos siempre darlo todo en el campo por nuestro país.

¿A quién debe agradecer en su etapa de formación?

- A todos y cada uno de los entrenadores que me ayudaron en mi pasado, muchas gracias.

¿Cómo va con el idioma?

- Voy mejorando el inglés, trato de hablarlo cada día más, es un proceso duro, pero poco a poco lo voy hablando.

¿Qué le gustaría tener de Jorge Alfaro, su compatriota y receptor de los Marlins?

- Su brazo, ese es un gran don. Yo tengo un buen brazo, pero lo de Alfaro es impresionante.

Pensando en el 2020

Meibrys confía plenamente en sus condiciones, sabe que tiene un futuro halagador por delante. Su historia en la Gran Carpa apenas comienza y él dará todo para afianzarse en este deporte.

“Apenas se termine esta temporada, descanso poco y enseguida me concentro en la otra. Quiero brillar en las Grandes Ligas, mi meta, como te dije, es llegar al Salón de la Fama y eso se logra trabajando a conciencia”, remata.

Viloria es de los cartageneros que dejan arriba los colores de Colombia. Va bien, muy bien, pero sabe que con esfuerzo y disciplina muy pronto llegará su consolidación...

Fecha de nacimiento:

15 de febrero de 1997 (22 años).

Posición: receptor.

Batea: a la izquierda.

Lanza: a la derecha.

Dorsal: 72.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Béisbol

DE INTERÉS