Deportes


¿Cuánto le costaría a Barranquilla ser sede de la Fórmula 1?

El alcalde de Barranquilla reveló las intenciones de que la Arenosa sea sede de la Fórmula 1 y el presidente Duque lo respaldó. ¿En cuánto le saldría a la ciudad traer este evento?

EL UNIVERSAL

25 de enero de 2022 03:11 PM

El alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, y el presidente Iván Duque sorprendieron esta semana al país al anunciar la posibilidad de que la capital del Atlántico se convierta en sede de la Fórmula 1.

Las aspiraciones, que el mandatario local calificó como “un sueño de Barranquilla”, tendrían como objetivo potenciar la recuperación económica de Colombia.

Ese anuncio generó múltiples respuestas de los colombianos. En redes sociales hubo quienes calificaron el anuncio como un acto populista en un año en el que hay elecciones y los memes no tardaron en circular.

Algunos criticaron que se le pueda dar prioridad a un evento de tal magnitud, con los gastos que implica su organización, y no a otras problemáticas históricas de la ciudad, y otros se cuestionaron si realmente existe la posibilidad económica de asumir los derechos y logística de un circuito de la élite del automovilismo. (¿Barranquilla sede del Gran Premio de Fórmula Uno?, esto dijo Duque).

¿Cuánto le costaría a Barranquilla convertirse en sede de la Fórmula 1? La gestión de las autoridades colombianas, según se ha comentado, apenas van en una reunión que sostuvieron con Liberty Media, empresa mayoritaria del ‘gran circo’, por lo que todavía no está claro cuánto le costaría a la ciudad obtener la licencia para traer un Gran Premio.

Lo cierto es que, tras convertirse en la máxima accionista, Liberty Media ha apostado por ampliar el show y llevar la Fórmula 1 a otros escenarios, por lo que además de Barranquilla se estudian otras posibles sedes en todos los continentes.

El solo hecho de ganarse el derecho de organizar un circuito ya es una tarea costosa, lo que hace que no cualquier ciudad pueda ser elegida. Parte del dinero que recauda la Fórmula 1 proviene de lo que paga cada sede para organizar las carreras, algo que en el sector llaman canon.

Pero no todos pagan el mismo monto. Hay ciudades como Mónaco, el Gran Premio de mayor prestigio del Mundial, que no pagan por el canon, mientras que hay otras que llegan a desembolsar 66 millones de dólares.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

El precio de estos canon varían según la antigüedad y prestigio que tengan en el circuito. Según una publicación de Mundo Deportivo de España, la tendencia es que las nuevas sedes son las que más pagan.

Sin embargo, Miami entrará a ser sede de la Fórmula 1 en 2022 y el costo de su canon está por debajo de Abu Dabi y Singapur, que son las que más dinero desembolsan.

La Revista Forbes señala que durante los 10 años que pactó Miami como sede el valor del canon irá aumentando de manera progresiva. En el primer año pagará 31.5 millones de dólares y en el décimo, 48.9.

José Clopatofsky, Director de la Revista Motor y editor de automotores de El Tiempo, considera que a Barranquilla el canon podría costarle entre 40 y 50 millones de dólares.

A ese monto hay que sumarle los costos operativos del circuito, que incluyen los seguros, utensilios, barreras, gradas y staff, y que según Forbes cuestan unos 57.5 millones de dólares por año (unos $228.000 millones).

Es decir, que sumados el precio operativo y de canon, Barranquilla tendría que invertir unos 100 millones de dólares por año para albergar una carrera en la máxima esfera del automovilismo. Y a eso todavía habría que incluirles los costos de adecuación de las carreteras, que deben ser óptimas para los carros de velocidad.

En su intervención, Pumarejo argumentó los beneficios que se obtendrían por acoger un Gran Premio en la ‘Arenosa’. El estimado es que unas 320 mil personas en promedio acudan a las competencias, que se realizan en un fin de semana.

“Hay 22 ciudades en el mundo que pueden decir que tienen un circuito de la Fórmula 1. Entran 60 mil turistas internacionales en un lapso promedio de 10 días. Eso es casi que duplicar el número de visitantes internacionales que vienen al Atlántico en tres días y en un solo evento. A esos circuitos asisten 320 mil espectadores en tres días; gastan en promedio 600 dólares al día y viajan desde más de 100 países”, explicó el alcalde de Barranquilla.

Sin embargo, ese sería un escenario ideal, como señala José Clopatofsky en un artículo en El Tiempo. La realidad, dice, es que ni en las ciudades con mayor afición al automovilismo y atractivos turísticos consiguen movilizar esa cantidad de personas.

“Es una cifra que muy rara vez cumplen los grandes autódromos en países donde hay afición y tradición centenarias, además de verdaderos atractivos turísticos o culturales adicionales que motiven la visita de extranjeros”, señala el experto.

Tal vez la solución sea conseguir una mano privada con la capacidad de subsidiar gran parte de esos gastos y emular la fórmula de Miami, que cuenta con el apoyo del dueño del Hard Rock Stadium, Stephen Ross. También el GP de México tiene como subsidiario al magnate Carlos Slim y otros países requieren del poder económico de sus gobiernos para evitar pérdidas.

Solo el tiempo demostrará si el proyecto de Barranquilla se construye sobre bases sólidas y Colombia se unirá a Brasil y México como tercer país latino sede de la Fórmula 1, o si esta se sumará a la lista de los grandes eventos deportivos con los que el país soñó y no pudo cumplir, como el del Mundial de 1986.

  NOTICIAS RECOMENDADAS