Fútbol


5 conflictos que llevaron a la renuncia de Bartomeu en Barcelona

Tras seis años como presidente del equipo catalán, el directivo presentó su carta de dimisión para evitar una votación en la que los socios del club buscaban sacarlo del cargo.

GABRIEL JAIME GARCÍA GARCÍA

27 de octubre de 2020 04:10 PM

Las aguas en Barcelona continúan agitadas. Tras una crisis en los últimos meses, el presidente del club, Josep Maria Bartomeu, renunció a su cargo según anuncian medios españoles en la tarde de este martes 27 de octubre.

El directivo habría tomado la decisión luego de que la Generalitat de Cataluña diera luz verde a la moción de censura con la que la oposición buscaba expulsarlo de la presidencia.

La renuncia de Bartomeu como presidente de Barcelona es el fin de un ciclo cargado de grandes altibajos desde lo directivo y que en los últimos años se trasladó a lo deportivo.

Bartomeu asumió la presidencia en 2014 tras la renuncia de Sandro Rosell, del que era vicepresidente. Desde ese momento tuvo que lidiar con grandes problemas, como la sanción de la FIFA de no poder fichar por dos mercados debido a incumplimientos en el reglamento de transferencias.

Antes de que entrara en vigencia el castigo, Bartomeu realizó la mayor inversión en la historia del club para ese momento, con 157 millones de euros en el fichaje de ocho jugadores, además de la contratación de Luis Enrique como técnico.

En 2015 fue ratificado en el cargo y ese año obtuvo sus mayores triunfos deportivos con el equipo, que volvió a ganar el triplete de títulos – Champions League, Copa del Rey, Liga española – de la mano de Luis Enrique.

En los próximos años el presidente careció de empatía con gran parte del entorno de Barcelona, lo que sumado a los fracasos deportivos en Champions League y la complicada gestión de la plantilla, llevó a que se iniciara un proceso para convocar al voto de censura.

A continuación cinco conflictos que llevaron a la dimisión de Josep Maria Bartomeu.

1. Fracasos deportivos. Aunque desde que asumió como presidente de Barcelona solo en 2020 el equipo finalizó una temporada sin sumar títulos, al presidente le pesaron los continuos fracasos en la Champions League, certamen en el que su eterno rival, el Real Madrid, se coronó campeón en tres campañas continuas.

En 2018, el equipo blaugrana sufrió su primer gran revés en los cuartos de final ante la Roma, en el que el partido de vuelta cayó 3-0 y perdió la ventaja del 4-1 que obtuvo en casa en el duelo de ida.

A pesar del duro tropiezo, Bartomeu mantuvo en el cargo al técnico Ernesto Valverde, que en 2019 volvió a sufrir una remontada todavía más dolorosa ante Liverpool. Los catalanes ganaron 3-0 el primer partido y cayeron en el segundo por 4-0.

Bartomeu volvió a ratificar su apoyo a Valverde, pero finalmente lo cesó en enero de 2020, algo que no cayó bien en la mayoría de los jugadores del equipo, que respaldaban al técnico.

En lugar de Valverde, Bartomeu nombró a Quique Setién, entrenador que no pudo cambiar el mal rumbo del equipo y finalizó la temporada sin títulos y con la mayor humillación europea de Barcelona en Europa tras caer en cuartos ante Bayern Múnich por 8-2.

Todos estos malos resultados fueron socavando la imagen del directivo, al que responsabilizaron de ser incapaz de encontrar los relevos a salidas de jugadores como Xavi Hernández, Andrés Iniesta o Neymar.

2. Campaña contra jugadores. En febrero de 2020 medios españoles destaparon un escándalo al que llamaron Barçagate y que consistía en una campaña de difamación hacia algunos jugadores y miembros del club, opositores al presidente. Además, en la campaña se usaban cuentas de redes sociales para exaltar la imagen de Bartomeu, según las denuncias. Esta campaña habría sido liderada por la junta directiva, que contrató a un empresa para hacer las supuestas movidas del presidente.

3. Fracasos con fichajes y salida de Neymar. Las salidas de jugadores como Xavi Hernández o Andrés Iniesta pusieron a las directivas el reto de encontrar reemplazos que le permitieran al club mantener en la cima del fútbol español y europeo. Y aunque Bartomeu realizó altas inversiones, los fichajes no surtieron el resultado esperado y Barcelona fue perdiendo el protagonismo.

Aleix Vidal, Arda Turán, Philippe Coutinho – en su primer ciclo -, Dembelé, Malcom, son algunos de los fichajes que no rindieron lo esperado en la escuadra blaugrana.

Además, a Bartomeu se le reprocha por permitir la salida de Neymar con destino al París Saint Germain y el no lograr su regreso para la temporada 2019-2020, en la que el brasileño quería retornar.

Jugadores como Lionel Messi reclamaron por la imposibilidad de la directiva de armar un proyecto ganador y capaz de pelear por la Champions League.

4. Déficit financiero. Los altos fichajes, salarios elevados de jugadores y la reciente crisis provocada por la pandemia llevaron a que Bartomeu fuera resistido por los balances financieros de Barcelona.

El club invirtió en jugadores con el objetivo de encontrar reemplazo a la figuras que se marcharon, pero no pudo cuadrar caja con la venta de otros jugadores, lo que llevó a que la institución sufriera este último año por sanar sus cuentas.

Salidas de futbolistas como Ivan Rakitic o Luis Suárez se gestionaron con el objetivo de reducir la masa salarial.

5. Enemistad con Messi y Piqué. Si algo terminó por hundir la imagen de Bartomeu en el entorno barcelonista fue su desencuentro con la estrella Lionel Messi y con Gerard Piqué, uno de los líderes del vestuario. El argentino, al que achacan de tener mucho poder en el club, fue uno de los objetivos de la campaña de desprestigio dirigida desde la presidencia, según las denuncias en medios españoles.

Messi responsabilizó a Bartomeu también por no reforzar debidamente al equipo para mantenerlo competitivo y en el último mercado de fichajes estuvo a punto de marcharse de Barcelona porque, según también periodistas españoles, su relación con el presidente era insostenible.

Tras no conseguir irse a otro club, Messi dijo que lo retuvieron porque para salir tendría que haber ido a un juicio con Barcelona y lanzó nuevos dardos contra Bartomeu.

También Piqué, un día antes del clásico que perdieron contra el Real Madrid el 24 de octubre, recordó el escándalo del Barçagate y lanzó declaraciones en contra de las directivas.

Todos estos líos fueron debilitando la presidencia de Josep Maria Bartomeu que, tras no conseguir frenar las votaciones para la moción de censura, decidió dar un paso al costado.

TEMAS