Ciclismo


Ciclista e ingeniero civil construye su proyecto de correr en Europa

El pedalista sucreño Octavio Segundo Otero Vélez es uno de los 113 corredores que integran el pelotón del Clásico R.C.N.

ÁNGEL MIGUEL PÉREZ MARTÍNEZ

05 de diciembre de 2020 04:38 PM

En el pelotón de la actual edición del Clásico R.C.N., rueda un ingeniero civil nacido en la ciudad de Sincelejo, quien pedalazo a pedalazo está construyendo otro de los proyectos más importantes de su vida: ser ciclista profesional y correr en Europa.

Se trata de Octavio Otero Vélez (61), uno de los integrantes de Edimar, equipo conformado por pedalistas de Tolima, Boyacá y Nariño, al cual llegó por las referencias dejadas en el reciente Giro tolimense, donde fue segundo a 4 segundos del campeón.

El profesional recientemente graduado, empezó a andar en bicicleta de montaña a sus 16 años de edad, aunque con casi 90 kilos de peso, cosa que no cohibió su sueño de ser ciclista, por el contrario, esto lo abalanzó aún más sobre el deporte de las bielas.

Luego de tener el ciclismo como un pasatiempo, se fue a la ciudad de Montería a terminar sus estudios de bachillerato y en el vecino departamento de Córdoba, dio sus primeras rodadas en serio.

Cursando noveno, décimo y undécimo en el Gimnasio Campestre de Montería, Octavio hizo con el ciclista cordobés Álvaro Hodeg (Quick Step), una de esas grandes amistades que solo da la bicicleta.

Siendo también compañeros de estudios, Otero y Hodeg recorrieron juntos una y otra vez las carreteras cordobesas y las piernas de Octavio se fortalecieron y se pusieron más finas, mientras el sobrepeso pasaba a ser solo un recuerdo.

Al terminar su bachillerato, su padre, quien también es ingeniero civil, al notarle sus intenciones de dedicarse a la bici y convertirse en ciclista profesional, le dijo “si quieres hacerlo, yo te apoyo”. Pero Octavio se fue a la universidad en 2015.

Durante el desarrollo de sus estudios universitarios, Octavio coincidió nuevamente con Hodeg, pues este se trasladó a la capital de la montaña para dedicarse de lleno al ciclismo. Otero salía a entrenar con Álvaro cada vez que la universidad se lo permitía sin olvidar que amaba el ciclismo.

El Clásico R.C.N. 2020 es su primera competencia de ocho días, sabe que es una experiencia importante, la cual debe aprovechar al máximo, por eso está en modo aprender y abierto a corregir los errores que surgen en competencia.

“Siempre quise ser ciclista profesional, sé que no es fácil, me queda un largo camino por recorrer, pero tengo las ganas y disposición necesarias para lograrlo”, expresó Otero Vélez, quien se graduó en agosto pasado en la Escuela de Ingenieros de Antioquia.

El 99% de los ciclistas que compite en las carreras de alto rendimiento en Colombia, no son profesionales universitarios, pues las mismas exigencias del deporte de la bici, considerado por muchos el más duro de todos, no lo suele permitir.

Dato: Octavio Segundo Otero Vélez corrió la Vuelta al Futuro de 2011, Campeonatos Nacionales 2012 y Vuelta del Porvenir 2013, así como varios fondos realizados en Panamá y Nueva York.

TEMAS

MULTIMEDIA