Deportes


Camerinos del estadio de Montería están llenos de cucarachas: DT Nacional

El líder deportivo hizo el cuestionamiento luego del encuentro del equipo paisa con Jaguares de Córdoba, el domingo anterior.

NIDIA SERRANO M.

29 de julio de 2019 02:45 PM

El director técnico del equipo Atlético Nacional, Juan Carlos Osorio, hizo duras críticas a las condiciones en que se encuentra el camerino de visitantes del estadio Jaraguay de Montería, indicando que está lleno de cucarachas y que no tenía agua potable.

El líder deportivo hizo el cuestionamiento luego del encuentro del equipo paisa con Jaguares de Córdoba, el domingo anterior, donde empataron uno a uno, señalando que ese tipo de situaciones no deben presentarse.

“No quiero herir susceptibilidades porque ya sabemos como es nuestro país. Los jugadores vieron en las condiciones en que fueron recibidos. No había agua fría, había cucarachas en el vestidor y esa es la condicón en la que tenían que jugar”, precisó.

Advirtió que si el deseo real es tener una liga más competitiva, hay que preocuparse por tener unos escenarios deportivos extraordinarios”, puntualizó el dirigente risaraldense.

Ante esa situación, el concejal leonel Márquez pidió una explicación al alcalde de Montería, Marcos Daniel Pineda, señalando que eso afecta la imagen de la ciudad y que por ello se debe exigir una respuesta de la administración y del mismo club.

Cuestionó por qué no se dan las mínimas condiciones locativas y sanitarias para atender partidos de trascendencia nacional e internacional como estos. “Hemos hecho un respetuoso llamado para que quien sea responsable, Alcaldía de Montería o el Club Jaguares, tome los correctivos del caso porque la imagen positiva que ha construido la ciudad, no se puede ver opacada con algo tan simple y obvio”, expresó el corporado.

Desde la plenaria del Concejo, Márquez Sanes aseguró que no es posible que los camerinos estén llenos de cucarachas, que no exista agua apta para el consumo humano y en las condiciones que exige la competencia deportiva, como también las locaciones de medios de comunicación que deben hacer todo tipo de piruetas para sortear problemas de sanidad en esos espacios que no están acondicionados.

“Uno puede ser pobre, pero aseado. No podré vestirme con ropa de marca, pero la que tengo está limpia. Eso mismo pasa con nuestro estadio de fútbol. El hecho que sea nuevo, chico y para un club pobre en recursos, no necesariamente tiene que ser desaseado”, expresó, aduciendo que lo importante es corregir esa falencia y no permitir que vuelva a ocurrir, sea quien sea el responsable.