Arroyo de Piedra le apuesta al fútbol profesional

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los niños de Arroyo de Piedra, corregimiento de Cartagena, tienen una oportunidad para mostrar su talento en el fútbol, deporte que les apasiona y llevan en el corazón.

En el Mundialito de Fútbol Menor que se realiza por estos días en Cartagena, el equipo Arroyo de Piedra se emplea a fondo para divertirse, recrearse y, además, para sacar buenos resultados en el terreno de juego.

Este plantel hace parte de un proyecto, liderado por Comfenalco. Cristian Puerta, psicólogo deportivo de la Unidad de Servicios de Comfenalco Cartagena, afirmó que “el proyecto se llama Jornada Escolar Complementaria, amparado con la Ley 189 y desde el 2006 las instituciones educativas públicas de estratos 1 y 2 son favorecidas por este tipo de programas”.

Asegura que Comfenalco tiene asentamientos de escuelas de fútbol también en Puerto Rey y Tierra Baja con la intención de “darle participación a muchachos de los corregimientos que hoy en día compiten en un evento con muchos atractivos como lo es este Mundialito”.

Agrega que el único compromiso de Comfenalco con esta causa es “seguir aportando desde la metodología del deporte para que los niños logren tener un proyecto de vida sostenible a través del fútbol”.

Erson Villadiego, instructor de educación física de Comfenalco, sostuvo que “desde hace dos años se inició el proyecto con los menores de Arroyo de Piedra. De esta forma los niños aprovechan el tiempo libre con actividades lúdicas y en este caso deportivas. Hemos conocido muchos talentos que tienen entre 10 y 12 años”.

Villadiego recalca que el proyecto ha generado un gran impacto en la población de Arroyo de Piedra. “Reciben el apoyo total de Comfenalco con su equipo de instructores, infraestructura y todo lo relacionado con el fútbol. Se hizo una selección de estos niños y tuvimos en cuenta sus condiciones físicas y cualidades para que hicieran parte de este Mundialito”.

Estos 16 chicos de Arroyo de Piedra viven días felices en este Mundialito, que se convierte en la mejor experiencia deportiva en sus vidas hasta este momento. Tienen un gran futuro, con disciplina, sacrificio y mucha dedicación es posible que muchos de ellos puedan lograr el sueño de llegar al fútbol profesional.

Yéiner Andrés Herrera Alvarado tiene 11 años y es uno de los jugadores de Arroyo de Piedra que juega para Comfenalco pensando en tener un mejor mañana.

Se desempeña como delantero. “Soy rápido y goleador, he marcado muchos goles”, dice Yéiner, quien estudia en la Institución Educativa de Arroyo de Piedra y cursará primero de bachillerato el próximo año.

Es hijo de Samuel Herrera, quien se gana la vida pintando paredes, y de Rocío Alvarado, empleada doméstica.

“Quiero mostrarme en el Mundialito, dar a conocer mis cualidades; deseo ser futbolista profesional, jugar en el Barcelona, admiro mucho a Lionel Messi”, agrega.

Sus sueños comienzan a rodar, sabe que falta mucho camino por recorrer, pero lo hará con mucha disciplina.

Yéiner, rápido y goleador

Kéider Noriega Núñez tiene 10 años. Es otro de los aportes de Arroyo de Piedra en este plantel.

Es delantero, posición en la que intenta aportar un buen juego ofensivo que favorezca a su equipo. “Yo las meto, me la ponen ahí y la mando adentro”, dice con firmeza. El próximo año hará 1° de bachillerato en la Institución Educativa Arroyo de Piedra. Es hijo de Jairo Noriega, quien tiene como empleo el mototaxismo, y de María Helena Rodríguez, ama de casa. Admira a Lionel Messi y su equipo favorito es Barcelona. “Yo quiero jugar siempre fútbol, me divierto bastante con el balón, lo disfruto mucho”, dice. Asegura que es un líder en la cancha y que le gusta alentar al equipo. “Yo soy ganador, no me gusta perder”, remata.

Kéider, muy talentoso
Will Anderson Arzuza Gómez juega en el medio campo y es otro de los talentos que tiene el equipo Arroyo de Piedra (Comfenalco). “Tengo buena pegada, pongo buenos balones, ayudo a organizar el juego en la mitad y también me gusta recuperarlos”, asegura. Es hijo de Wilson, odontólogo de profesión, y de María Victoria, ama de casa. Sueña con llegar algún día al profesionalismo, pero sabe que no será fácil, pues se requiere de mucho sacrificio y dedicación. “Quiero jugar en el Real Madrid. Admiro a Cristiano Ronaldo, práctico fútbol desde hace un año, amo lo que hago”, recalca. Will, de 10 años, tiene el firme compromiso de dar lo mejor de sí en este Mundialito. “Este es el primer paso en mi carrera, quiero cumplir mis metas”, finaliza.
Will, con mucha claridad

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Fútbol

DE INTERÉS