Eliud Kipchoge, primer atleta que logra una maratón en menos de dos horas

12 de octubre de 2019 07:20 AM
Eliud Kipchoge, primer atleta que logra una maratón en menos de dos horas
Eliud Kipchoge se convirtió en la primera persona del mundo en correr un maratón en menos de dos horas. // AP

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El keniano Eliud Kipchoge, de 34 años, ha entrado en el olimpo tras la proeza de correr por primera vez un maratón en menos de dos horas. La marca (1h59:40) destroza una de las barreras más legendarias de la resistencia humana.

Sin embargo, este récord no será oficial ya que no se cumplen las condiciones de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF).

Kipchoge corrió detrás de un vehículo que le iba marcando el ritmo para batir el muro de las dos horas y rodeado por siete ‘liebres’ en formación de flecha para protegerlo del viento.

Eliud Kipchoge, primer atleta que logra una maratón en menos de dos horas

Corredores que se fueron turnando a lo largo de toda la carrera para darle apoyo a Eliud. // EFE

Esos siete corredores formaban parte de un equipo de 41 atletas de primer nivel que se fueron turnando a lo largo de toda la carrera para darle apoyo.

Las liebres eran una selección de atletas de primer rango, como los tres hermanos noruegos Ingebrigtsen -Henrik, Filip y Jakob- el etíope Selemon Barega, reciente subcampeón del mundo de los 5.000 metros, o los estadounidenses Bernard Lagat y Paul Chelimo.

También contó con un avituallamiento en movimiento y un circuito completamente llano y adaptado, incluso con partes recién asfaltadas para evitar irregularidades.

Este tipo de ayudas no están permitidas bajo las reglas de la IAAF, aunque la marca de Eliud Kipchoge quedará en la historia del atletismo.

Habla Kipchoge

Eliud Kipchoge dijo que se sintió cómodo y confiado desde el principio en que iba a ser el primero en correr un maratón en menos de dos horas.

“Desde los primeros kilómetros estuve realmente cómodo. He estado entrenando para esto los pasados meses. He puesto mi cabeza y mi corazón en correr el maratón en menos de dos horas para hacer historia y enviar un mensaje a todo el mundo de que ningún humano tiene límites”, agregó.

Eliud Kipchoge, primer atleta que logra una maratón en menos de dos horas

Eliud Kipchoge celebrando su hazaña. // EFE

El fondista, con su habitual forma de hablar reflexiva y pausada, dijo que mantuvo la calma y se concentró en mantener el ritmo desde el inicio.

“Mi mente estaba concentrada en correr por debajo de las dos horas. No era un 50/50 sino un 90 % (de confianza)”, aseguró.

Sin embargo, Kipchoge reconoció que sintió una “gran presión” horas antes del inicio del desafío debido a las llamadas de ánimo que recibió de personalidades de primer nivel, como el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatt.

Kipchoge reiteró que romper la barrera de las dos horas envía el mensaje de que el ser humano no tiene límites y espera que este hito sea una inspiración y una fuente de esperanza para todo el mundo.

Nadie sabe qué próximo reto abordará este fondista de apenas 1,67 metros y 57 kilos, pero lo que sí que está claro es que volverá a poner a prueba los límites del cuerpo humano.

Kenia convulsiona

Tras la hazaña de Kipchoge, arrancó una inimaginable fiesta en las calles de Kenia.

A tan solo 25 kilómetros del campamento de entrenamiento de Kaptagat, miles de kenianos se aglomeraron al aire libre frente a una pantalla gigante a fin de acompañar con la mirada a su idolatrado héroe.

“Todos los kenianos están muy entusiasmados con que Eliud logre lo que ningún otro humano ha hecho antes”, declaró al medio keniano CitizenTV la mujer de Kipchoge, Grace Sugutt, por primera vez siguiendo en vivo desde Viena una de sus carreras y convirtiéndose en la primera persona a quien el actual récord mundial de maratón (2h01:39) abrazó nada más cruzar la meta.

