Bonfante, Cuesta y Barrios siguen bateando de hit y son felices

15 de julio de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Desde niño amó el béisbol y fue un tremendo pelotero, pero hoy, a sus 31 años, es un apasionado por el sóftbol, en donde se muestra como uno de los mejores en Cartagena.

Recientemente, Ricardo Bonfante Salas fue elegido como uno de los titulares en el line up histórico del Torneo de Sóftbol Juega Por Tu Barrio en la posición de jardinero derecho.

Ricardo, actualmente operador portuario y técnico en salud ocupacional, jugó en Comfenalco de niño y en el béisbol organizado firmó con los Astros de Houston. Soñó con ser grandes ligas, pero por esas cosas de la vida no pudo.

Sabía que en el sóftbol tendría continuidad en un deporte muy parecido a su amado béisbol. Por eso, en la ‘bola chata’ ha encontrado un respiro para ser feliz.

“Por mis estudios y trabajo me era imposible jugar béisbol profesional y primera categoría, en el sóftbol tenía un horario más flexible”, asegura Bonfante, uno de los hombres fuertes del equipo Nuevo Bosque.

Entre sus cualidades en un campo él destaca dos: la velocidad y el bateo. “Es muy bonito representar a tu barrio y sentir el apoyo incondicional de la gente de Nuevo Bosque, actualmente la mejor fanaticada del Juega Por Tu Barrio. Representar a mi barrio es un orgullo, aquí nací y no hay nada más satisfactorio que defender los colores de Nuevo Bosque”.

Sobre el momento más feliz en el béisbol, Bonfante la tiene clara, no se le olvida esa fecha.

“2 de julio del 2005, ese día cumplí lo más anhelado y luchado que fue firmar con el equipo de los Astros de Houston”, recalca.

Tampoco puede olvidar el motivo por el cual no pudo seguir jugando béisbol al alto nivel. “Tuve la lesión en el hombro izquierdo, fui operado y solo quedé con el 70% de mi capacidad, lo que me impedía seguir jugando Clase A. Bajé mi rendimiento y me dejaron libre en el 2010”.

Sin embargo, Ricardo reconoce que al deporte le debe mucho. “Adquirí disciplina, me alejé de malas amistades y malos hábitos para crecer como una persona de bien”.

Cuesta, calidoso

Eduardo Cuesta, 42 años, arquitecto de profesión, también fue elegido en el line up histórico de este torneo en la posición de jardinero izquierdo.

De niño, así como Ricardo, también jugó pelota de la buena, fui un gran beisbolista que brilló en los equipos: Barakat, Águila, Buitres de Crespo y Piratas. En el béisbol profesional jugó con los Indios y Tigres de Cartagena.

Ahora disfruta al máximo del sóftbol. “Por este deporte siento alegría, me libero del estrés y comparto con amigos que siempre estuvieron desde pequeño jugando béisbol conmigo en las categorías menores”, afirma Cuesta.

Es de los mejores en su posición, rinde a buen nivel, en el campo siempre deja todo, no lo gusta perder, siempre va por el triunfo. “Tengo buen desplazamiento en el outfield y mi herramienta fundamental es el brazo que poseo”.

En el torneo defiende los colores del barrio Canapote. “Se vive una gran fiesta para los amantes del sóftbol, donde cada uno demuestra su sentimiento a su barrio o sector”.

De esos recuerdos que se grabaron para siempre en su mente tiene uno en particular. “Representando a Colombia le ganamos a República Dominicana, en su misma casa, eso fue en una eliminatorias, dejándolos manilla en mano. También vencimos a Estados Unidos, Puerto Rico, Brasil y Aruba”.

Ve en sóftbol una oportunidad para ser más social con las personas. “De verdad agradezco todo el apoyo y confianza que han tenido en mí todos los amantes de este deporte”.

El deporte ha marcado su vida. “Primero que todo me ha ayudado a ser muy organizado, a saber planificar el tiempo para ser un gran deportista. Todas estas herramientas son fundamentales para lograr lo que uno se propone en la vida, también es prioridad en la educación familiar”.

Fuerte con el bate

Belmir Barrios Salazar también se para a batear y golpea con firmeza la bola en el sóftbol, un sentimiento de ciudad en que deportistas y espectadores disfrutan al máximo de este maravilloso espectáculo.

Tiene 29 años, es auxiliar de bodega y fue elegido como el bateador designado en la selección histórica del Juega Por Tu Barrio.

Empezó jugando béisbol en los Jackies de Las Gaviotas, luego pasó al equipo Ider y después a Universidad de Cartagena, Padres de San Diego, Águila, Sed Dog y, por último, Ranferbeli, estos tres últimos en la primera categoría.

“Llegué al sóftbol en el 2008 con el club deportivo Santa Rita de primera categoría, dirigido por Iván Puello, quien me dio la oportunidad de hacer parte del equipo y desde entonces he jugado este lindo deporte. Tanto el béisbol como el sóftbol son mis pasiones, son deportes que corren por mi venas, se han convertido en mi vida”.

Desea que pase toda esta pandemia rápido para volver a jugar sóftbol. “Mis principales cualidades son el bateo y el fildeo. Soy catcher y siempre me fajo en el home”.

Afirma sentir satisfacción y orgullo de vestir el uniforme de Santa Rita. “Representar a mi barrio, en compañía de amigos de infancia, es algo especial, momentos inolvidables que lo dejan a uno marcado de por vida”.

Siempre ha sido importante con el bate. “Estando con la selección Bolívar de sóftbol en un nacional sub-23 en La Guajira en 2012 conecté tres jonrones en un mismo juego contra Cesar. Íbamos perdiendo 7 a 0 en el cuarto inning y ahí empezó nuestra fiesta con el bate, ganamos 9 a 7. Fue inolvidable”.

Es de los que piensa que con el deporte se ayuda a construir una mejor sociedad. “Yo les recomiendo a todos hacer deporte, es lo más motivante para un ser humano, especialmente para la salud, recreación y también para ser una persona útil para la ciudad”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Deportes

DE INTERÉS