Carl Ripken Jr., el ‘hombre de hierro’ en Grandes Ligas

01 de abril de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En el béisbol de Grandes Ligas se han impuesto muchos récords, pero son pocos los que se pueden romper, pues los entendidos los catalogan como imposibles de superar.

Comenzamos con uno que es muy singular porque conjuga todos los aspectos que debe tener un deportista: talento, habilidades, salud, disciplina y una buena dosis de buena suerte.

El 6 de septiembre de 1995, el pelotero Carl Ripken Jr. jugó su juego número 2.131 consecutivo para la Liga Americana con los Orioles de Baltimore y por lo tanto rompió el récord de Lou Gehrig en las Ligas Mayores de partidos consecutivos jugados. El récord de Gehrig había estado por más de 56 años.

Ahora Ripken Jr. tiene una de las marcas más difíciles de batir en el béisbol mundial, 2632 partidos jugados en forma consecutiva.

Otro récord casi imposible de batir es el de Pete Rose con los Rojos de Cincinnati.

Cuando Pete Rose superó la marca de Ty Cobb y la elevó hasta los 4.256 imparables su destino parecía dirigido hacia el Salón de la Fama del béisbol, pero el legendario bateador nunca pudo llegar al Salón de la Fama porque se comprobó que participaba en apuestas.

Pero si lo de Ripken y Rose es una cosa del otro mundo, no se queda atrás la hazaña del dominicano Fernando Tatis, quien el 23 de abril de 1999 conectó dos jonrones con las bases llenas en la misma entrada jugando para los Cardenales de San Luis, además de impulsar ocho carreras en una solo episodio, otro récord de paso.

EL béisbol tiene el privilegio de contar con otras marcas en esta lista que seguramente perdurarán intachables en el tiempo.

Una es la de más partidos sin recibir hits, con siete, casi el doble que su más inmediato perseguidor que no fue otro que el legendario Sandy Koufax (4). Lo hizo el gran lanzador estadounidense Rolan Ryan.

El otro récord, del mismo protagonista, es el de más ponches durante su carrera, marca que dejó en 5.714, cifra muy superior a los 4.875 de Randy Johnson.

Entre tanto, Charles Radbourn logró 59 victorias en una sola temporada, ora hazaña imposible de superaren este tiempo, pero lo conseguido por Cy Young a lo largo de su carrera supera cualquier hito imaginable en béisbol.

El lanzador estadounidense logró sus 511 triunfos en una carrera que se extendió durante 22 años, o lo que es lo mismo con un promedio superior a las 23 victorias por temporada, una barbaridad.

En Colombia

En Colombia Édgar Rentería tiene números y hazañas muy difíciles de igualar.

A parte de ganar dos Series Mundiales, participó en el Juego de las Estrellas en los años 1998, 2000, 2003 y 2004. Fue Guante de Oro en 2002 y 2003 y además también se hizo acreedor del premio Bates de Plata en los años 2000, 2002, 2003 y fue catalogado como el Jugador más Valioso de la Serie Mundial en el 2010.

Pero el récord de haber sido decisivo en dos Series Mundiales con equipos diferentes es otra marca improbable de batir.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Deportes

DE INTERÉS