Mis sueños se están haciendo realidad: Giovanny Urshela

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Giovanny Urshela tiene un recuerdo hermoso cuando jugaba en los estadios Club de Leones y Mono Judas Araújo, los escenarios que sirvieron de aya para su formación como pelotero.

Desde niño exhibía todo su talento, con su guante mágico y su bateo oportuno.

“Esos recuerdos jamás se me olvidarán. En esos estadios y todos los de Cartagena fue donde me inicié. Luché por mis sueños. Mis padres fueron determinantes, su apoyo, su dedicación. Estoy feliz porque mis sueños se están haciendo realidad”.

Urshela habla con sentimiento, con pasión, por un deporte que lo ha sido todo para él. En sus sueños se veía vestido de Grandes Ligas, con el uniforme a rayas de los Yanquis. Ovacionado con frenesí por una afición ganadora, que ve en él al gran salvador tras la lesión de los llamados caballos.

Y ese sacrificio de tantos años valió la pena. Hoy es la estrella que brilla con luz propia en los Yanquis de Nueva York, el equipo de más historia en Grandes Ligas.

Su actuación rebasó todos los pronósticos, es el boom de una institución en la que han pasado los mejores jugadores de las Grandes Ligas.

Es el pelotero más admirado en Nueva York y su actuación lo ha catapultado en las portadas y páginas interiores de los principales diarios norteamericanos, como Daily News, del New York Times y Portales como Espn Deportes.

Urshela es el mejor bateador del equipo y tendencia en todas las redes sociales.

Es una actuación memorable y ha opacado todo lo hecho por sus antecesores de Colombia.

“Gio es lo máximo, por él están los Yanquis en el liderato de la División Este de la Liga Americana”, aseguran los fanáticos.

Hombre de récords

Tiene un average astronómico. Rompió el récord de jonrones para un colombiano en la Gran Carpa. Contabiliza 18 bambinazos y dejó atrás la marca de 17 jonrones de Orlando Cabrera, en una temporada.

Con esa sencillez de siempre, Giovanny, el Gio de lo Yanquis, de los fanáticos, habló con El Universal sobre el momento que vive en el equipo de la Gran Manzana.

¿Qué sintió el primer día que llegó vestido de Yanquis a este imponente Yankee Stadium?

- Emoción, es una sensación especial. Yo había venido antes cuando jugaba con Ios Indios. En verdad que es un estadio de muchas historias y con la mejor afición. Le doy gracias a Dios por este momento que estoy viviendo.

¿Pensó vivir este momento brillante con los Yanquis?

- Bueno siempre estuve esperando una oportunidad y con la fe que iba a tener un bueno desempeño y gracias a Dios estoy viendo los resultados del trabajo duro que hice todos estos años.

¿De verdad, se cree este momento, ¿usted se pellizca?

- Aveces me pellizco. En verdad, estoy súper contento de esto que está pasando en mi carrera.

¿Asegura Tito Quintero que cuando lo firmó a los Indios su debilidad era el bateo, ¿qué ha hecho para tener este swing poderoso?

- Ser más consistente en el trabajo diario y confiar en mi, en mi talento, y de todo el trabajo y el sacrificio que he venido haciendo. Eso ha sido clave.

¿Qué balance hace de sus 18 jonrones?

- Súper contento, no solo de los jonrones si no de lo que he venido haciendo está temporada para ayudar a mi equipo Yanquis a ganar.

Cuando vea a Orlando ¿qué le dirá?

- Siempre hablo casi todas las semanas con él. Me ha dado muchos consejos. Ya sabe que el récord lo tengo yo.

¿Cree que puede llegar a 30?

- En verdad, no pienso en eso.

¿Cómo es la relación con los llamados caballos, como Aaron Judge, Stanton y otras de las estrellas de los Yanquis?

- Súper, tengo buenas relaciones con ellos, de verdad que son excelentes compañeros, buenos amigos y siempre están apoyándome.

Ya se ha hecho viral cuando llega al plato y mira al cielo, ¿explique ese momento?

- En un instante sublime, siempre debo agradecerle a Dios por lo bueno que ha sido conmigo, por eso miro al cielo y le doy las gracias al Todopoderoso.

¿Quién es ahora su mejor amigo en los Yanquis?

- Todos somos cercanos y buenos compañeros, pero bueno, Gleyber Torres y Encarnación siempre son con los que más hablo en el equipo.

Ya es común que los fanáticos coreen su nombre en el Yankee Stadium, ¿Cómo siente ese momento?

- Súper emocionante, ver eso cómo los fanáticos se meten de lleno en el juego y darle esas alegrías de verdad que no tiene explicación, esos sentimientos que siento en el terreno de juego son indescriptibles.

Un mensaje para todos los niños que ahora sueñan con ser como usted...

- Hay que tener mucha disciplina y que si quieren algo en la vida hay que luchar, que no dejen que nada ni nadie se interponga en el camino para interrumpir ese sueño. Si tienen una meta que salgan y vayan por ella. Hay que tener sueños y luchar por hacerlos realidad.

¿Qué ha sido lo más hermoso de llegar a Nueva York?

-La gente, ahora me está apoyando mucho más que antes. No sabía que en Colombia habían muchos fanáticos de los Yanquis. Ahora que yo llegué aquí la pasión se ha desbordado. He sentido a Colombia más apoyando el béisbol y de verdad es lo que uno quiere que el pueblo colombiano se sienta bien representado en este deporte, que cada año va creciendo más en nuestro país.

¿Qué le dicen sus padres?

- Mis padres están contentos, hablo con ellos todos los días y siento en la voz de mi mamá y mi papá esa alegría por las cosas que me están pasando.

¿Qué le dice su mánager?

- Siempre me ha dado la confianza desde que yo llegué al equipo. He sabido aprochevar la oportunidad desde el primer día y siempre contento y agradecido con el.

¿Qué extraña de Cartagena?

- La comida que me hace mi mamá. Acá en Nueva York se consigue mucha comida colombiana, así que trato siempre de tomarme mi sancocho y el pescado frito con arroz de coco (risas). Siempre extrañando la comida echa en casa que es la mejor.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Béisbol

DE INTERÉS