Lejos de Europa, en el corazón de Nairobi, cientos de personas -sobre todo de la etnia kalenjin, a la que al igual que Kipchoge pertenecen algunos de los mejores atletas del mundo- corearon cánticos de victoria y danzaron con alegría poco después de ver retransmitido su logro.

Eliud Kipchoge, primer atleta que logra una maratón en menos de dos horas

Seguidores del Eliud en Nairobi. // EFE

“La gente está llorando”, detalló de forma anónima un keniano a través de su cuenta de Twitter, “gracias Eliud Kipchoge por situar a Kenia como un lugar de esperanza donde los sueños se cumplen. Se ha hecho historia”.

Por su parte, el presidente keniano, Uhuru Kenyatta, se sumó al furor general, reconoció que se había hecho historia y añadió que su país se siente “orgulloso” de su hazaña.

“Tu victoria de hoy inspirará a decenas de futuras generaciones a soñar en grande y aspirar a la grandeza”, sentenció Kenyatta vía Twitter.

Su historia

Lo que hace único a Kipchoge es la confluencia entre una capacidad física para correr a una velocidad alta durante mucho tiempo junto a una fortaleza mental extraordinaria.

Su nombre ya está en el atar de los grandes fondistas de la historia, como Emil Zatopek, Abebe Bikila, Haile Gebrselassie o Henry Rono.

El idilio del corredor keniano con el maratón no viene de muy lejos. De hecho, sus primeros cuarenta y dos kilómetros en competición fueron en 2013, cuando ganó en Hamburgo (Alemania).

Antes, sus mayores éxitos habían sido un bronce en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 en 5.000 metros y dos platas en el Mundial de 2007 de Osaka y los Juegos de Pekín 2008, también en la misma distancia.

El récord mundial en Berlín del año pasado había sido hasta ahora la cima de la trayectoria deportiva de Kipchoge, un atleta que no renuncia a sus orígenes de niño sin recursos.

Sigue viviendo en Kenia y no hace ostentación alguna del dinero que gana con sus victorias en todas las pruebas internacionales. En algunas ocasiones ha asegurado que lo único que necesita para ser feliz es una zapatillas deportivas y tiempo para correr.

Para algunos de su amigos su fortaleza mental proviene de su infancia. Su madre, una profesora, lo crió sola porque enviudó cuando Eliud era muy pequeño. Era el menor de cuatro hermanos. Ella alentó su amor por el deporte porque veía que era feliz corriendo.

Comenzó a correr por necesidad, para ir al colegio, y después ayudaba en tareas casera, como vender leche y otros productos en el mercado.

Esa infancia llena de esfuerzos y carencias le ha legado unos valores y un carácter reflexivo que le hacen tener los pies sobre la tierra.

Uno de sus refugios es la lectura y, como ha confesado en alguna ocasión, leer a Aristóteles y manuales de autoayuda le permite encontrar equilibrio mental.

Divide su tiempo entre su casa en Eldoret, Kenia, donde vive con su esposa y sus tres hijos, y su campamento de entrenamiento en las colinas de Kaptagat. Allí es uno más y hace turno como cualquier otro de los deportistas para limpiar las instalaciones.

Esta era la segunda ocasión en que Kipchoge ha intentado ser el primero en correr un maratón por debajo de las dos horas.

Hace dos años, el 5 de mayo de 2017 en el circuito italiano de Monza, Kipchoge ya corrió el maratón más rápido de la historia, culminando con una marca no homologable de 2h.00:25.

Ese récord tampoco contabilizó para la IAAF por las ayudas externas que recibió durante la carrera, como el apoyo de vehículos cortavientos y un avituallamiento a medida.

Conocido por su perseverancia y su fuerza de voluntad, su rutina es monástica: se levanta cada día a las 5.45 de la mañana y corre cada semana 220 kilómetros.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Deportes

DE INTERÉS