¡Como en casa! con la Selección Colombia en Amsterdam

20 de noviembre de 2013 07:12 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

19 de noviembre. Con 6 grados de temperatura y 4 metros bajo el nivel del mar, llega el esperado momento para ver a la selección Colombia frente a la ‘Naranja Mecánica’.

La ciudad cosmopolita atrae al encuentro no solo a holandeses y colombianos. También espectadores de Italia, Canadá, y otros países del mundo, llegan para disfrutar de la jornada.

La aventura para ver a la selección Colombia, lejos del tradicional y cálido metropolitano, empieza en el metro. Las bicicletas, el medio de transporte favorito de los holandeses, hoy se quedan en casa.

Al llegar a la estación Bijlmer Arena, centenares de hinchas de la selección Colombia bajan por las escaleras eléctricas coreando el típico Olé, Olé, Olé, Olé. Las banderas con el tricolor y los sombreros vueltiaos van inundando el lugar para hacer check out.

Mientras se avanza hacia el Amsterdam Arena, casa por una noche de la Selección, las camisetas y pelucas naranjas se van mezclando con el calor latinoamericano. El frío de la noche no es una excusa para quedarse en casa viendo el partido por televisión.

Parejas de holandeses y colombianos tomados de la mano caminan por las calles. Las chicas rubias se toman fotos con los grupos que sostienen las banderas amarillo, azul y rojo, y a lo lejos se empieza a escuchar un coro que dice: "coron coro se murió tu maee, déjala morí".

Largas filas para acceder a la también casa del Ajax no se hicieron esperar. El estadio, a lleno total, esperaba ansioso a los dos combinados.

De los camerinos empezaron a aparecer uno a uno los integrantes de los equipos y el himno de Colombia resonó en Amsterdam. Los colombianos lo entonaron con más amor que si estuvieran en casa.

La pelota empieza a rodar y se inicia el partido... El tambor, la guacharaca, y los gritos apoyando a la Selección, fueron parte del primer tiempo que estuvo dominado por el equipo Holandés, a pesar de tener un jugador menos.

Un gol anulado a los cafeteros no le quitó las esperanzas a la hinchada, que se escuchaba con más fuerza que las barras holandesas.

Durante el segundo tiempo se empezó a sentir la tensión. El equipo colombiano se mostró más agresivo y con más oportunidades de gol. "Sí se puede, Sí se puede", gritaban los aficionados cada vez que Falcao, Cuadrado u otro integrante de nuestra selección tomaba el balón.

Contragolpes y demás asedios contra la portería del equipo neerlandés se vieron durante los últimos minutos del encuentro, pero todos fallidos. Con un marcador 0-0 terminó el partido.

El equipo de los países bajos dio una vuelta a la cancha en señal de despedida mientras uno a uno los espectadores fueron dejando el estadio. Un mar de aficionados se tomó las calles, muchos caminaban calmados hacia la estación del tren para regresar a casa. Otros se quedaban cerca del lugar, donde se les veía disfrutar de los olibollen, bitterbollen u otros platillos típicos del país europeo.

Por: Luisa Machacón.

@luisasantiaga

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Deportes

DE INTERÉS