Roglic y Valverde, ¿primeros síntomas de debilidad?

09 de septiembre de 2019 03:47 PM
Roglic y Valverde, ¿primeros síntomas de debilidad?
Primoz Roglic. // EFE Javier Lizón

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La última subida de la etapa reina de La Vuelta 2019, el inédito Alto de La Cubilla, pareció destapar a poco de meta las primeras debilidades de los dos hombres más fuertes de la carrera, Primoz Roglic y Alejandro Valverde, líder y segundo clasificado, respectivamente.

Pero, curiosamente, ninguno de los dos, ambos poco dados a las excusas, dio demasiada importancia a lo ocurrido al terminar la etapa.

Fue un ataque seco de Miguel Ángel López a unos dos kilómetros y medio de meta que pareció desarbolar al grupo de favoritos, menos al joven Tadej Pogacar, que salió raudo por el Supermán colombiano.

Pero a Roglic le costó y Valverde no pudo. De hecho el campeón del mundo no volvió a contactar, a pesar de la ayuda de Marc Soler desde entonces e incluso de Imanol Erviti en la cuesta final.

El líder sí logró alcanzar a los dos jóvenes candidatos, que vieron al alcance la segunda plaza de Valverde y la posibilidad de tambalear al líder.

Aunque le costó lo suyo. Y al llegar a sus rivales ni tiró del trío, con el segundo clasificado pasando dificultades, ni pidió protagonismo a un Pogacar que sí tiró un rato y un López renacido tras una semana de decepciones.

Primeras debilidades de Roglic y Valverde, era la conclusión general tras el final de la etapa. Sobre todo del murciano, que cedió tiempo.

Pero las declaraciones posteriores de ambos parecieron desmentir, o al menos poner en cuarentena, esa impresión.

Empezando por las de Valverde, quien no suele poner paños calientes ni esconderse detrás de un discurso vacío cuando no responde.

“Para el día que era”, la etapa reina, la segunda de las dos grandes jornadas asturianas y con un puerto final de casi 30 km de subida, “23 segundos no es nada”. “Ayer gané 40”, recordó un Valverde hasta contento y segundo en la clasificación de cara a la última semana.

Roglic dio una explicación aún más convincente: “López atacó fuerte, pero yo estaba pendiente de Valverde. No salí en seguida, pero cuando vi a Valverde en apuros salí por López”.

Impecables argumentos de ambos, pero también meridiano lo que se vio en la carretera: Supermán atacó, Pogacar salió a por él como un rayo, Valverde se quedó y a Roglic le costó enlazar.

¿Primeras debilidades de los dos primeros y grandes favoritos? La última semana y las sierras de Madrid y Ávila responderán.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Vuelta a España

DE INTERÉS