¡Vamos Nairo, claro que se puede, vamos por el título en el Giro

05 de mayo de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Llegó mayo, el mes del Giro de Italia, la segunda prueba por etapas más importante del mundo. Y nos emociona a los colombianos que se baje la banderola ajedrezada de esta ronda porque uno de los nuestros, Nairo Quintana (Movistar) está en el llavero de favoritos para la victoria final.

Pero este año, en la edición 100, hay un aliciente único, contaremos con un sprinter de talla mundial como Fernando Gaviria (del equipo belga Quick-Step), que seguramente, en las etapas llanas con llegadas masivas, le disputará al alemán André Greipel el sitial que ha tenido en el historial de esta carrera.

El hijo de Cómbita, con un historial inigualable, es el pedalista latinoamericano de la historia. Así lo evidencian los números. Nairo ha participado en tres ediciones del Tour de Francia y en todas ha “mojado” podio (2013, subcampeón, 2015, tercero y 2016, subcampeón). Ganó el Giro de Italia en el 2014 y la Vuelta a España en el 2016.

Por su condición innata de  escalador y con un equipo armado a su medida,  deberá establecer las diferencias en la montaña, donde tendrá ocho etapas que serán claves para lucirse. Y él es un ganador, que no se arruga ante la adversidad, el frío, el calor, el viento y las caídas.

Nada  llega al azar y Nairo nos ha enseñado que para triunfar en la vida, pero especial en el deporte que él ama, hay que prepararse de la mejor manera durante años y entrenar todos los días con sacrificio, disciplina, dedicación y excelente orientación.

El 2014 fue algo apoteósico, histórico, con Nairo inspirado en su terreno, devorando metros y kilómetros, enarbolando el tricolor nacional para inscribir su nombre como el primer colombiano en gana la ronda itálica.

Y este año, con la experiencia que atesora, el reto es mayor, le apostará al doblete: Giro y Tour. No será fácil, pero estamos en presencia de un corredor  fantástico, que solo conjuga el verbo ganar y nos ha despertado ese fervor por un deporte ganador, que está en la cúspide gracias a Nairo y a los Urán, “Chavito”, López, Pantano, Atapuma, Henao,  entre otros.

Desde hoy palpitarán los corazones en apoyo total a Nairomán, quien se preparó en Colombia para enfrentar al italiano Vincenzo Nibali, actual campeón. Y Nairo, seguramente le dirá al “tiburón”: en el ascenso a mi no me vas a dejar regado, yo no soy el “Chavito”. Si Quintana cumple en las dos contrarreloj, esa maglia rosa se viene para Colombia.

Arriba los corazones, vamos Nairo, tu puedes, vamos por la maglia rosa.Llegó mayo, el mes del Giro de Italia, la segunda prueba por etapas más importante del mundo. Y nos emociona a los colombianos que se baje la banderola ajedrezada de esta ronda porque uno de los nuestros, Nairo Quintana (Movistar) está en el llavero de favoritos para la victoria final.

Pero este año, en la edición 100, hay un aliciente único, contaremos con un sprinter de talla mundial como Fernando Gaviria (del equipo belga Quick-Step), que seguramente, en las etapas llanas con llegadas masivas, le disputará al alemán André Greipel el sitial que ha tenido en el historial de esta carrera.

El hijo de Cómbita, con un historial inigualable, es el pedalista latinoamericano de la historia. Así lo evidencian los números. Nairo ha participado en tres ediciones del Tour de Francia y en todas ha “mojado” podio (2013, subcampeón, 2015, tercero y 2016, subcampeón). Ganó el Giro de Italia en el 2014 y la Vuelta a España en el 2016.

Por su condición innata de  escalador y con un equipo armado a su medida,  deberá establecer las diferencias en la montaña, donde tendrá ocho etapas que serán claves para lucirse. Y él es un ganador, que no se arruga ante la adversidad, el frío, el calor, el viento y las caídas.

Nada  llega al azar y Nairo nos ha enseñado que para triunfar en la vida, pero especial en el deporte que él ama, hay que prepararse de la mejor manera durante años y entrenar todos los días con sacrificio, disciplina, dedicación y excelente orientación.

El 2014 fue algo apoteósico, histórico, con Nairo inspirado en su terreno, devorando metros y kilómetros, enarbolando el tricolor nacional para inscribir su nombre como el primer colombiano en gana la ronda itálica.

Y este año, con la experiencia que atesora, el reto es mayor, le apostará al doblete: Giro y Tour. No será fácil, pero estamos en presencia de un corredor  fantástico, que solo conjuga el verbo ganar y nos ha despertado ese fervor por un deporte ganador, que está en la cúspide gracias a Nairo y a los Urán, “Chavito”, López, Pantano, Atapuma, Henao,  entre otros.

Desde hoy palpitarán los corazones en apoyo total a Nairomán, quien se preparó en Colombia para enfrentar al italiano Vincenzo Nibali, actual campeón. Y Nairo, seguramente le dirá al “tiburón”: en el ascenso a mi no me vas a dejar regado, yo no soy el “Chavito”. Si Quintana cumple en las dos contrarreloj, esa maglia rosa se viene para Colombia.

Arriba los corazones, vamos Nairo, tu puedes, vamos por la maglia rosa.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Ciclismo

DE INTERÉS